Cómo decirle adiós al vello enquistado

No caigas en la tentación de utilizar las pinzas para desenterrar los vellos enquistados ya que, si no lo hacemos de manera adecuada, es probable que se nos infecten

Muchas daríamos lo que fuera por que el vello de determinadas partes de nuestro cuerpo no volviera a salir y la piel mantuviera lisa y hermosa. Sin embargo, siempre es necesario recurrir a algún método de depilación que pueda ayudar a eliminar los pelitos y, de paso, darle una mejor apariencia a la dermis. El problema de la mayoría de estos métodos es que pueden provocar irritaciones y el molesto vello enquistado. ¿Quieres conocer algunos trucos para evitarlos? ¡sigue leyendo!

¿Por qué se produce el vello enquistado?

Para que el vello salga al exterior debe romper la fina capa de la piel que hay sobre el folículo piloso. Sin embargo, en ocasiones esto no ocurre así. Algunas de las razones pueden ser que el vello sea muy fino o que la piel sea demasiado gruesa. Cuando el pelito no logra salir a la superficie se queda creciendo por debajo y siguiendo una dirección opuesta a su línea de crecimiento natural. Es justo allí donde aparece lo que la mayoría de nosotros conocemos como vello enquistado.

Elige un método de depilación adecuado

Eliminar los vellos enquistados no es una tarea fácil y hacerlo de manera incorrecta puede ser doloroso. La depilación con cera y aquellas técnicas que impliquen un tirón de la piel están relacionadas con diferentes problemas dermatológicos, incluyendo los vellos enquistados.

Es cierto que son técnicas muy efectivas y rápidas, sin embargo, lo mejor es buscar otra alternativa cuando los vellos enquistados se vuelven un problema. Opta por utilizar métodos de depilación como cuchillas o uso de cremas depilatorias. Estas son menos agresivas con la piel y disminuyen el riesgo de los vellos enquistados. Por supuesto, puedes barajar también la opción de la depilación láser.

Depilacion

Trucos para que la depilación sea más efectiva

1. Exfoliación regular

Una de las claves para evitar y combatir los vellos enquistados es hacerse una exfoliación regular que facilite la eliminación de células muertas que se acumulan en la piel y que bloquean el folículo. Puedes utilizar un producto comercial, uno con ingredientes naturales o un guante de crin siguiendo movimientos circulares y ascendentes. Lo ideal es repetir este tratamiento dos o tres veces por semana .

No olvides leer: Cómo hacerte tus exfoliaciones naturales y originales

2. Hidratación diaria

Así evitamos que la piel se reseque y empiece a sufrir de algunos problemas cutáneos comunes. Si tienes piel es seca es más probable que los vellos se queden enterrados ya que no podrán salir al exterior por el “grosor” de la piel.

 

3. Agua caliente

Este truco es válido para antes de iniciar la depilación, ya que ayuda a abrir el poro y la depilación es más efectiva. Si el vello ya está enterrado, otra opción es aplicarse compresas o paños de agua caliente para ablandar la piel y ayudar a que el vello se acerque a la superficie.

4. Cebolla frita

Si el vello ya está enquistado y te preocupa el grano que va formando en la piel, sofríe un poco de cebolla y aplícala un poco caliente sobre la zona afectada. Lo que se busca conseguir con este tratamiento es que el grano explote y así libere el vello que está enquistado.

No olvides leer: 10 beneficios poco conocidos de la cebolla

5. Evita utilizar pinzas

Cuando el vello no logra salir rápido a la superficie a pesar de los esfuerzos es probable que nos dé la tentación de utilizar algún tipo de pinza para tratar de sacarlo. Esta es una práctica muy peligrosa ya que, cuando no se hace de manera adecuada, puede acabar en una infección o un problema que más tarde dejará cicatrices.

Si por alguna razón lo hiciste y te preocupa alguna infección, recurre al ácido glicoico para desinfectar y cicatrizar el poro. Si te fue inevitable la infección, recurre a un dermatólogo cuanto antes.

6. Utiliza un medicamento para el acné

Por lo general, los vellos encarnados son similares a un grano de acné, en especial cuando se van formando con pus. Otra forma de deshacerse de ellos es aplicándose un medicamento para el acné como, por ejemplo, el peróxido de benzoilo o el ácido salicílico.

Este tipo de remedios, complementado con una exfoliación, puede ser más que suficiente para eliminar este problema, ya que disminuye la inflamación y esto da más lugar para que el vello pase a la superficie sin problema.