Decoración con accesorios de colores vibrantes

Maite Córdova 14 julio, 2018
Si estás pensando cuáles pueden ser las mejores ideas para decorar un ambiente con colores vibrantes, no puedes perderte algunos consejos que te daremos a continuación.

Cuando pensamos en colores vibrantes, a menudo, nos sentimos intimidados puesto que los asociamos directamente con un arcoíris o un carnaval. Lo cierto es que estos colores no tienen por qué venir juntos ni tampoco de forma exagerada. De hecho, pueden brindar un resultado muy elegante según se emplee.

En el reino animal, los colores vibrantes son una señal de alarma, ya que indican que puede ser peligroso. De tal forma que, al ver un animal con un aspecto brillante, sabremos que esconde un peligro. Por otra parte, el color también ayuda a las especies en lo que respecta a la reproducción; como es el caso del pavo real macho; que exhibe un plumaje mucho más colorido que el de la hembra con la finalidad de atraerla.

En el ámbito de la decoración, recurrimos a los colores vibrantes para dar vitalidad a los espacios. En otras palabras, suponen una forma de expresión del buen humor, y la alegría. Además, brindan cierto aire de desenfado que hace que las personas se sientan juveniles, originales y creativas.

Los colores vibrantes más populares

Hay colores que resultan mucho más populares en la decoración que otros, sencillamente por su relación con la naturaleza. Por ello, los azules y los verdes son colores que las personas tienden a buscar e incluir en sus vidas. Resultan llamativos, agradables, energizantes y, por supuesto, fáciles de introducir en un ambiente armonioso.

Si bien se considera que los colores primarios son los principales exponentes de la alegría y la vitalidad, hay tonalidades brillantes que, con el tiempo, han adquirido cada vez más popularidad tanto en espacios interiores como exteriores. Tal es el caso del color turquesa, el fucsia, el púrpura, y ciertos tonos de amarillo y naranja.

También puedes leer: ¿Quieres darle vida a tu hogar? ¡Decora con flores!

Decorar con colores vibrantes

Haz de los colores vibrantes, tus aliados para decorar tu hogar.

Ciertamente, los colores vibrantes brindan un amplio margen de improvisación. Sin embargo, la amplitud del margen no implica que tenga que hacerse un uso excesivo de los mismos. Podemos ser divertidos y ofrecer un buen contraste incluso con pequeños detalles. La cuestión está en tener una estrategia y hacerla evidente. Hemos de ser consecuentes con lo que queremos para lograr un buen resultado.

¿Monocromático o policromático?

A la hora de decorar con colores vibrantes, es necesario salir del esquema de asociación que mencionamos anteriormente; del carnaval y el arcoíris. Lo primero que debemos preguntarnos es el tipo de decoración que queremos conseguir y cuántos colores queremos incorporar. En caso de que queramos usar un solo color vibrante, debemos saber que el resultado no dejará de ser menos alegre y original.

Por ejemplo, si el espacio del cual disponemos es muy simple (tanto en su estructura como en el mobiliario), podemos incorporar el color para darle la vitalidad que necesita. En la siguiente imagen se puede apreciar cómo se empleó el color azul para incorporar un diseño atractivo y alegre, sin dejar de ser elegante. De igual modo, el color aporta estructura y sirve como elemento de cohesión. 

No tengas miedo a decorar con colores vibrantes

¿Folclórico o moderno?

Otra de las preguntas que debemos hacernos a la hora de decorar con colores vibrantes es hacia qué estilo nos gustaría decantarnos. Por una parte, tenemos el arte folclórico, que ofrece colorido y familiaridad al ambiente. Y por otro, tenemos la variante moderna, que por lo general se orienta hacia piezas unicolor y diseños geométricos.

La decoración con colores vibrantes de estilo folclórica es muy común en los países latinoamericanos, desde México hasta Argentina. No solo supone una tradición, sino también, una forma de liberar la mente del presente, de la cotidianidad. De hecho, en los países caribeños la decoración policromática tradicional es muy recurrente tanto en hogares como en las ‘casas de playa‘.

Lee también: Decoración de interiores al estilo tropical: todo lo que debes saber

La decoración moderna, en cambio, ofrece otro tipo de colorido y, a pesar de que es más fría que la folclórica, no deja de ser acogedora. Por ejemplo, a una habitación con tendencia al minimalismo, cuyas paredes sean blancas, se le pueden incorporar varios toques de color: un sofá verde manzana, una lámpara de pie color fucsia y algunos accesorios en azul turquesa. De esta manera, traemos vitalidad a la habitación sin recargarla. 

Lo importante a la hora de decorar con colores, es tener clara la estrategia y no ser demasiado estrictos con el margen de improvisación. No debemos tener miedo a perder la elegancia. Solo hace falta querer añadir contraste y energía a un espacio. ¡Hay que animarse a hacer pruebas hasta encontrar la idea que realmente nos encanta!

Te puede gustar