Cómo decorar los platos con flores, brotes y semillas

Más allá de darles un aspecto vistoso y decorar los platos, al añadir semillas, flores y germinados estamos incluyendo, casi de manera imperceptible, un extra de nutrientes en nuestra dieta

Aunque ya han pasado las fechas de celebraciones, nunca es mal momento para elaborar recetas suculentas.

Te proponemos decorar los platos para que sorprendas a los comensales con ingredientes naturales y muy saludables. De este modo conseguirás un menú nutritivo y atractivo sin añadir calorías de más.

En este artículo te mostramos cómo puedes decorar los platos con flores, brotes germinados y semillas. 

Decorar los platos para sumar nutrientes

Decorar los platos para sumar nutrientes

Cuando preparamos comidas especiales solemos recurrir a ingredientes diferentes para deleitar a nuestros invitados.

A veces son alimentos bastante caros y, en muchas ocasiones, muy calóricos o poco saludables.

En esta ocasión vamos a presentar algunos alimentos menos habituales pero sorprendentes.

estos no solo destacan desde un punto de vista visual, sino que también son ricos en nutrientes, vitaminas y minerales imprescindibles para una buena salud. 

Otra gran ventaja de estos alimentos es que los podemos cultivar de manera sencilla en un pequeño huerto o incluso en un piso, en macetas.

A continuación detallamos cuáles son estos sorprendentes ingredientes para decorar los platos de manera festiva. Algunos los conocerás, pero quizás no sabías que son comestibles.

¡Descúbrelos!

Lee también: ¿Tienes fatiga? Quizás te falten estos nutrientes

Flores comestibles

Flores comestibles

¿Sabías que hay muchas flores que se pueden comer? Además de dar un aspecto muy bonito y atractivo a los platos, las flores esconden muchas propiedades medicinales.

Puedes usarlas para dar un toque de color a las ensaladas o aperitivos, no sin recordar a los comensales que son comestibles.

Algunas de las flores que podemos comer son las siguientes:

  • Borraja: Las flores de la borraja, que crece de manera silvestre en muchos lugares, tiene un color azul claro y un aspecto velloso. Su sabor es parecido al del pepino.
  • Caléndula: La flor de la caléndula es habitual en los remedios curativos para pieles sensibles o irritadas, así como para calmar picaduras.

Su precioso color anaranjado la convierte en un ingrediente ideal para nuestras ensaladas, tanto si las añadimos enteras como si separamos los pétalos. Su sabor es un poco picante y amargo.

  • Rosa: La rosa es una flor comestible que da un sabor perfumado y áspero a los postres y bebidas.
  • Clavel: Las delicadas y hermosas flores del clavel, con un sabor dulce y perfumado, son ideales para aperitivos con un toque exótico, para bebidas y para acompañar postres.
  • Calabaza: La flor de la calabaza, de pétalos tiernos y amarillos, es excelente para rellenarla con algún paté o crema.

Debemos retirar los estambres y elaborar este aperitivo con cuidado de no romperlas. Su sabor es similar a la calabaza.

  • Diente de león: Del diente de león se aprovecha toda la planta, ya que tiene muchas propiedades depurativas para el organismo. Su característica flor amarilla crece con facilidad en los campos.

Debemos tener en cuenta que si compramos estas flores pueden contener pesticidas u otros productos para embellecerlas, ya que no suelen venderse para el consumo.

Lo más recomendable es cultivarlas en casa de manera natural.

Brotes preparados en casa

Brotes preparados en casa

Los brotes son las semillas en una etapa inicial de germinación, cuando la planta empieza a surgir gracias a la humedad y el calor.

En esa fase, el germinado es rico en nutrientes con la capacidad de enriquecer cualquier receta.

Podemos comprarlos ya preparados en dietéticas y algunos supermercados, o bien elaborarlos en casa, con semillas de girasol, de alfalfa, de brócoli, de garbanzo, de lenteja, de rabanito, etc.

Deberemos introducirlas en un bote de cristal y humedecerlas dos veces al día pero sin dejar agua, ya que se podrían pudrir.

Repetiremos estos pasos cada día hasta que veamos cómo brota. Según la temperatura el proceso será más rápido o más lento.

Visita este artículo: Descubre los grandes beneficios de la sopa de brócoli

Semillas supernutritivas

Las semillas sin germinar también son un alimento supernutritivo que podemos añadir a ensaladas, cremas, sopas, canapés, etc.

Son ricas en vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y fibra.

Algunas de las más habituales en la cocina son las de girasol, de calabaza, de lino, de sésamo (dorado o negro) o de chía.

Podemos tomarlas crudas o bien tostarlas en la sartén o al horno para potenciar su sabor.

No obstante, recomendamos no comerlas fritas, ya que pierden la mayor parte de sus nutrientes y son mucho más calóricas.

También deberíamos evitar las que contienen demasiada sal.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar