Deja de llenar tu vida de personas vacías

Raquel Lemos Rodríguez · 31 enero, 2019
Si no eres capaz de encontrar la felicidad dentro de ti estarás buscando continuamente fuera y llenarás tu vida de personas vacías que, según se vayan, se llevarán el bienestar que te trajeron.

Personas vacías hay en todas partes, no obstante es nuestra la elección introducirlas en nuestra vida o no. Pues, nosotros elegimos a quién tener a nuestro lado. Estas elecciones ilustran muchas veces el equilibrio o la desestabilización que hay dentro de nosotros.

En algún momento todos hemos sentido un vacío inexplicable en nuestro interior que hemos creído correcto llenar con algo exterior. De esa manera, nos atamos a personas vacías que no hacían más que acrecentar esa terrible sensación.

En este artículo ahondamos en el tema. ¡Sigue leyendo!

Personas vacías que nos dejan sin nada

Personas vacías

Las personas vacías se caracterizan porque no nos aportan nada. Es decir, perdemos nuestro tiempo y nuestro esfuerzo en alguien que no nos va a dar lo que estamos buscando.

En vez de eso, sufrimos un desgaste, acrecentamos ese vacío interior del que no nos atrevemos a indagar el origen.

Podemos agregar parches (personas vacías) con los que nos sentimos bien durante un tiempo. Sin embargo, tarde o temprano, sale a la luz la verdadera realidad.

Empezamos a pensar en por qué solo llegan a nuestra vida personas insustanciales, que nos hacen daño, que no cubren ese vacío que nosotros tenemos tanta ansiedad por llenar.

Sin darnos cuenta, proyectamos en el otro nuestra necesidad. Es por ello que llegan a nuestra vida personas vacías; para decirnos «tú tienes un vacío que solo tú puedes llenar».

Sin embargo, ser conscientes de esto es difícil porque nos negamos a admitir que somos nosotros quienes atraemos una y otra vez a un mismo patrón de personas.

Esto no es casualidad, ¡nos quiere decir algo!

Al no prestar atención, nuestra vida sigue transcurriendo y continúan llegando el mismo tipo de personas. Esto ocurrirá hasta que nos demos cuenta de que hay algo que tenemos que solucionar.

Te recomendamos leer: ¿qué es la ley del espejo? Todo lo que deberías saber

Solo tú puedes llenar el vacío que te domina

Solo tú puedes llenar el vacío que te domina

¿Dónde está la solución? ¿Cómo evitar que personas vacías sigan llegando a tu vida? Debes curar esa herida, que quizás provenga de la infancia, y que te ha causado ese vacío que te produce una terrible desazón.

Para ello, debes dejar de buscar fuera la felicidad. Tienes que evitar depender del estado emocional de los demás.

¿Cuántas veces te has sentido desolado si alguien no te contestaba un mensaje? ¿En cuántas ocasiones has sentido que tu vida se iba con esa persona a la que jurabas amor eterno?

Soltar es algo que te aterra, justamente por ese vacío que pretendes llenar a toda costa. No obstante, todo lo que sucede a tu alrededor te está indicando que la solución la tienes solo tú.

Ese tiempo que tanto le ofreces a los demás, todo ese cariño, esa preocupación, dirígela hacia ti.

Es algo a lo que no estás acostumbrado y te resultará raro. Sin embargo, no puedes esperar que otros te den lo que necesitas. Si así lo haces, te encontrarás con decepciones y desilusiones continuas.

El camino no es fácil, pero tarde o temprano no te quedará otra que enfrentarte con ese vacío que tanto estás evitando.

Llénate de felicidad, de amor hacia ti, sin esperar que otros te lo den. Es como curar una herida. Lo tienes que hacer tú. Tienes que sanar tú porque nadie puede hacerlo por ti.

Lee también: quiero en mi vida personas que sumen, no personas que resten

Llénate de felicidad, empieza por ti

Llénate de felicidad

Antes de pensar en los demás, empieza a pensar en ti. Apuesta por ti en todos los sentidos, priorízate, no dejes de lado algo que te guste hacer por los demás.

Es el momento de que pienses solo en ti porque, si no lo haces, seguirás dependiendo de otras personas. Esto, a la larga, solo aumentará ese vacío que hay en tu interior.

Al principio te costará, pero con dedicación y esfuerzo lo conseguirás.

La sociedad nos ha inculcado que velar por nosotros y priorizarnos es egoísta. ¡Solo nos enseñan a ver por los demás, a pensar en ellos!

Sin embargo, ahora sabes que ese vacío tienes que llenarlo de amor por ti, de cariño hacia ti, de preocupación por tu persona.

No existe nadie más, solo tú.

No te niegues todo lo bueno que das a los demás. Tú te lo mereces más que nadie.

Ver también:

  • Lemos, M. A., Londoño, N. H., & Zapata, J. A. (2007). Distorsiones cognitivas en personas con dependencia emocional. Informes Psicológicos. https://doi.org/10.1093/jaarel/52.2.411-a
  • Chiclana, C. (2017). Qué esconden las personas tóxicas. El Confidencial Digital.
  • Cornelio-Nieto, J. O. (2009). Autismo infantil y neuronas en espejo. Revista de Neurologia.