7 tips imprescindibles para dejar de beber leche de vaca

Si tenemos intolerancia a la leche de vaca o no nos sienta bien es importante conocer cómo podemos obtener calcio y otros nutrientes a partir de otros alimentos para no presentar carencias

Es posible que tengas que dejar de beber leche de vaca porque no te sienta bien. Quizá tienes intolerancia o alergia a la lactosa o bien lo quieras hacer por convicciones personales.

Hay algunas cuestiones que debes saber para no sufrir carencias nutricionales y para poder seguir cocinando la recetas que incluían la leche entre sus ingredientes.

Descubre en este artículo los 7 tips fundamentales para dejar de beber leche y seguir teniendo una dieta equilibrada nutritiva sin carencias de calcio u otros nutrientes.

También te damos algunas ideas sencillas y originales para sustituir la leche en tus recetas habituales de yogures, salsas y otros platos. 

1. Prueba las bebidas vegetales

Aunque dejemos de beber leche de origen animal, hoy en día tenemos un amplio surtido de bebidas vegetales elaboradas con frutos secos, cereales y frutas. Estas son algunas de las más consumidas:

  • Coco: La leche de coco es la que más se parece a la leche de vaca en cuanto a textura, consistencia y sabor. Es muy nutritiva y remineralizante.
  • Avena: Una de las bebidas vegetales más populares, rica en fibra y muy adecuada para equilibrar el sistema nervioso y obtener energía y vitalidad.
  • Arroz: De sabor suave y con un toque dulce, la bebida de arroz es adecuada para quienes tienen un sistema digestivo sensible o buscan una leche de sabor neutro.
  • Almendra: Una de las bebidas más nutritivas y cremosas es la bebida de almendra, rica en calcio y en vitamina E.
  • Soja: No recomendamos consumir esta bebida, ya que no se digiere bien y puede causar trastornos hormonales. La soja deberíamos consumirla siempre fermentada.

Podemos encontrar muchas otras bebidas a base de avellana, espelta, kamut, chufa, mijo, etc.

Lee también: Cómo preparar leche de alpiste y cuáles son sus beneficios

2. Batidos sin leche

batidos de frutas

Si quieres una alternativa de desayuno o merienda a las bebidas con leche te proponemos los saludables batidos elaborados con frutas y vegetales. Conseguirás una dosis extra de vitaminas y te sentirás saciado durante horas.

Prueba, por ejemplo, este delicioso batido.

Ingredientes

  • 1 plátano bien maduro
  • 5 fresas muy maduras
  • ½ remolacha
  • 1 vaso de bebida vegetal (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Bate bien todos los ingredientes hasta conseguir una textura homogénea.
  • Si lo deseas, puedes endulzar con miel o estevia.

3. Descubre el delicioso tahín

Para quienes se preocupan por la falta de calcio que puede suponer dejar de beber leche de vaca deben saber que hay alimentos vegetales con un alto contenido en este mineral.

Uno de ellos es el sésamo, que podemos consumir de diferentes maneras: crudo, tostado, en aceite, en bebida vegetal o en crema untable, conocido como tahín, tahini o tahina.

4. Evita lo que te descalcifica

Bebidas estimulantes

Además de consumir alimentos ricos en calcio de origen vegetal también deberíamos reducir los que nos impiden la asimilación de este mineral o incluso nos roban el que tenemos ya en nuestro organismo:

5. Elabora tus propios yogures

Si eres un amante de los yogures tienes dos maneras de prepararlos con bebidas vegetales:

  • Solidificándo la bebida vegetal con el alga agar agar.
  • Dejando fermentar la bebida con probióticos (como los que se toman en suplementos) a una temperatura cálida, como harías con el yogur de leche de vaca.

Asimismo, a estos yogures también les podemos añadir frutas y frutos secos y obtener unos resultados sorprendentes y deliciosos.

Ver también: Cómo embellecer tu rostro con leche de coco

6. Condimenta con levadura de cerveza

levadura-de-cerveza

Para los platos que suelen llevar queso te recomendamos una alternativa vegetariana, libre de leche animal, que dará un toque parecido a tus recetas: la levadura de cerveza.

Este suplemento nutricional no solamente da un sabor salado y tostado similar al queso a los platos de pasta, pizza o cremas untables, sino que nos aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales.

Es un superalimento muy beneficioso para la piel, el cabello y el sistema nervioso, ya que calma estados de ansiedad y mejora el ánimo en casos de depresión.

7. Salsa bechamel de avena

Otro de los problemas más habituales en la cocina para sustituir la leche es en la elaboración de la famosa salsa bechamel. No obstante, podemos utilizar sin ningún reparo la leche de avena.

Esta bebida no solamente combina muy bien por su sabor, sino que también da la consistencia y la cremosidad adecuada a la salsa. De este modo tendremos una bechamel mucho más digestiva y saludable.

Te puede gustar