Dejar de fumar: 3 remedios sencillos para empezar el día y combatir el síndrome de abstinencia

Valeria Sabater 9 mayo, 2016
¿Sabías que la vitamina C puede convertirse en tu gran aliado para vencer el síndrome de abstinencia cuando quieres dejar de fumar? Con un poco de fuerza de voluntad lo conseguirás

Uno de los mayores problemas al que se enfrentan las personas que desean dejar de fumar es poder empezar el día sin tener que recurrir a ese necesitado cigarrillo.

Nuestro organismo, y en especial nuestro cerebro, está tan habituado a la presencia de la nicotina que, en cuanto percibe un déficit de este elemento tóxico, reacciona con una serie de síntomas que definen lo que conocemos como síndrome de abstinencia.

Hemos de tener claro que, a la hora de dejar de fumar, no a todos les sirven las mismas estrategias. Es pues necesario que encuentres aquellas técnicas que más se ajusten a tus características.

No obstante, merece la pena conocer algunos consejos sencillos con los cuales afrontar uno de los peores instantes cotidianos cuando uno desea abandonar el hábito del tabaco: las mañanas.

El síndrome de abstinencia matinal

Es un hecho muy sabido que el fumador habitual tiene sus propios momentos clave en los que le apetece (o necesita) encender un cigarro:

  • Nada más levantarse.
  • En reuniones sociales.
  • Tras las comidas.
  • Mientras se toma un café.
  • En los descansos del trabajo.
tabaco

De entre todos ellos, el que más suele costar cuando uno desea dejar de fumar es el primero, y la razón de ello se debe a lo siguiente:

Te recomendamos leer “lo que el humo del tabaco no te deja ver”

  • Tras una noche de sueño y descanso, el nivel de nicotina en sangre ha ido descendiendo. Cuando nos despertamos, el cerebro siente ese déficit y reacciona “animándonos” a que le suministremos esa “droga” a la cual se ha habituado.
  • Las neuronas necesitan de ese elemento, que aunque nocivo, no deja de ser un estimulante que habían integrado en su rutina diaria de trabajo.
  • Al no disponer de nicotina, se inicia una serie de cambios metabólicos y físicos con los que compensar esa carencia y, además, animarnos a encender de nuevo un cigarrillo.
  • Lo más común cuando se es fumador es encender uno –o varios– cigarrillos nada más abrir los ojos y antes incluso de desayunar. Algo que, sin duda, resulta muy negativo para nuestra salud.
  • Una vez nos ponemos el propósito de abandonar el hábito, debemos ser conscientes de que los peores momentos van a ser los 3 primeros días. Instantes en que nuestro cerebro nos va a reclamar esa dosis matinal de nicotina.

El primer muro que tendremos que afrontar en nuestra “prueba de resistencia” para dejar de fumar será vencer el síndrome de abstinencia matinal. Te ofrecemos tres remedios.

Dejar de fumar: 3 remedios para empezar el día

bebida para dejar de fumar

Remedio 1: agua medicinal

Esta bebida natural, desintoxicante y rica en antioxidantes nos va a permitir, por un lado, eliminar parte de esas toxinas que quedan almacenadas en nuestra sangre y aportarnos un gran nivel de vitamina C.

Ingredientes

  • 1 limón
  • 1 naranja
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo (5 g)
  • 1 cucharadita de ginseng (5 g)
  • 15 uvas
  • 1 litro de agua
  • 3 cubitos de hielo

Preparación

El sabor intenso propiciado por el limón y el jengibre resultan muy adecuados para combatir el síndrome de abstinencia. Así pues, no dudes sobre todo en encontrar los mejores ingredientes y siempre de cultivo orgánico.

  • Lo primero para preparar esta agua medicinal será obtener el jugo de la naranja y el limón. Reserva la corteza del limón. A continuación, lava la zanahoria, córtala en trocitos y procésala en la batidora.
  • Consigue una mezcla homogénea con los jugos de naranja y limón, el licuado de zanahoria, el ginseng en polvo, el jengibre y las uvas. Por último, añade ese litro de agua, incluye las peladuras de limón y los cubitos de hielo.
  • Bebe nada más levantarte.

Lee también “plan de hoy para dejar de fumar: ¿empezamos?

Remedio 2 para depurar tus pulmones

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • ½ litro de agua
  • 1 cucharadita de cúrcuma (5 g)
  • 1 trocito de raíz de jengibre (5 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Pon a hervir el medio litro de agua. Una vez haya llegado a ebullición, añade la cebolla limpia y cortada en 4 partes. Añade el jengibre, la cúrcuma en polvo y las dos cucharadas de miel.
  • A continuación, permite que se realice la decocción a lo largo de 35 o 40 minutos a fuego medio. El propósito es conseguir una bebida ligeramente espesa, tipo jarabe. 
  • Pasado ese tiempo, deja que la mezcla repose otra media hora para después, colar el contenido y quedarte con el agua medicinal. Bebe dos cucharadas cada mañana.

Descubre cuáles son los mejores alimentos para dejar de fumar

Remedio 3: infusión de raíz de regaliz

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de regaliz (10 g) (puedes encontrarla en herboristerías)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • La raíz de regaliz es antibacteriana, emoliente, expectorante y antiinflamatoria, ideal para combatir los efectos del síndrome de abstinencia.
  • Para ello, solo tendrás que calentar ese vaso de agua e infusionar la raíz de regaliz durante 20 minutos.
  • Deja reposar y endulza con miel.

Es un remedio muy efectivo y delicioso para dejar de fumar. Te invitamos a probarlo.

Te puede gustar