¿Cómo dejar la píldora?

Dejar la píldora anticonceptiva es una decisión que merece tiempo de análisis. Sus consecuencias afectan al propio cuerpo y a toda la familia si concluye en un embarazo.

En varios países las pastillas anticonceptivas están entre los tres métodos más utilizados. De hecho, se le atribuye la mayor liberación sexual en las mujeres. Su inclusión permitió un sexo más libre y seguro en la prevención de embarazos no deseados. A pesar de esto, muchas piensan en dejar la píldora.

Ya sea porque desean cambiar el método preventivo o porque se preparan para ser madres, es una consulta recurrente en los consultorios. Estar informadas de cómo realizar el proceso de abandono de pastillas es muy importante para no correr riesgos. Una visita al médico es importante, sobre todo, en casos en que se las utiliza como tratamiento para otro malestar.

La regulación del ciclo menstrual, ovario poliquístico, sangrados abundantes, entre otros, se tratan con estas pastillas. Por lo tanto, abandonarlas implica buscar otros medicamentos que reemplacen su efecto; no solo se trata de la posibilidad de embarazo. Por lo tanto, hay que saber de qué manera prepararse para descansar de las mágicas píldoras anticonceptivas.

Los pasos previos a dejar la píldora

Si ya está decidido el abandono, lo ideal es finalizar la caja de ese mes. No cortar la ingesta en otro momento ayuda a que el organismo tenga un mejor equilibrio hormonal.

  • Visitar al ginecólogo

dejar-la-píldora-médico

Hacer un examen ginecológico es primordial. Así, podrás optar por nuevas alternativas para evitar embarazos no deseados. Además, quienes las toman para otros tratamientos también deben buscar un reemplazo. Y si lo que deseas es iniciar la búsqueda de un bebé, el control es necesario.

Ver también: 6 preguntas que debes hacerle a tu ginecólogo

  • Recuperar los ciclos menstruales periódicos

En la mayoría de los casos el período se normaliza en poco tiempo. Pero también puede suceder que tras varios años de tomar pastillas, la regularización del ciclo sea más lenta. Existen alternativas como la acupuntura para normalizar el período que influyen en los flujos sanguíneos. Es probable que durante este período surjan dolores de cabeza u otras molestias. La intensidad de los días fértiles será mayor y  cada cambio en el organismo se siente. No hay que preocuparse, solo son un par de días cada mes.

  • Utilizar medicamentos naturales

Remedios naturales.

Existen infusiones naturales que sirven para regular los períodos femeninos. Estos son de gran ayuda cuando la píldora se utilizaba como medicamento en un tratamiento ginecológico. Se vuelve necesario que las hormonas estén equilibradas para no afectar esos días.

Es importante tener presente que al dejar la píldora automáticamente hay riesgo de embarazo. No importa cuánto tiempo se utilizó este método anticonceptivo. En ese mismo ciclo de ovulación ya no existe protección. Si lo que se busca es ser madre, adelante. Pero si aún no está decidido es necesario acompañar con otro elemento de prevención.

Te recomendamos leer: ¿Cómo mitigar la ovulación dolorosa?

Consejos para dejar la píldora

dejar-la-píldora-cólicos

Si la mujer tiene pareja estable es importante que comparta la decisión con su compañero. Algunos cambios se darán en su cuerpo y en su humor el primer tiempo. El acompañamiento paciente es muy importante. Asimismo, también existe la posibilidad de un embarazo por lo que ambos deben estar conscientes del riesgo. Si deciden no buscar un niño, por ahora, él puede tener la iniciativa de cuidarse.

En el caso de estar sola pero con la posibilidad de tener sexo, debe ser clara en la necesidad de otro método preventivo. Además de evitar embarazos de relaciones ocasionales, previene otras posibles enfermedades de transmisión sexual.

Ser paciente con una misma. Seguramente los primeros ciclos menstruales sin píldoras ocasionan molestias. Inflamaciones abdominales, sangrados más abundantes y los cólicos se hacen presentes. El organismo debe volver a adaptarse a la falta de hormonas que proveen las pastillas. Tomar algunos analgésicos o infusiones ayudan a pasar esos momentos.

Si no logran un embarazo rápido no hay que desesperar. No significa que hay un problema de salud o infertilidad. Simplemente, la ovulación puede necesitar algunos meses para normalizarse. Hay que entender que el cuerpo ya estaba acostumbrado a inhibir los óvulos por efecto de la píldora. Los tiempos dependen de cada mujer. Tener sexo programado es una buena opción, pero siempre con tranquilidad. Acompañar con vitaminas y ácido fólico es recomendable para preparar el cuerpo para un embarazo.

Algunas creen que no es saludable quedar embarazadas inmediatamente. Lo real es que no influyen en el desarrollo del feto. Por lo tanto, está bien hacerlo de inmediato o buscarlo varios meses después. Lo importante es estar seguros.