Trucos sencillos para dejar las sartenes como nuevas: ¡Descúbrelos!

No importa que sean de barro, cerámica, teflón o hierro. Todas las sartenes tienen una vida útil, que puede verse alargada o acortada dependiendo de cómo las tratemos y cómo cuidemos de ellas.

Las sartenes son un elemento esencial en la cocina. No obstante, su uso continuado puede provocar que con el tiempo el producto se vaya desgastando.

Así, debido a la mala condición del material, los alimentos pueden quedar adheridos a la sartén o quemarse. También tienden a rayarse, y todo ello afecta a la calidad de las comidas que se quieren preparar.

No importa que sean de barro, cerámica, teflón o hierro. Todas las sartenes tienen una vida útil, que puede verse alargada o acortada dependiendo de cómo las tratemos y cómo cuidemos de ellas.

Asimismo, también hemos de tener en cuenta que cuando una sartén está muy deteriorada puede desprender elementos tóxicos a los propios alimentos que estemos cocinando. Es un dato importante que se debe tener en cuenta a la hora de utilizar correctamente las mismas.

No obstante, nunca está de más conocer algunos trucos sencillos con los cuales mantener su calidad. No pasa nada si a veces se queman los alimentos. O si después de preparar un arroz descubrimos que buena parte ha quedado adherida.

Con una buena limpieza y unas adecuadas estrategias caseras conseguiremos que las sartenes queden como nuevas.

Perdiz en sartén

Descubre también: Cómo limpiar las juntas de los azulejos

Sartenes como nuevas utilizando sal y patata

Paralimpiar una sartén quemada, los profesionales suelen recomendar utilizar sal y una patata.

Además de económica, la sal es capaz de ayudar a eliminar la suciedad. También a vencer humedades, desinfectar y recuperar distintos tipos de superficies.

Del mismo modo, las patatas en combinación con la sal, presentan propiedades exfoliantes. Estas son capaces de respetar la superficie del propio utensilio de cocina. Al mismo tiempo, trabaja despegando la grasa.

Para elaborar un producto de limpieza a base de patata y sal, los pasos a seguir son los siguientes;

Qué necesito

  • Sal gorda, 12 gramos.
  • 1 cucharada de aceite, 5 gramos.
  • 1 patata.

Cómo lo hago

En primer lugar, hay que elegir una patata. Sirve cualquiera que se esté en la cocina y no vaya a ser consumida. Si por ejemplo una pieza está empezando a oscurecerse por llevar mucho tiempo ahí, también puede ser utilizada.

Una vez se tenga la pieza, córtala por la mitad. Entonces, enjuga la sartén para quitar salsas o alimentos y deja caer la cucharada de sal gorda. Ahora, con ayuda de la patata cortada, empieza a fregar sobre toda la superficie de la sartén haciendo círculos.

Seguidamente, enjuaga la olla o la sartén y seca. Por último, aplica la cucharada de aceite de oliva sobre la superficie. La idea es proteger la superficie hasta el próximo uso.

Descubre también:  12 trucos para eliminar el polvo del hogar

Cómo limpiar una sartén de hierro fundido

Las sartenes de hierro fundido suelen dar muy buenos resultados en los cocinados. Ahora bien, el uso intenso hace que, poco a poco, los alimentos se vayan adhiriendo a ella, y el material se desgaste.

Del mismo modo, la humedad que queda tras lavarlas de forma convencional hace que los alimentos pierdan sabor. A continuación, desarrollamos un método con el que evitar esta consecuencia.

sartenes2

Qué necesito

  • Papel de aluminio.
  • 1 cucharada de sal gorda, 12 gramos.

Procedimiento

El procedimiento es similar al realizado anteriormente con la patata. Solo que, en esta ocasión, el papel de aluminio ayudará a ejercer una mayor fuerza sobre la superficie. Pero sin dañarla en ningún momento.

Basta con fregar unos minutos la superficie con ayuda del papel de aluminio y la sal, hasta que el aluminio quede totalmente oscurecido. Por último, enjuaga y elimina todo rastro de sal.

Limpiar las sartenes con vinagre y bicarbonato

En la limpieza del hogar, tanto el vinagre como el bicarbonato son dos elementos muy útiles y eficaces. Esto se debe a que ayudan a desinfectar, así como a eliminar la grasa.

También ayudan a evitar la suciedad y, además, el bicarbonato de sodio tiende a absorber la humedad.

Descubre 6 formas de limpiar tu baño con vinagre blanco

Qué necesito

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio, 10 gramos.
  • 2 cucharadas de vinagre blanco, 20 ml.
  • 1 vaso de agua caliente, 200 ml.

Cómo lo hago

Lo primero es calentar el vaso de agua. No obstante, la cantidad de agua dependerá de lo grande que sea la sartén. Una vez caliente, la volcamos en la sartén, añadiendo las dos cucharadas de vinagre blanco. Deja que actúe unos 5 minutos.

Pasado el tiempo, retira parte del agua, dejando un poco menos de la mitad. A continuación, añade el bicarbonato y, con ayuda de un cepillo, friega la grasa que haya quedado. Por último, enjuaga los restos.

  • Miyamoto, M., Ueyama, S., Hinomoto, N., Saitoh, T., Maekawa, S., & Hirotsuji, J. (2007). Degreasing of solid surfaces by microbubble cleaning. Japanese Journal of Applied Physics, Part 1: Regular Papers and Short Notes and Review Papers. https://doi.org/10.1143/JJAP.46.1236
  • Yildirim, A., Budunoglu, H., Daglar, B., Deniz, H., & Bayindir, M. (2011). One-pot preparation of fluorinated mesoporous silica nanoparticles for liquid marble formation and superhydrophobic surfaces. ACS Applied Materials and Interfaces. https://doi.org/10.1021/am200359e
  • Anding, A. L., & Baehrecke, E. H. (2017). Cleaning House: Selective Autophagy of Organelles. Developmental Cell. https://doi.org/10.1016/j.devcel.2017.02.016
  • Folbre, N. (1986). Cleaning house. New perspectives on Households and Economic Development. Journal of Development Economics. https://doi.org/10.1016/0304-3878(86)90051-9
  • Lee, S., & Elimelech, M. (2007). Salt cleaning of organic-fouled reverse osmosis membranes. Water Research. https://doi.org/10.1016/j.watres.2006.11.043