Dejó crecer su pelo durante dos años para donarlo a los enfermos de cáncer

Carolina Betancourth · 24 junio, 2015 · Última actualización: 29 enero, 2019 29 enero, 2019
Para el niño no fue una tarea fácil, ya que tuvo que soportar burlas y comentarios sobre su aspecto los dos años que duró el proceso

Es increíble como en muchos casos, los niños pueden ser los más conmovidos por aquellas historias trágicas como puede ser el hecho de tener que luchar contra una enfermedad como el cáncer. Aunque podríamos pensar que ellos no entienden la gravedad del problema, lo cierto es que más de uno quisiera poder hacer algo para causar un impacto positivo en quienes tienen que luchar contra ello.

Algo así fue lo que logró realizar Christian McPhilamy. Este niño, con tan solo 6 años de edad, decidió dejarse crecer el cabello durante 2 años para donarlo a los enfermos de cáncer. Te contamos su historia.

La historia de Christian McPhylamy

Todo ocurrió luego de que el niño viera un anuncio del Hospital de Investigación Infantil St. Jude Children de Florida (Estados Unidos). Cuando apenas tenía 6 años de edad, Christian se conmovió mucho luego de conocer la historia de un niño de su misma edad que había perdido el cabello como consecuencia de la quimioterapia.

Entonces, se le ocurrió la idea de donar su cabello para ayudar a aquellos que por culpa del cáncer lo han perdido. Por supuesto contó con el apoyo de sus padres.

A pesar de las críticas que tuvo que soportar, dos años más tarde cumplió su objetivo. Pudo donar su cabello para la Children With Hair Loss. Esta asociación benéfica provee de cabello de forma gratuita a los niños con cáncer o víctimas de quemaduras.

niño2

La ONG tenía requisitos

Para donar cabello a Children With Hair Loss, en especial para niños, es necesario cumplir con unos requisitos que establece la ONG: el pelo debe medir por lo menos 20 cm de largo, lo que supone un largo proceso de cuidado y crecimiento.

Por supuesto, el cabello debe estar en buen estado y libre de productos químicos o cosas por el estilo. Christian McPhilamy asumió el reto y al final pudo donar 30 cm de cabello que es lo que logró crecerle durante esos dos años.

Una decisión que no fue fácil

Al respecto, su madre aseguró que “eligió tomar esta decisión y nosotros solo la respetamos“. También añadió que “ha cumplido su reto” y tanto ella como su marido se siente muy orgullosos.

Ella contó que para McPhilamy no fue fácil cumplir su objetivo. Tuvo que soportar gran cantidad de críticas y comentarios sobre su aspecto, pues sus compañeros le llamaban ‘chica’, y algunos entrenadores o amigos de la familia le llegaron a ofrecer dinero para que se lo cortara.

A pesar de esto, la madre de este niño ha insistido en aclarar que sus amigos y profesores de la escuela sabían lo que estaba haciendo. Ellos en todo momento lo apoyaron con su decisión. No pretende que esto sea una historia de bullying, sino de la bondad y el amor.

Donó su cabello para los enfermos de cáncer

Scott Norris, padrastro de Christian aseguró que “se quedó sorprendido por la decisión”. No obstante, siempre intentó apoyarlo para que cumpliera su objetivo. Recuerda que algunos familiares también le ofrecieron dinero a cambio de cortarse el pelo, pero él nunca cedió y esto lo hace sentir orgulloso.

Repercusión de este gesto para los niños enfermos de cáncer

Christian fue a la peluquería el pasado 20 de mayo. Desde ese mismo día, su historia ha dado la vuelta al mundo junto a las imágenes que su mamá compartió a través de la red social Facebook.

La publicación ya superó 750 compartidos. Entre los comentarios, se encuentran algunos como el de Brittany MacQuarrie, una enferma del St. Jude que expresó:

“¡¡Es una historia increíble!! Como enfermera de oncología pediátrica he llorado junto a varias madres mientras les cortaban el pelo a sus hijos. Es un momento muy duro para los niños y los padres. Dale un beso de mi parte y de todos los niños y familias de St. Jude. Es un pequeño héroe”.

Además, la historia también fue publicada en medios como Florida Today o Daily Mail. Sin duda, el gesto de Christian para ayudar a niños enfermos de cáncer es una historia digna de compartir.