Deliciosa ensalada de arroz y guacamole

La ensalada de arroz y aguacate combina los beneficios del cereal más conocido, con los nutrientes del aguacate. El resultado es una deliciosa elaboración, llena de vitaminas y minerales

Agregar arroz a ensaladas frescas es una buena opción para incluir carbohidratos a esos platos. Además, cuenta con la ventaja de tratarse de uno de los mejores carbohidratos naturales.

Este cereal aporta unos considerables 28 gramos de hidratos de carbono por cada 100 gramos. Proponemos a continuación dos deliciosas recetas de ensalada de arroz y guacamole.

El guacamole es una preparación de origen mexicano conocida en todo el mundo gracias a su rico sabor. Como se sabe, su componente principal, el aguacate, es un fruto particularmente sabroso con grandes ventajas nutricionales; de allí su gran presencia en las dietas saludables.

Acerca de la ensalada de arroz y guacamole

Hay algunas consideraciones sobre esta receta que es conveniente conocer, para obtener un mejor resultado. El primer paso es una buena elección de ingredientes; es el caso de los aguacates, que estarán frescos y en su punto óptimo de maduración.

El arroz tiene que ser de grano grande y quedar bien suelto. Para lograrlo hay que evitar revolverlo durante la cocción y ya debe haberse enfriado al momento de agregarlo a la ensalada. Es conveniente refrescarlo bajo el grifo para que los granos se suelten.

En segundo lugar, la preparación solo debe revolverse al final. Se trata de mantener la integridad del aguacate; hay que recordar que es un ingrediente muy blando y oleoso.

Al contrario del guacamole, que puede conservarse en la nevera por varios días, este tipo de ensalada debe servirse y consumirse de inmediato. Al ser el arroz un carbohidrato, los ácidos de los vegetales lo afectarían, fermentándolo, generando microorganismos y cambiando su sabor.

Receta de ensalada de arroz y guacamole

Versión 1

Esta es la preparación más clásica; el guacamole empleado en esta receta es el que se elabora de la manera tradicional. La única diferencia es que se los aguacates se cortan en trozos un poco más grandes para que no se rompan demasiado al mezclar. Son cantidades para cuatro personas.

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz preparado suelto (200 g)
  • 2 aguacates maduros
  • 1 cebolla mediana
  • 1 tomate grande
  • El zumo de una lima (80 mL)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • Aceite de maíz o girasol
  • Sal

¿Qué debes hacer?

  1. Escaldar, pelar y picar el tomate en trozos pequeños.
  2. Trocear finamente la cebolla y el pimiento rojo.
  3. Picar las hojas de cilantro finamente y desechar los tallos.
  4. Cortar los aguacates a la mitad, retirarle la pulpa y echarlos en un bol. Trocearlos obteniendo pedazos de unos 1,5 centímetros aproximadamente.
  5. Sobre el aguacate verter la cebolla, el pimiento y el tomate y revolver. Por último, añadir el cilantro, el zumo de lima, el aceite y la sal.
  6. Agregar el arroz al guacamole. Escoger la temperatura al gusto: puede estar frío, a temperatura ambiente o caliente. En el último caso calentar un poco en el horno microondas.
  7. Servir y consumir de inmediato.

Receta de ensalada de arroz y guacamole con mango y queso

Versión 2

Esta segunda versión de ensalada de arroz y guacamole lleva mango y queso en su preparación. Esta fruta le da un toque dulce al guacamole y el queso le añade proteína al plato; se escogen en esta ocasión tomates cherry, que son más jugosos y al cortarlos por la mitad se destacan. Es una receta para cuatro personas.

 Ingredientes

  • 1 taza de arroz preparado suelto (200 g)
  • 2 aguacates maduros
  • 1 mango grande no muy maduro
  • 1 taza de queso bajo en grasa troceado (200 g)
  • 10 tomates cherry
  • 1 taza de maíz en granos (150 g)
  • 1 cebolla mediana
  • Cilantro fresco
  • 1 pimiento rojo
  • Aceite de maíz o girasol
  • Sal

Preparación

  1. Pelar y cortar el mango en trozos de unos 1,5 centímetros.
  2. Cortar los tomates cherry a la mitad. Hay que hacerlo suavemente, pues se trata de un producto frágil.
  3. Trocear finamente la cebolla y el pimiento rojo.
  4. Picar las hojas de cilantro finamente y desechar los tallos.
  5. Cortar los aguacates a la mitad, retirarle la pulpa y echarlos en un bol. Trocearlo en pedazos de unos 1,5 centímetros, aproximadamente.
  6. Sobre el aguacate agregar la cebolla, el pimiento, el mango, el queso, el maíz y el tomate. Revolver. Por último, añadir el cilantro, el zumo de lima, el aceite y la sal.
  7. Agregar el arroz a la salsa de guacamole. De nuevo, podemos escoger la temperatura al gusto: puede estar frío, a temperatura ambiente o caliente. En el último caso calentar un poco en el horno microondas.
  8. Servir y consumir de inmediato.