Deliciosa pechuga de pollo en salsa de queso

La pechuga de pollo siempre es un ingrediente muy versátil que podemos combinar a nuestro gusto con ingredientes como la salsa de queso para conseguir un plato sano y delicioso.

Con el pollo ocurre algo bastante similar a lo que pasa con el arroz: son ingredientes tan perfectos que no es poco común encontrarse y asombrarse con la cantidad de recetas y preparaciones que hay disponibles. En esta oportunidad te traemos la preparación de pechuga de pollo en salsa de queso.

Seguramente, para este punto ya se te ha abierto el apetito, ¿no es así? Esto se debe a que es un platillo sumamente delicioso y muy sencillo de hacer. Además, no te quitará demasiado tiempo y siempre es bueno para obtener esas fuentes extras de carbohidratos y proteínas.

No obstante, no es un requisito que veas las comidas como una especie de suma de elementos que entran al organismo, o que estés de lleno en las disciplina del deporte o la nutrición. Basta con solo ser un poco creativo y experimentar con las distintas recetas, como en este caso, la pechuga de pollo en salsa de queso.

Lo importante es que sepas que esta forma de preparar la pechuga es muy asequible y económica. No tendrás que salir de casa para hacer este platillo, y el beneficio de la salsa de queso es un extra que estamos por detallarte.

Normalmente, el pollo suele mojarse un poco en alguna salsa o crema. Algunas veces son hechas en casa, como la de ajo, pimientos, tocineta, etc., y otras las adquieres ya previamente elaboradas. Lo cierto es que este derivado cremoso es el contraste que todo platillo principal merece y tan solo con un bocado todo vale la pena.

Asimismo, la versatilidad de esta receta deliciosa te permite, como cocinero, poder jugar con el método que usarás para la cocción. Entre el amplio abanico de posibilidades que te ofrece este ingrediente puedes rostizarlas, asarlas, freírlas, cocerlas…

Descubre cómo hacer pechuga de pollo en salsa de queso

El pollo como una opción más saludable

A veces, al momento de elegir qué comer se hace algo tedioso poder escoger con completa satisfacción. En muchas ocasiones, la duda nos invade y no se tiene muy claro qué es lo que realmente deseamos para hacer una receta.

En consecuencia, o se termina en un restaurante o la balanza se inclina hacia otros tipos de carne. Esto es muy importante, aunque no lo creas, debido a que el pollo aporta múltiples beneficios para nuestra dieta y organismo. Es una fuente de proteínas, carbohidratos y vitaminas muy saludable y abundante.

Tanto, que las pechugas nos ofrecen un sinfín de posibles formas de cocinado. Así, en la medida de lo posible, debes primar la elección de las carnes blancas sobre las rojas; y el pollo es inmejorable y recomendado para este propósito.

¿Lo sabías? ¿Cuáles son las carnes de ave más saludables para el consumo?

Pechuga de pollo en salsa de queso

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 2 ramas de perejil finamente troceado
  • 1 cebolla
  • 1 tazas de crema de leche (250 ml)
  • 4 dientes de ajo
  • 1 tazas de queso curado (200 g)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml)
  • 1 pizca de pimienta blanca
  • 1 cucharada de sal (15 g)

No te pierdas: Los tipos de queso y su valor nutricional

Preparación

  1. Para empezar, corta las pechugas en trozos de tamaño para que sean comidas en pocos bocados. Con unos 7 centímetros de grosor será suficiente.
  2. Luego, en una sartén grande con un poco de aceite de oliva y que ya esté caliente, coloca las pechugas y deja que se doren un poco.
  3. Debes asegurarte de que el pollo no pierda los jugos internos. Si notas que se seca muy rápido, disminuye la llama y retira.
  4. A continuación, añade los trozos de cebolla, perejil y ajo dentro de la sartén y comienza a saltear conjuntamente con las pechugas de pollo.
  5. Recuerda: no debe estar muy seco. Si es necesario otro chorro de aceite, no dudes en verterlo.
  6. Disminuye el fuego y deja que cuezan en la sartén por 15 minutos.
  7. Pasado el tiempo, incorpora la crema de leche, sal, pimienta y el queso curado en otra sartén. Deja que se derritan y se integren para formar la salsa de queso.
  8. Finalmente, une todos los ingredientes en una sartén grande y pasa por el fuego por solo 2 minutos. Sirve y unta por encima del pollo la salsa rebosante.
  9. Disfruta en pocos y simples pasos de la receta de pechuga de pollo en salsa de queso hecha en casa.