Deliciosa pechuga de pollo con verduras

A continuación te presentamos una práctica y sencilla receta para preparar una rica pechuga de pollo con verduras. Además, te brindamos algunos consejos.

La pechuga de pollo con verduras es uno de los platos más populares en la gastronomía cotidiana de Occidente y América. Esto se debe a que es una preparación muy fácil de llevar a cabo y cuyo resultado es muy gustoso. Por otra parte, los ingredientes que incluye se encuentran fácilmente.

Bien sea porque llevamos un estilo de vida saludable o porque queramos perder unos kilos de más sin dejar de alimentarnos, la verdad es que este plato resulta perfecto en cualquier ocasión, almuerzo o cena. El toque especial se lo pondremos nosotros mismos según nuestras preferencias e imaginación.

La preparación de la pechuga de pollo con verduras puede ser completamente verde, bicolor o simplemente colorida. En otras palabras, se puede optar por verduras de color verde, o de varios colores. De esta manera, hacemos la presentación del plato aún más atractiva para nosotros, a la vez que jugamos con los distintos nutrientes que nos aportan los alimentos que elijamos.

Salteado de pollo y verduras exprés

Cabe destacar que las verduras se pueden preparar al horno, al vapor, salteadas, etcétera. Esto dependerá del sabor que le quieras dar. Y lo mejor de esta receta es que no toma mucho tiempo prepararla, como máximo, 30 minutos.

Lee también: Deliciosa receta de ensalada de pollo

Ingredientes

En esta oportunidad, te proponemos una receta de pechuga de pollo con verduras aderezada con vinagre y aceite de pimiento, ¿suena bien, cierto?

dos-pechugas-de-pollo

Otra buena noticia es que la carne te resultará muy jugosa una vez esté lista para comer. Ahora bien, te indicamos las cantidades que para conseguir una ración para dos personas. ¡Manos a la obra pues!

  • 2 zanahorias (30 g).
  • 1 alcachofa (40 g).
  • 2 chalotas (60 g).
  • 1/2 limón (10 mL).
  • 1 diente de ajo (2,5 g).
  • 1/4 de coliflor (50 g).
  • 10 judías verdes (100 g).
  • 1 pimiento verde (40 g).
  • Cebollino seco al gusto.
  • 2 pechugas de pollo (250 g).
  • 2 cucharadas de azúcar (20 g).
  • Agua mineral (la necesaria).
  • 1 cucharada de mantequilla (20 g).
  • 2 tazas de caldo de pollo (1/2 litro).
  • Aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.
  • 1/2 taza de vinagre de módena (120 mL).
  • 1 cucharadita de aceite de pimiento (5 mL).

Preparación

Ahora procedemos a preparar nuestra receta de pechuga de pollo con verduras. Por una parte, trabajaremos con la carne y por el otro, con las verduras, al final las incorporaremos. 

  1. Corta la coliflor en pedazos y ponla a cocer en una olla con el caldo de pollo. Sazónalo y resérvalo.
  2. Pica el diente de ajo y la chalota y ponlos a saltear en una sartén con un chorrito de aceite de oliva.
  3. Retira las hojas de la alcachofa, lávala bien y córtala en láminas finas.
  4. Corta el pimiento y las judías en tiras.
  5. Agrega la mantequilla en una sartén y cuando se derrita agrega la alcachofa, el pimiento y las judías, añade un chorrito de aceite y saltéalas.
  6. Una vez que estas verduras estén cocinadas, agrega la coliflor y el diente de ajo y chalota escalfados que preparaste en el paso 2. Cocina todo.
  7. Ahora procede a la reducción del vinagre. Pare esto, pon el vinagre de módena junto con el azúcar en una olla y cocina a fuego lento. Revuelve constantemente para evitar que se pegue.
  8. Condimenta las pechugas con sal y pimienta, y ponlas a freír en una plancha con un chorrito de aceite.
  9. Sirve las verduras en un plato. Sobre ellas, colocarás las pechugas. Ahora añade el vinagre reducido y el aceite de pimiento.
  10. Corta los cebollines secos y las zanahorias en tiras delgadas para adornar las pechugas.
  11. Listo, ya tienes un platillo delicioso y práctico para compartir con tus familiares o amigos.

Consejos para tu pechuga de pollo con verduras

Como te comentamos anteriormente, este platillo es muy saludable gracias al aporte proteico del pollo y la gran cantidad de verduras verdes. Son sabrosas y están cargadas de vitaminas y ácido fólico. También tiene una aroma delicioso que invita y seduce.

pechuga de pollo

El truco para que este platillo quede exquisito es utilizar pechugas muy tiernas. Para lograr que queden así, debes colocarlas en remojo con leche y un chorro de limón antes de cocinarlas, de esta manera la carne estará mucho más jugosa (recuerda que el la carne de pollo tiende a ser seca).

No te preocupes si no tienes alguna de las verduras, puedes improvisar con las que tengas en casa una vez que domines los pasos. Si no tienes chalotas, puedes cortar la parte más blanca de un puerro y mezclarlo con un diente de ajo. No obstante, te sugerimos que mantengas tener el pimiento, ya que es el ingrediente clave en la receta.