Deliciosa tarta de fresas y galletas Oreo (sin hornear)

Si es temporada de fresas te puedes animar a elaborar tú misma la mermelada y así lograr que el postre sea mucho más sano. Recuerda colarla para eliminar las pepitas

Hay días en que apenas tenemos tiempo para cocinar y siempre nos vienen bien ese tipo de recetas fáciles, económicas y tan rápidas de preparar.

Este postre a base de fresas y galletas de chocolate Oreo, va a ser toda una tentación para tus sentidos y un paraíso de placer para toda la familia. No necesitas utilizar el horno y es una opción sencillísima para cualquier momento en que necesites algo especial y original.

Es una tentación en la que podemos caer de vez en cuando. ¿Cómo resistirse?

Receta de la tarta de fresas con galletas Oreo

tarta fresas

Ingredientes

  • Un molde de 12 cm X 36 cm ( tendrás unas 8 raciones)
  • 330 g de galletas Oreo
  • 110 g de mantequilla derretida
  • 20 ml  de leche
  • 350 g de chocolate para cocinar, del que se pueda derretir con facilidad
  • 200 ml de nata para montar, puedes utilizar si lo deseas una que sea baja en grasa
  • 100 g de mermelada de fresa
  • 8 fresas
  • Almendras a trocitos para decorar.

Descubre los grandes beneficios del chocolate negro

Utensilios

  • Bol
  • Tenedor
  • Cuchara
  • Molde
  • Cazo

Preparación

  • Empezaremos con la mantequilla. Derrítela unos minutos en el microondas pero cuidando de que no llegue a hervir o a quedarse líquida. Reserva.
  • El segundo paso es tan sencillo como divertido. Echamos los 330 g de galletas Oreo en un bol y empezamos a triturarlas con ayuda de un tenedor. ¡No quites el relleno del centro, le dará un sabor aún más delicioso! Consigue un polvo finito que, seguidamente, mezclaremos con la mantequilla y la leche.
  • Mezcla bien todos los ingredientes: las galletas trituradas, la leche y la mantequilla hasta conseguir una pasta de color atractivo pero que no tenga demasiados grumos.
  • Ahora nos vamos ya al molde. Úntalo primero con un poco de mantequilla para que después, nos sea más fácil retirarlo.
  • Ahora coloca toda la mezcla anterior en el molde, y con ayuda de una cuchara ve prensando para que haga cuerpo y quede bien compacta. Cuida en especial de las esquinas, son muy importantes para que el relleno se pueda contener. Reserva en el congelador.
  • Ahora nos vamos al fuego. Con ayuda de un cazo calienta un poco la nata. Una vez empiece a hervir, retírala y añade los 350 g de chocolate para postres. Debe quedar fundido y bien mezclado con la nata.
  • A continuación, procedemos ya a sacar el molde de nuestro congelador y empezamos a añadir esos 100 g de mermelada de fresa. Nos va a servir de base, así que para ello, debes repartirla bien por todas las esquinas y en el centro.
  • Una vez hayas puesto esa base de mermelada de fresa, vamos a verter ya la mezcla derretida de chocolate.  ¡Ya casi la tenemos lista!
  • ¿Qué debemos hacer ahora? Muy fácil, vamos a limpiar bien esas 8 fresas, para después cortarlas por la mitad. Debemos colocarlas sobre la base de chocolate estratégicamente, es decir, tal y como ves en el dibujo: una arriba y otra abajo.
  • Una vez colocadas las fresas frescas sobre el chocolate, procedemos a picar las almendras para espolvorear nuestro pastel casero. Puedes comprar si lo deseas almendras ya listas para decorar, pero si las mueles tú mismo, el sabor será mucho más intenso.
  • Una vez decorado y listo el pastel, lo llevamos al refrigerador. ¿Cuánto tiempo debemos esperarnos? Dos horas.
  • A la hora de servirlo, es interesante que en lugar de cortar la tarta en porciones rectas, lo hagas en triángulos.
  • De ese modo queda mucho más atractivo en el plato, y jugamos con las formas de las fresas.

Conoce también la dieta de fresas para adelgazar

fresas

¡Es delicioso, si tienes fresas frescas en casa no dudes en preparar este rico pastel!