Deliciosas albóndigas hechas al vapor con tomate y cebolla

Emplear verduras como la cebolla y el tomate para dar más sabor y calidad a la carne es una idea muy útil. A su vez, el método al vapor te ayudará a servir algo más que simples albóndigas de carne picada.

Todos hemos probado, aunque sea una vez en nuestras vidas, las albóndigas. Sin embargo, en esta ocasión te mostraremos una receta totalmente nueva y creativa de albóndigas hechas al vapor con tomate y cebolla.

Las albóndigas son bolitas de carne, normalmente hechas con carne de res, que se mezclan con huevo y en ciertas ocasiones se rebozan con pan rallado. Luego se fríen con un poco de aceite vegetal y se consumen de esa forma o se agregan a un guiso.

Esa es la forma tradicional de cocinarlas, pero existen otras como, al horno y al vapor, que de seguro no has descubierto aún. Además podrás combinarlas con otros ingredientes como el tomate y la cebolla, que aportan grandes beneficios a la salud.

El tomate es un alimento muy importante en el mundo de la gastronomía, pues es rico en vitamina A, B y C, minerales esenciales como el potasio, magnesio y fósforo, fibra, y es perfecto para la digestión.

Por otro lado tenemos la cebolla, que también es un ingrediente muy popular en nuestras cocinas. Tiene un alto contenido en vitamina A, B y C, es una buena fuente de hierro, calcio y fósforo. Se puede consumir cruda o cocida, y además, tiene muchos empleos dentro del mundo de la estética.

Por otro lado, si utilizas carne de res como ingrediente principal para tus albóndigas hechas al vapor, debes saber que es rica en vitamina B6 y en minerales como el potasio, hierro zinc y magnesio.

Ahora que ya conoces toda la información nutricional referente a esta receta, es hora de que te pongas “manos a la obra”.

Albóndigas hechas al vapor con tomate y cebolla

Albóndigas crudas

Ten en mente que hacer cualquier preparación, ya sea al horno, a la plancha o al vapor, es muchísimo más saludable que freír en grandes cantidades de cualquier tipo de aceite vegetal. Da un paso a una mejor calidad de vida y descubre cómo hacer esta deliciosa receta.

Ingredientes

 

  • ½ kg de carne molida de res
  • 2 huevos
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • ½ taza de pan rallado (75 g)
  • 1 cucharada de sal (15 g)
  • 1 cucharada de ajo en polvo (15 g)
  • ½ cucharada de perejil picado (8 g)
  • ½ cucharada de orégano (8 g)
  • 1 cucharada de leche entera (15 ml)
  • 1 cucharada de colorante (15 g)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen (30 ml)
  • 4 cucharadas de agua (60 ml)
  • 1 vaporera

Lee este artículo: 5 mejores métodos de cocción para comer más saludable

Preparación

  • Lo primero que debes hacer es tomar un bol mediano y mezclar la carne molida de res con las especias y la sal. Revuelve bien para que se integren los sabores.
  • Luego, en un bol aparte, bate los huevos y añádelos a la carne. Mezcla de nuevo con ayuda de un tenedor.
  • Seguidamente, vierte la cucharada de leche para que la preparación no te quede muy seca y sea manejable a la hora de formar las albóndigas.
  • Ahora, procede a hacerlas. Toma un puñado pequeño de carne, realiza algunas bolitas y ve colocándolas en un plato.
  • Cuando termines de hacerlas, esparce el pan rallado en otro plato y pasa cada albóndiga por él. Después, vuelve a ponerlas en el plato anterior.
  • Una vez hayas formado todas las albóndigas, ponlas una a una en la vaporera, añade agua y ajusta el cronómetros para unos 20 minutos, aproximadamente.
  • Mientras se cocinan, realiza un sofrito con la cebolla y el tomate. Para ello, córtalos en trozos muy pequeños. Coloca una sartén a fuego medio con el aceite de oliva y sofríe hasta que ablanden.
  • Después, añade el colorante y el agua a la sartén y revuelve un poco (para que te quede más espesa puedes añadir una cucharada de harina de trigo).
  • Retira del fuego y luego baña las albóndigas con la salsa.
  • Para culminar, deja que enfríe un poco y sirve con un contorno de arroz  y ensalada.

Descubre: 13 trucos de cocina que te darán ganas de cocinar más seguido

Cómo cocinar al vapor sin vaporera

Albóndigas hechas al vapor con tomate y cebolla

  • En primer lugar, añade un poco de agua en una olla o cacerola.
  • Luego, coloca un colador metálico encima, cerciorándote de que el colador no toque el agua.
  • Sobre el colador incorpora los alimentos que vas a cocinar al vapor.
  • Si el agua se evapora debes ir añadiendo más.
  • Pincha un poco los alimentos para saber si están cocidos por dentro.
  • Después, retira del colador con mucho cuidado para que no se rompan las albóndigas.
  • Por último, deja enfriar un poco y sirve tus albóndigas hechas al vapor.

 

¡A comer unas ricas, saludables y sencillas albóndigas hechas al vapor! Un plato genial para disfrutar de un excelente almuerzo en familia.