Deliciosas galletas de nata muy fáciles de preparar

Jesús Bordones · 20 diciembre, 2018
¿Quieres preparar una deliciosa receta de galletas en familia? Hoy descubrirás cómo hacer paso a paso galletas de nata. ¡Te encantará el resultado!

Hacer dulces caseros siempre es una oportunidad perfecta para desarrollar nuestras habilidades culinarias. También es la excusa perfecta para aprender a hacer galletas de nata muy fáciles de preparar.

Además, consumir algo de dulce con moderación siempre es positivo. Sobre todo, cuando las galletas que vamos a comer las hemos preparado nosotros mismos.

¿Recuerdas cuándo, de pequeño, tu familia se reunía y preparaba bizcochos de chocolate, tartas de cumpleaños y galletas de mantequilla? Aprender a hacer galletas de nata muy fáciles de preparar hará que regreses a tu infancia, solo que en este momento serás tú quien las elabore de principio a fin.

A continuación, descubrirás paso a paso cómo realizar esta receta de galletas de nata. Pero, antes de empezar, es recomendable que descubras algunos aspectos que deberías tener en cuenta y que hacen que estas galletas sean tan sencillas de elaborar:

  • No son pegajosas y no se adhieren a ningún molde.
  • Están elaboradas con pocos ingredientes.
  • No tardan demasiado en cocinarse.
  • Son ideales para que los niños puedan aprender algo de repostería casera.
Galletas de nata.

El motivo por el que esta receta de galletas de nata muy fáciles de preparar es ideal para los más pequeños es porque evita que consuman grandes cantidades de azúcar refinado, algo que es muy dañino para ellos.

Lee: Alimentación saludable para niños

Además, puede ser una excelente oportunidad para permitirles adentrarse en el maravilloso mundo de la repostería. Dejemos que nos ayuden y que participen. Ahora veamos qué pasos son los que debemos seguir.

Así debes hacer galletas de nata muy fáciles de preparar

Ingredientes:

  • 4 tazas de harina de trigo todo uso (480 g).
  • 1 taza de nata líquida (250 ml).
  • 2 huevos.
  • 1 y 1/2 taza de azúcar (180 g).
  • 1 cucharada de levadura química (15 g).
  • 2 pizcas de sal (10 g).
  • Papel sulfurizado.

Preparación:

1. Primera parte

  1. En un bol mediano, mezclarás la harina de trigo, levadura química y la pizca de sal.
  2. Ahora, en otro bol, rompe y bate los huevos en conjunto con el azúcar hasta que todo el conjunto termine convirtiéndose en una crema.
  3. Seguidamente, y muy poco a poco, irás añadiendo la nata líquida para después mezclar.
  4. Luego, tendrás que utilizar un tenedor y mezclar la masa hasta obtener una textura bastante pegajosa, mucho más espesa de lo esperado.
  5. Llegados a este punto, formarás una bola con la masa y la introducirás en la nevera como mínimo durante una hora. Pasado este tiempo, podrás sacarla.
  6. Una vez tengas tu bola de masa fría, la cortarás en 3 porciones.
  7. A continuación, cubrirás bien de harina la superficie de madera por la que pasarás el rodillo.
  8. El rodillo te ayudará a aplanar la masa. Es muy importante que estés constantemente enharinando bien la superficie de madera y la masa para que esta no se pegue.
  9. Ahora, tendrás que pasar el rodillo pero no aplanar demasiado. La recomendación es dejar al menos 8 cm, de esta manera puedes dar mejor forma a las galletas.
Familia con niños cocinando galletas.

2. Segunda parte:

  1. Para poder hacer galletas de nata muy fáciles de preparar, deberás cortar la masa y realizar la forma que prefieras.
  2. Este paso es clave: debes precalentar el horno a 180 ºC, tanto por arriba como por debajo.
  3. Inmediatamente después, tendrás que forrar la bandeja refractaria con el papel sulfurizado, previo al engrasado con un toque de mantequilla o aceite.
  4. Hornea las galletas durante no más de 10 minutos. A este punto, el horno debería estar lo suficientemente caliente como para acelerar la cocción integral de las galletas.
  5. Recuerda: tendrás que repetir varias tandas con galletas hasta terminar con la totalidad de la masa.
  6. Una vez se hayan horneado todas las tandas, deberás dejar que las galletas se enfríen y se endurezcan un poco.

Descubre: 8 trucos de cocina que te sacarán de apuros

Evita la leche y la mantequilla

Hacer estas galletas de nata muy fáciles de preparar es una opción saludable, casera y que conlleva un proceso en el que toda la familia puede verse involucrada.

No obstante, debemos evitar caer en la tentación de utilizar leche o mantequilla en esta receta. Aunque es cierto que le darían cierto sabor, se adulteraría la receta que hemos llevado a cabo.

Te animamos a que te atrevas a elaborar tus propias galletas de nata, y a que permitas que los más pequeños de la familia ayuden. De este modo podéis disfrutarlas con una buena taza de café o té caliente. ¡Te encantarán!