Deliciosas papas Alfredo, conoce su receta

Prepara unas deliciosas papas Alfredo que te servirán de guarnición para tus platos fuertes. Recuerda controlar el punto de cocción para que no se desmenucen

Las papas Alfredo son excelentes en sabor y textura. Es excepcional la combinación de tocino con la cremosidad de la salsa blanca. De por sí ya nos encanta el sabor de la papa, y ahora, combinándola con esto ingredientes, obtendremos un platillo que es ideal para utilizar de guarnición de un plato fuerte.

Las papas Alfredo son algo parecidas a las papas en crema, excepto que las primeras llevan más ingredientes, los cuales hacen de su sabor una maravilla.  Tienes que probar esta sencilla receta para que veas lo deliciosas que quedan. Tus familiares y amigos seguramente quedarán encantados y volverán por más.

Información nutricional de las papas Alfredo

Debido a la combinación de varios ingredientes, las papas Alfredo aportan una variedad de nutrientes a la dieta. La receta que te proponemos hoy es para cuatro porciones.  Cada porción de este platillo aporta unas 488 calorías.

Toma en cuenta que el valor diario sugerido es de 2000 calorías. Es decir, que el aporte de calorías corresponde al 24 % del valor diario recomendado.

Por su parte, la porción tiene 12,5 g de carbohidratos, equivalente al 4,2 % del valor diario recomendado.

Su aporte de proteínas es importante, ya que representa un 57 % del valor diario.  Por su parte, las grasas representan un 52 % del valor diario recomendado.

El platillo también aporta 1,7 g de fibra dietética, 1,3 gramos de azúcar y 105 mg de colesterol.  Podemos decir entonces que las papas Alfredo son nutritivas y nos ayudan a vivir mejor con salud.

Ingredientes para preparar las papas Alfredo

Son varios los ingredientes que vas a necesitar si quieres que tus papas tengan un auténtico sabor.  Sin embargo, te sorprenderás al ver que la gran mayoría de estos ingredientes, si no es que todos, ya los tienes en tu alacena.

  • 4 papas blancas
  • ¼ taza de tocino picado (50 g)
  • 4 cucharadas de mantequilla (80 g)
  • 1 cucharada de cebolla picada (15 g)
  • 1 cucharadita de ajo picado (5 g)
  • 2 tazas de leche (500 ml)
  • 4 cucharadas de harina (80 g)
  • ½ taza de queso parmesano rallado (120 g)
  • ¼ de cucharadita de pimienta (2 g)
  • ¾ taza de queso mozzarella rallado (180 g)
  • ½ cucharadita de nuez moscada (2,5 g)
  • ½ cucharadita de sal (2,5 g)
  • perejil picado (al gusto)
perejil

Modo de preparación

  1. Lo primero que harás será pelar las papas y cortarlas en cuadritos.
  2. Cuece las papas en una olla con agua hirviendo hasta que estén suaves. Escúrrelas y resérvalas.
  3. Cocina el tocino en una sartén a fuego medio hasta que se dore. Luego agrega las papas y cocínalas junto con el tocino por unos dos minutos. Reserva.
  4. Ahora procede a preparar la salsa Alfredo. Para esto, agrega mantequilla en una olla y cocina junto con la cebolla y el ajo picado.
  5. Luego incorpora la harina de golpe y muévelo hasta formar una pasta dorada.
  6. Añade la leche y cocina hasta que se espese ligeramente.
  7. Ahora agrega los quesos y deja que se fundan. Sazona con sal, pimienta y nuez moscada.
  8. En un recipiente de vidrio, mezcla las papas con la salsa Alfredo mientras esté caliente. Decora con perejil.

Y así de fácil puedes disfrutar esta deliciosa receta de papas Alfredo.  Anímate a prepararla y coméntanos cómo te va. Recuerda que puedes darle un toque personal al ir sazonando con los ingredientes. Puedes jugar con las cantidades hasta lograr el sabor que deseas.

Algunos consejos

Es importante que a la hora de hervir las papas, no dejes que se cuezan en exceso ya que si se ponen muy blandas, se desharán al mezclarlas con la salsa Alfredo. La verdad es que tus comensales querrán probar papas Alfredo y no puré de papas Alfredo.

Las papas no tardan mucho en cocerse y luego en ponerse aún más blandas. Te sugerimos que las revises cada cinco minutos con un palillo luego de que el agua comience a hervir.

Patatas.

Al momento de presentar este platillo, hazlo con un decorado de hojas de perejil picadas.  Esto le dará un realce a la apariencia física del platillo.

Si quieres reducir el contenido de grasas, puedes utilizar leche descremada.  Eso sí, no te garantizamos la cremosidad del platillo si lo haces. Si eres valiente, aventúrate a probar con leche descremada y ¿qué dices si nos cuentas cómo te fue?  ¡Sería genial!

Esta receta sencilla se hizo para alimentar a cuatro comensales. Por supuesto, tú puedes adecuar las cantidades de los ingredientes según tus necesidades o preferencias.