Deliciosas pechugas al estilo Cordon bleu con espinaca

El Cordon bleu es conocido por ser una de las escuelas de cocina de mayor nivel en todo el mundo y cuyo nombre llevan diferentes platos, como estas deliciosas pechugas de pollo.

El Cordon bleu es una famosa escuela de cocina internacional que ha dado a los mejores chefs en todo el mundo. Ha sido tal la fama de esta escuela que incluso ha dado su nombre a muchas recetas.

Estas pechugas al estilo Cordon bleu consisten es filetes delgados de carne que se rellenan con jamón y queso. Su exterior queda crujiente al ser luego rebozado y frito en aceite caliente. Aquí veremos una receta de pechugas al estilo Cordon bleu con espinaca y queso ricota, para deleite de quienes prueben este plato.

La preparación original era frita, a base de carne de vacuno guisado y con el relleno mencionado. Esta versión del Cordon bleu resulta más sana, ya que se prepara con pollo horneado y su relleno es ligero. Se sugiere además una salsa de mostaza para bañar al final la preparación, y conseguir un excelente contraste.

Antes de explicar la receta, es útil conocer un poco de la historia del icónico plato. También se revisan los beneficios y propiedades de su principal relleno, la espinaca.

Historia del Cordon bleu

En Francia, en el siglo XVI, la monarquía entregaba un cordón azul para distinguir con la Orden del Caballero del Espíritu Santo a importantes personalidades. En los fogones reales se preparaban abundantes y deliciosos manjares para las grandes ocasiones y fiestas, donde se destacaban los mejores cocineros.

Con el tiempo esta condecoración se extrapoló a los artífices de la cocina real. Se desconoce quién creó este tipo de platos; comenzaron a llamarse con ese nombre en alusión a su calidad y excelente acabado.

Lee también: Crema de espinacas y queso para aperitivos

Propiedades y beneficios de la espinaca

La espinaca es un vegetal de hoja verde cuyo consumo aporta enormes ventajas a la salud; se la reconoce como una de las verduras más saludables. Sus numerosos componentes mejoran el metabolismo, contribuyen al fortalecimiento muscular y protegen la piel y los ojos.

Cuando comemos espinacas ingerimos una buena cantidad de antioxidantes, como potasio, magnesio y folatos. Estos nutrientes preservan el sistema neurológico, comenzando por el cerebro, y el cardiovascular. Además, protegen contra el cáncer en sus diferentes manifestaciones.

Es un poderoso antiinflamatorio y protege el tracto gastrointestinal con un revestimiento protector, evitando las irritaciones y úlceras. Su vitamina K tiene una incidencia positiva en el sistema óseo por la preservación del calcio necesario.

Receta de pechugas al estilo Cordon bleu con espinaca

El toque especial de esta preparación es que el Cordon bleu se prepara horneado, por lo que queda tan crujiente como al freírse, pero más saludable. No hay una grasa añadida.

Ingredientes

  • 4 escalopas o filetes de pechuga de pollo (150 g)
  • 1 taza de queso ricota desmenuzado (200 g)
  • 1 taza de espinacas cocinadas y picadas menudamente (180 g)
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de harina de trigo (45 g)
  • 1 taza de pan rallado (200 g)
  • Aceite en aerosol

Preparación

  1. Precalentar el horno a 180 °C.
  2. Colocar plástico transparente sobre las escalopas y pasarles un rodillo o botella para dejarlas lo más grandes y delgadas posible.
  3. Salpimentar las escalopas y reservar.
  4. Batir los huevos en un plato hondo.
  5. Proceder a rellenar cada una distribuyendo por encima el queso ricota y después en menor proporción las espinacas. Dejar libres unos dos centímetros de los lados.
  6. Enrollar las escalopas sobre sí mismas. Para cerrarlas bien, podría requerirse la ayuda de unos palillos.
  7. Pasar los envueltos por harina, luego por huevo y por último adherirle el pan rallado. El empanado debe quedar muy uniforme y cubrir todo.
  8. Rociar las pechugas Cordon bleu con el aceite en aerosol y colocarlos en una fuente para hornear cubierta con papel encerado.
  9. Hornear durante unos 45 minutos o hasta que estén bien dorados. Si se desea freírlos en lugar de hornearlos, emplear suficiente aceite de maíz o girasol bien caliente pero no humeante. Al retirar, colocar sobre papel absorbente.

Ver también: Delicioso pollo guisado al estilo de la abuela

Salsa de mostaza

Esta salsa es suave y ofrece un buen contraste al acompañar el Cordon bleu o San Jacobo. ¿Cómo elaborarla?

Ingredientes

  • 1 taza de leche descremada (200 ml)
  • 2 cucharadas de mostaza dulce (30 g)
  • ½ cebolla picada finamente (20 g)
  • 1 cucharada de margarina o mantequilla (20 g)
  • 1 cucharada de harina de trigo (15 g)
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. En una sartén derretir la margarina y rehogar la cebolla. Inmediatamente espolvorear la harina por encima y revolver.
  2. Al comenzar a espesar, agregar poco a poco la crema de leche, revolviendo al mismo tiempo.
  3. Añadir la mostaza sin dejar de revolver y salpimentar.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar