Deliciosas recetas de torta de naranja para hacer en casa

25 junio, 2018
El tipo de naranja que utilicemos en nuestra receta será fundamental en el resultado final, ya que debemos distinguir entre las dulces y las amargas

La torta de naranja es un postre que se remonta a la época romana. En los famosos banquetes organizados por los emperadores y por los soldados vencedores de las batallas podían encontrarse este tipo de tortas como un plato exquisito.

Por otro lado, este tipo de torta de naranja también se encontraban en el mundo árabe, quienes pudieron introducirla en ciertas zonas de Europa, junto con otras recetas basadas en los cítricos.

Variantes de la torta de naranja

Antes de comenzar con la receta, conviene destacar que existen dos tipos de naranjas: una dulce y otra amarga. Cada una tiene unas características distintas según el tamaño, la pulpa, las pepitas, la piel y la cantidad del zumo, y ambas son empleadas por igual en la elaboración de postres.

Por un lado, las naranjas dulces pueden ser de tipo navel, blancas o de Valencia y de tipo sanguina o roja. Las naranjas dulces son habitualmente empleadas para preparar zumos naturales en casa, tan consumidos en los desayunos de la dieta mediterránea.

Por otro lado, las naranjas amargas, también conocidas como agrias o pérsicas, se conocen en España habitualmente como sevillanas. Este tipo de naranjas amargas se utilizan en la elaboración de mermeladas y confituras. Debido a su sabor, no suelen consumirse en crudo.

Ambos tipos de naranjas son válidas para la preparación de la torta de naranja, y su elección simplemente variará el sabor del resultado. Por tanto, podemos escoger un tipo de naranjas u otras según nuestros gustos.

Lee también: Prepara una deliciosa torta de naranja y chocolate

Ingredientes para la torta de naranja

Para la elaboración de este delicioso postre, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de harina (300 g)
  • 1 taza de mantequilla (200 g)
  • 1 taza de azúcar (200 g)
  • 4 huevos
  • 1 taza de zumo de naranja natural (250 ml)
  • 2 cucharadas de cáscara de naranja rallada (30 g)
  • 3 cucharadas de polvo para hornear (27 g)
  • Una pizca de sal

Elaboración de la torta de naranja

Una vez que tengamos preparados todos los ingredientes, comenzamos con la elaboración del postre. Para ello, seguiremos los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, mezclamos en un bol la mantequilla y el azúcar. Batiremos estos dos ingredientes hasta que obtengamos unas pasta homogénea o una textura de crema.
  2. A continuación, abrimos los huevos y separamos las claras de las yemas, ya que por ahora solo emplearemos las yemas. Por tanto, reservaremos las claras para utilizarlas más tarde.
  3. Una vez tengamos listas las yemas, las vamos introduciendo poco a poco en la mezcla inicial, mientras seguimos batiendo el conjunto para que todos los ingredientes se integren bien y obtengamos una masa uniforme.
  4. Por otro lado, combinaremos el polvo para hornear junto con la harina y un poco de sal, que nos ayudará a acentuar el sabor del postre. Cuando tengamos listos estos tres ingredientes, los añadimos a la mezcla anterior en pequeñas dosis, alternando con el zumo de naranja, de nuevo sin parar de remover.
  5. Cuando tengamos listo todo este conjunto, será el momento de añadir la cáscara de naranja rallada.
  6. El siguiente paso será batir las claras de huevo hasta que estén a punto de nieve. Cuando estén listas, las echamos sobre la mezcla anterior. Este paso será importante para evitar que queden grumos durante la preparación de la receta. De lo contrario, el postre resultante se verá afectado y no obtendremos el plato final esperado.
  7. Para ir terminando con la receta, engrasamos con mantequilla un molde de horno y espolvoreamos harina para evitar que la torta de naranja se pegue al fondo o a las paredes. Sobre el molde verteremos toda la mezcla que hemos ido preparando.
  8. Por último, introducimos el molde en el horno a una temperatura de 250 ºC hasta que el postre suba.

Ver también: Recetas para preparar un delicioso flan de naranja

Finalización del postre

Durante el proceso de cocción, podemos ir controlando el punto en el que está la torta de naranja introduciendo un cuchillo en ella y comprobando si sale limpio. Cuando esté listo, sacaremos el molde del horno y colocamos el postre sobre una fuente o un plato llano.

Para terminar el plato, podemos decorar el postre de naranja con unas rodajas de la fruta cruda, o añadir sobre el resultado final unas ralladuras de piel. También podemos colocar algunos frutos rojos, cuyo sabor combinará bastante bien con el de la naranja.

Te puede gustar