Delicioso arroz con pollo y verduras

Esta deliciosa receta de arroz con pollo y verduras muestra cómo preparar un plato completo, delicioso y perfecto para una dieta sana. ¡Apunta los trucos!

Este plato de arroz con pollo y verduras integra varios de los alimentos recomendados en una dieta sana y equilibrada. Por ello, es perfecto para degustar en cualquier momento y además es sumamente fácil de preparar.

Además, esta receta para preparar arroz es una de las más habituales en las cocinas de España y América Latina, por lo que es una comida muy popular y que se tiende a personalizar, según las preferencias de cada hogar. Sin embargo, en el plato siempre se consiguen combinar muy bien las proteínas vegetales y animales.

Ingredientes del arroz con pollo y verduras

La elaboración de este plato no es muy distinta de la de una paella española, aunque cuenta con otros ingredientes. Cuando lleguemos a la preparación, notarás las similitudes y las diferencias con detalle. Ahora bien, en cuanto a los ingredientes necesitaremos las siguientes cantidades:

  • 2 tomates (80 g).
  • Aceite de oliva.
  • 1 cebolla (60 g).
  • Sal y pimienta negra.
  • 1 taza de arroz (240 g).
  • 2 dientes de ajo (6 g).
  • 3 pechugas de pollo (300 g).
  • 1 taza de guisantes (150 g).
  • 5 hebras de azafrán (1 g).
  • 1/2 pimiento verde o rojo (40 g).
  • 1 pastilla para preparar caldo de pollo.
tomate

Preparación

Preparación de las verduras

A la hora de crear nuestro arroz con pollo y verduras, en primer lugar, ponemos a calentar un chorro de aceite a fuego medio en una cacerola que sea bastante ancha, del tamaño aproximado de una paella. Mientras el aceite se calienta, picamos la cebolla, los pimientos y los dientes de ajo en trozos bastante pequeños, y los echamos sobre el aceite.

Tras dejar que estos ingredientes se ablanden ligeramente, echamos una pizca de sal y pimienta, al gusto, y removemos toda la mezcla durante unos 5 minutos. Las verduras quedarán listas cuando estén bastante blandas como para cortarlas con una cuchara de palo sin ejercer mucha fuerza.

Lee también: Receta de arroz chino con pollo y miel

Preparación del pollo

En una tabla, cortamos las pechugas de pollo en trozos pequeños o en tiras finas y, una vez listas las verduras, lo añadimos a la cacerola. Según el gusto de cada uno, también podrán usarse muslos de pollo en lugar de pechugas, separando cuidadosamente la carne del hueso para aprovecharla al máximo.

dos-pechugas-de-pollo

Cuando incorporemos el pollo sobre las verduras, subimos la llama del fuego ligeramente, sin dejar que llegue al máximo, y seguimos cocinando y removiendo durante unos 5 minutos. Este paso estará listo cuando el pollo adquiera cierto color, sin llegar a hacerse por completo.

Mientras tanto, pelaremos los tomates y los cortaremos en trozos igual de pequeños que el resto de las verduras. Una vez que el pollo haya alcanzado su punto, añadimos el tomate a la mezcla y continuamos removiendo durante otros 5 minutos.

Preparación del arroz

En una cazuela aparte, ponemos a hervir agua y, una vez esté preparada, agregamos el arroz junto con la pastilla para caldo. Dejamos que el arroz se cueza durante unos minutos, sin que llegue a estar demasiado blando. Unos 4 o 5 minutos podrían bastar.

Una vez pasado este tiempo, será el momento de escurrir el arroz y echarlo en la mezcla de pollo y verduras. Debemos continuar removiendo e integrando bien todos los componentes en una mezcla homogénea.

Junto con el arroz, añadiremos las hebras de azafrán para dar un toque de distinción en el sabor y el color del plato. En el caso de no tener azafrán, otra opción es echar colorante alimentario, aunque los matices finales del plato no serán los mismos.

Después del arroz, echamos los guisantes en la mezcla y añadimos sal y pimienta al gusto. El caldo de esta mezcla tendrá un sabor intenso, muy sabroso, y permitirá que el arroz absorba todo el sabor del resto de ingredientes. Por ello, es importante no quedarse corto con la sal.

Ver también: Receta deliciosa de arroz chino

Acabado de la receta

Para ir terminando con la receta, removemos durante un par de minutos toda la mezcla, de manera que tanto el pollo como el arroz se terminen de cocinar. Para incrementar aún más el sabor, podemos añadir unas cucharadas del caldo en el que cocimos el arroz, dejando que después hierva y se reduzca hata el punto que queramos según nos guste el arroz más o menos caldoso.

Una vez que el arroz haya ido absorbiendo el calo, apagamos el fuego y retiramos la cacarola. Con un paño limpio, tapamos el conjunto y lo dejamos reposar durante unos 5 minutos. De esta forma, nos aseguraremos de que el arroz tenga un sabor agradable y esté ‘al dente’.

Con esta receta podremos dejar lista una ración de arroz con pollo y verduras para unas 3 o 4 personas. Será un plato muy completo, propio de la cocina tradicional y con un sabor delicioso.