Delicioso pulpo a la gallega, receta casera

Para lograr que la receta de pulpo a la gallega nos quede bien no podemos pasar por alto el paso de asustar al pulpo, que consiste en cocerlo varias veces durante pocos segundos.

Con la preparaciones que provienen de los pescados y mariscos hay que tener una especial consideración. Y es que son tan saludables y excelentes para el organismo, además de sabrosas, que simplemente es imposible obviar la importancia que tienen para la dieta alimentaria. Hoy, aprenderás la receta de pulpo a la gallega.

Ya sabes tienes que prestar mucha atención a los detalles, no solo sobre la receta de pulpo a la gallega (que es relevante) pero también a los consejos y datos nutricionales que obtienes con este tipo de ingredientes. En este sentido, lo que hace a esta preparación de mariscos tan excepcional es el aporte en términos de nutrientes integrales que obtienes.

Dicho de otro, los potenciales elementos que ingresan a tu organismo con solo incluirlo en tu menú del día. Además, hay otro plus: rompes con la rutina de la carnes rojas.

Ahora bien, si hay algo que debes tener en cuenta al momento de intentar nuevas recetas es el valor cultural de donde proviene. Es decir, esta forma de hacer pulpo tiene algo de polémica, debido principalmente a que necesitas que este invertebrado esté vivo para poder lograr la preparación.

¿El propósito? Muy simple: la consistencia y la textura. Con el pulpo a la gallega, al momento de prepararlo sucede que, si ya lo has comprado en una pescadería, no quedará igual. Es necesario sumergirlo y retirarlo varias veces hasta que la carne ablande de una manera perfecta, y puedes notarlo mientras lo comes.

Pero no nos adelantemos. Descubrirás estos y otros datos a medida que vayas avanzando en las indicaciones y pasos para la receta de pulpo a la gallega. Por otro lado, que lleve aceite de oliva y patatas es un plus único para el contraste de sabores dentro de paladar. Es cuestión que nos dejes tu impresión.

Solo resta que conozcas los procedimiento e indicaciones precisas y emules lo mejor que puedas esta deliciosa y tradicional receta española. Y ni hablar si te encantan los mariscos; sin duda esta alternativa llenará todos tus expectativas.

Descubre la tradicional receta de pulpo a la gallega

Antes, un poco de historia sobre esta preparación

Para hacer la receta de pulpo a la gallega correctamente, hay que cumplir con un procedimiento que es bastante curioso. En Galicia se le denomina “asustar” y básicamente se refiere a que hay que pasar por cocción tres veces al pulpo.

Es decir, se introduce al pulpo dentro de la olla (que preferiblemente tiene que ser de material de cobre), se deja unos pocos segundos y se retira. Y así tres veces. El objetivo es ablandar la carne del pulpo y que relaje el nervio para que así sepa mucho mejor. Además, esta técnica permite que el animal conserve su piel.

Hoy en día se sirve como tapa y goza de fama dentro de todo el territorio español, incluso internacionalmente. Así que, ya estás al tanto de todos los pormenores y curiosidades sobre esta tradicional receta gallega. Solo resta que te animes y comiences a prepararla tú mismo. A ver cómo te sale a ti.

Lee: Puré de patatas casero

Receta de pulpo a la gallega

Ingredientes

  • 1 pulpo entero (unos 2 kilos)
  • 5 patatas grandes (1 kg, aprox.)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva (60 ml)
  • 3 cucharadas de sal Maldon (45 g)
  • 1 cucharada de pimentón (15 g)

No te pierdas: Los beneficios de incluir aceite de oliva en la dieta

Preparación

  1. Pon a calentar agua en una olla grande. Es importante que realmente sea grande y espaciosa. De no ser así, el pulpo no cabrá y será un problema técnico bastante molesto.
  2. Cuando notes que el agua está a punto de hervir, será el momento de “asustar” al pulpo.
  3. No te preocupes, recuerda que es introducirlo y sacarlo tres veces, en intervalos de pocos segundos, aproximadamente 5 por cada sumergida.
  4. Luego, deja el pulpo dentro de la olla con agua hirviendo por 40 minutos.
  5. Pasado el tiempo, dejarás que repose, y enfríe durante 5 minutos, sin tocarlo.
  6. Luego, escurre muy bien hasta que seque casi por completo.
  7. Corta las patas del pulpo y hiérvelas en otra olla, esta un poco más pequeña, durante 20 minutos.
  8. Mientras tanto, pelas las papas y córtalas en cuatro partes.
  9. Cuece las papas en otra olla pequeña con sal.
  10. Casi para terminar, corta el restante del pulpo con una tijeras para cocinar. Los trozos no deben superar los 3 centímetros. Así cabrán perfectamente en el plato al momento de servir.
  11. Finalmente, sirve el pulpo en un plato de madera y espolvorea el pimentón y la sal Maldon y termina con un chorrito de aceite de oliva.