Deliciosos pollos al horno con naranja y romero

El pollo al horno con naranja y romero es una forma diferente y deliciosa de consumir esta carne tan nutritiva para no aburrirnos de las mismas preparaciones

Es tiempo de iniciar una nueva gama de preparaciones y ampliar un poco el recetario. Basta ya de comer las mismas cosas, con poca o nula variación. Para facilitarte la tarea, hoy te mostramos la receta para hacer deliciosos pollos al horno con naranja y romero.

En esta preparación el aroma y sabor del romero se impregna con la jugosidad y sensación única en el paladar del cítrico proveniente de la naranja. Todo, en conjunto con el sabor clásico e inconfundible del pollo que siempre consumes.

Además, hay una cuestión que siempre ocurre cuando surge cualquier receta que tenga como protagonista principal al pollo. Después de largas horas de preparación, cocción e interminables pasos, el resultado es el mismo: siempre sabe igual.

No obstante, con esta receta (afortunadamente) esperamos que no te suceda lo antes mencionado. La elaboración es muy sencilla y, además, siempre puedas variar un poco. Puedes probar a incluir algún tipo de especia picante o marinar la carne antes de cocerla.

Todo dependerá de tu innovación y creatividad al momento de preparar pollos al horno con naranja y romero. Por cierto, seguramente te quedará la duda sobre el esta última hierba.

Tradicionalmente usada en carnes, pastas y pizzas, pero también en guisos y ¡cómo no! en el pollo. Aporta olor delicioso y sazón.

No dejes de probar esta receta y anímate. Es más, hasta puedes hacer una variación con ajo y curry para dar aún más contraste y conseguir que tu paladar experimente sensaciones como con pocos platillos.

Cómo preparar pollos al horno con naranja y romero

¿Por qué deberías usar este método para el pollo?

Aunque nada es evidente, y mucho menos en las costumbres de cada individuo o en la riqueza de la gastronomía de cada lugar, ampliar las posibilidad para realizar recetas es sumamente importante. No solo porque te brinda nuevos conocimientos, sino porque adquieres técnicas creativas para hacer platillos especiales.

Este es el caso que hoy te enseñaremos con los pollos al horno con naranja y romero. Combinar lo cítrico de las naranjas con adobos salados y el toque refrescante y aromático del romero, en principio, podría entenderse como una decisión arriesgada.

Nada más alejado de la realidad. Lo cierto es que, quizás sin percatarte conscientemente, estas consumiendo calorías importantes y necesarias para el organismo en una sola comida. Esto, sin hacer mención a los otros elementos, como la vitamina C y los efecto medicinales del romero.

Naranja.

En consecuencia, merece al menos que te detengas un poco y te pongas a pensar en una serie de factores. No solo hay que tener en cuenta la variedad, sino también la calidad de las comidas que ingieres.  Debido a múltiples factores ya casi nadie parece tomar en serio esta cuestión.

Ingredientes

  • 2 pollos enteros sin piel (unos 2 kilos)
  • 3 cebollas grandes
  • 4 dientes de ajo sin piel
  • 2 ½ tazas de jugo de naranja (640 ml)
  • 3 cucharadas de romero molido (45 g)
  • ¾ vaso de aceite de oliva (150 ml)
  • 3 cucharadas de sal (45 g)
  • 3 cucharadas de pimienta negra molida (45 g)

Preparación

El detalle con la preparación de los pollos al horno con naranja y romero, es que te dediques a los aliños.

  1. En primer lugar, trocea muy bien las cebollas en forma de dados, que no sean aproximadamente de 2 centímetros.
  2. Si tienes una tabla de cortar que marque las medidas sería genial. Aunque, con solo asegurarte a ojo que tengan el tamaño adecuado, bastará.
  3. Seguidamente, haz lo mismo con el ajo y añade todo en un bol mediano con el aceite, un poco de ralladura de piel de naranja, pimienta negra y el romero.
  4. A continuación, procederás a mezclar todo muy bien y dejarás reposar.
  5. Luego, recubrirás la superficie de cada pollo con la mezcla aliñada. Presta atención en los detalles. La idea es que intentes cubrir ambos pollos lo mejor posible.
  6. Después, deberás llevar al congelador por espacio de 40 a 60 minutos. Esto hará que los aliños se adhieran mejor.
  7. Pasado el tiempo, retira del congelador y, si prefieres, unta un poco más de condimentos y sazona.
  8. Finalmente, precalienta el horno a 180 ºC e introduces cada pollo en una bandeja por 30 minutos. Luego, retira, voltéalos y cocina otros 30 minutos más.
  9. Cuando notes que está bien dorado, deja que enfríe un poco y puedes empezar a comer tu deliciosa preparación.