Deporte durante el embarazo: ¿qué debes tener en cuenta?

Edith Sánchez·
30 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
29 Enero, 2020
El deporte durante el embarazo trae múltiples beneficios, pero se deben tomar las precauciones necesarias y contar con el visto bueno del médico, en especial si antes de la gestación la madre no practicaba actividades físicas con regularidad.

Hay muchas dudas en torno a la práctica del deporte durante el embarazo. Por un lado están quienes piensan que la gestación es una etapa para el reposo y la quietud. En el extremo opuesto se encuentran los que opinan que mantenerse constantemente activa durante el embarazo es lo más adecuado.

Los expertos coinciden en señalar que el deporte durante el embarazo es más que aconsejable. Por ejemplo, así lo confirma una revisión publicada por Nutrición Hospitalaria. Sin embargo, hay que tomar precauciones, ya que no todas las disciplinas son convenientes y tampoco es beneficioso hacer actividad física de manera indiscriminada.

El deporte durante el embarazo trae grandes beneficios; según un estudio que publicó Sports Medicine, estos son similares a los que se dan en una persona no gestante.

Entre estas consecuencias positivas, podemos destacar que mejora el estado de ánimo, alivia los dolores de espalda, previene problemas en las articulaciones y acelera el movimiento intestinal. ¿Qué se debe tener en cuenta para que no haya dificultades? Enseguida lo veremos.

La intensidad del deporte durante el embarazo

Lo más conveniente es crear un plan de actividad física con la supervisión del médico. Si antes del embarazo hacías ejercicio frecuentemente o practicabas algún deporte, bastará con hacer unos pequeños ajustes. Si, en cambio, eras sedentaria, la actividad física debe comenzar despacio e ir aumentando la intensidad gradualmente.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que al menos se lleven a cabo dos horas y media —es decir, 150 minutos— de actividad física aeróbica por semana, o un poco menos si se trata de trabajos más intensos.

En general, toda mujer puede practicar deporte durante el embarazo. No obstante, como detalla una investigación realizada por profesionales de la Universidad de Antioquia, (Colombia), hay ciertos casos en los que el ejercicio durante la gestación no es conveniente. Algunas de las contraindicaciones más frecuentes son:

  • Si hay sangrados o hemorragia vaginal.
  • En caso de que se presenten contracciones tempranas.
  • Cuando la madre tiene presión arterial alta inducida por el embarazo.
  • Si hay ruptura temprana de las membranas, conocida como «ruptura de la bolsa».
Grupo de embarazadas haciendo ejercicios sobre bolas fitness

Sigue leyendo: Por qué es importante la alimentación en el embarazo

El primer trimestre

El primer trimestre del embarazo es el más complicado para algunas mujeres. Si durante esta etapa te sientes excesivamente cansada o tienes mareos y vómitos con frecuencia, tómate la actividad física con calma. Quizás no sea la prioridad en este momento, aunque una caminata regular puede ser de ayuda.

Lo más adecuado en estos primeros meses, en especial si no has sido una deportista asidua antes, es comenzar con ejercicios como el yoga o trabajos con autocargas o bandas elásticas y pilates. Durante los tres primeros meses, tu cuerpo está haciendo tareas titánicas, así que no te excedas con los esfuerzos.

La práctica de un deporte como tal solo es aconsejable si ya lo practicabas antes, excepto que sea un deporte de contacto. De lo contrario, subir escaleras o caminar a paso rápido son buenas opciones para seguir activa. De todos modos, como mencionamos con anterioridad, esto se ha de consensuar con el médico.

El segundo trimestre

El segundo trimestre es una etapa del embarazo más adecuada para practicar deporte. El artículo de Sports Medicine citado con anterioridad destaca que las actividades que ayudan a desarrollar fuerza y resistencia son aconsejables, pero no deben incluirse el levantamiento de pesos importantes ni las prácticas de contacto.

De acuerdo con esta fuente, la caminata a paso rápido sigue siendo recomendable, así como la bicicleta fija. Además, como afirma un estudio publicado en la revista Transmisión del Conocimiento Educativo y de la Salud, también la natación resulta ser una buena alternativa, ya que presenta varios beneficios:

  • Fortalece el sistema cardiorespiratorio.
  • Ayuda a controlar el peso.
  • Contribuye a aliviar el dolor de espalda.
  • Tonifica el cuerpo.

Asimismo, durante esta etapa es muy conveniente realizar los ejercicios de Kegel regularmente. Tal y como indica un estudio publicado por la Revista Andaluza del Deporte, lo más recomendable es que esta rutina de ejercicios se planifique de la mano de un profesional.

Por otra parte, hacer pilates también podría ser una indicación pertinente. Según un estudio publicado en 2005, esta disciplina contribuye a mantener la zona del core y la pelvis fuerte, lo que permite llevar mejor los cambios fisiológicos producto del embarazo.

La práctica de yoga es otra alternativa recomendable, gracias a sus bondades para prevenir diversos inconvenientes —como la hipertensión— detalladas en un estudio que publicó The Journal of Alternative and Complementary Medicine.

deporte en el embarazo

Descubre más: Todo lo que hay que saber sobre el parto en el agua

El tercer trimestre

Hacer deporte durante el embarazo se complica un poco más en el tercer trimestre, por el peso de la barriga. Esto hace que los movimientos sean más limitados y aparezcan mayores problemas de equilibrio. No es bueno que te quedes quieta, pero tampoco que te excedas con el ejercicio.

En esta etapa, la caminata sigue siendo una actividad importante, ya que es un ejercicio útil para mantenerte en forma. Hacer yoga y pilates también es recomendable, pero a estos deberías sumar sesiones de control postural y ejercicios de respiración. Nuevamente, remarcamos la importancia de seguir las indicaciones del médico para cada caso particular.

El deporte durante el embarazo es muy importante

En todas las etapas del embarazo y para cualquier persona que hace ejercicio físico, los profesionales de Mayo Clinic recomiendan mantener una nutrición e hidratación correctas. También es preciso utilizar la ropa adecuada, en especial el sujetador. Si haces ejercicio sentada o en el suelo, levántate lentamente cuando tengas que incorporarte.

Como se advirtió con anterioridad, las mujeres en estado de gestación no deberían practicar deportes de contacto o en los que haya riesgos de caídas, como por ejemplo el esquí. En tanto, los deportes de raqueta u otros más demandantes como la gimnasia deportiva se deben hacer con moderación, siempre y cuando ya se practicaran antes del embarazo.

  • Aguilar Cordero, M. J., Sánchez López, A. M., Rodríguez Blanque, R., Noack Segovia, J. P., Cano, P., López-Contreras, G., & Mur Villar, N. (2014). Actividad física en embarazadas y su influencia en parámetros materno-fetales: revisión sistemática. Nutrición Hospitalaria, 30(4), 719-726. http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_abstract&pid=S0212-16112014001100001
  • Aguilar Cordero, M. J., Sánchez López, A. M., Rodríguez Blanque, R., Noack Segovia, J. P., Pozo Cano, M. D., López-Contreras, G., & Mur Villar, N.. (2014). Actividad física en embarazadas y su influencia en parámetros materno-fetales: revisión sistemática. Nutrición Hospitalaria, 30(4), 719-726. https://dx.doi.org/10.3305/nh.2014.30.4.7679
  • Melzer, Katarina & Schutz, Yves & Boulvain, Michel & Kayser, Bengt. (2010). Physical Activity and Pregnancy. Sports medicine (Auckland, N.Z.). 40. 493-507. 10.2165/11532290-000000000-00000.
  • Organización Mundial de la Salud. Recomendaciones mundiales sobre la actividad física para la salud. https://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_recommendations/es/
  • Rubén Barakat Carballo. Ejercicio físico durante el embarazo. Programas de actividad física en gestantes. http://viref.udea.edu.co/contenido/publicaciones/memorias_expo/act_fis_salud/ejercicio.pdf
  • María Dolores Miranda Moreno, Cristina Navío Poussivert, Virginia Rodríguez Villar. 2013. Beneficios de la natación en el embarazo. La educación maternal en el agua. TRANCES. Transmisión del Conocimiento Educativo y de la Salud. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6424245
  • Mata, F.; Chulvi, I.; Roig, J.; Heredia, J.R.; Isidro, F.; Benítez Sillero, J.D.; Guillén del Castillo, M. 2010. Prescripción del ejercicio físico durante el embarazo. Revista Andaluza de Medicina del Deporte. https://www.redalyc.org/pdf/3233/323327662005.pdf
  • Balogh A. Pilates and pregnancy. RCM Midwives : the Official Journal of the Royal College of Midwives. 2005 May;8(5):220-222.
  • Shamanthakamani Narendran, Raghuram Nagarathna, Vivek Narendran, Sulochana Gunasheela, and Hongasandra Rama Rao Nagendra. Efficacy of Yoga on Pregnancy Outcome. 2005. The Journal of Alternative and Complementary Medicine. https://www.liebertpub.com/doi/abs/10.1089/acm.2005.11.237
  • Eating and exercise: 5 tips to maximize your workouts. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/fitness/in-depth/exercise/art-20045506