Deprax: ¿qué es y para qué se utiliza?

27 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
El deprax es un antidepresivo sedante y que provoca somnolencia, especialmente al comienzo del tratamiento. ¿Cómo actúa? ¿Cuáles son sus efectos adversos? ¡Descúbrelo!

El deprax es un medicamento cuyo principio activo es la trazadona. Este medicamento se utiliza principalmente para tratar la depresión. La trazadora (deprax) pertenece al grupo de medicamentos llamados antidepresivos y se presenta en comprimidos para administración por vía oral. ¿Cómo se administra? ¿Cuáles son sus efectos adversos? Te lo contamos.

¿Para qué se utiliza el deprax?

El deprax es un antidepresivo sedante que provoca somnolencia, especialmente al comienzo del tratamiento. La trazodona se utiliza para el tratamiento de episodios depresivos mayores y estados mixtos de depresión y ansiedad.

La trazodona controla la depresión, pero no la cura. Puede tardar dos semanas o más en comenzar a ejercer su efecto. Aunque te encuentres bien, no debes dejar de tomar trazadora de repente, ya que puedes experimentar síntomas de abstinencia.

Algunas veces, el deprax también se prescribe a personas que sufren insomnio, ansiedad y esquizofrenia. La esquizofrenia es una enfermedad mental que da lugar a pensamientos alterados e inusuales, perdida de interés por la vida así como emociones fuertes.

También se puede utilizar para tratar movimientos incontrolados que son un efecto secundario del tratamiento con otros medicamentos.

Hombre con depresión
El deprax es un antidepresivo que se emplea como parte del tratamiento del insomnio, ansiedad y esquizofrenia.

¿Cómo tomar trazodona?

La dosis inicial es de 100-150 mg al día, repartida en varias tomas después de las comidas. Otra posibilidad es tomar una dosis única antes de dormir. La dosis se puede incrementar gradualmente hasta un máximo de 400 mg al día.

Por lo general el incremento de la dosis es de 50 mg al día, cada tres o cuatro días. En el caso de estar hospitalizado, la dosis se puede aumentar hasta un máximo de 600 mg al día dividida en varias tomas.

Cuando se encuentre la dosis adecuada de deprax, se mantiene durante al menos cuatro semanas. Posteriormente, la dosis se reducirá de forma gradual, en función de la respuesta terapéutica.

El tratamiento se mantendrá hasta que el paciente se haya encontrado bien durante un período de cuatro a seis meses. Entonces, la dosis se reducirá de forma gradual hasta que sea lo suficientemente baja para suspender el tratamiento.

Lee también: 5 factores que inciden en la depresión

¿Qué hacer en caso de sobredosis?

En caso de sobredosis o ingesta accidental, consulta inmediatamente al médico o acude al servicio de urgencias del hospital más cercano indicando el medicamento y la cantidad ingerida.

Los síntomas por sobredosis más frecuentes son: somnolencia, mareos, náuseas y vómitos. En casos más graves puede que el paciente entre en coma, convulsiones, hiponatremia (baja concentración de sodio en la sangre), hipotensión, taquicardia e insuficiencia respiratoria.

¿ Y si se me olvido tomar una dosis?

Si se te olvida tomar una dosis, no debes tomar doble para compensar la dosis que has olvidado. Sin embargo, debes tomarla tan pronto como te acuerdes. No obstante, si es casi a la hora de la siguiente, no tomes la que se te ha olvidado.

Deprax para la depresión
En caso de olvidar una dosis del tratamiento con deprax, no se debe tomar el doble para compensarla.

Posibles efectos adversos de trazodona

Al igual que todos los medicamentos, el deprax puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los llegan a padecer. Acuda al médico u hospital más próximo cuando experimente alguno de estos efectos:

  • Hinchazón de manos, pies , tobillos, cara, labios o garganta. Podría ser una reacción alérgica.
  • Erección dolorosa del pene, sin relación sexual, que no desaparece.
  • Coloración amarillenta de la piel o los ojos.
  • Infecciones con más frecuencia. Esto podría ser por un trastorno de la sangre (agranulocitosis).

También puede darse la aparición de moratones con más facilidad de lo habitual, lo cual podría ser debido a un trastorno de la sangre (trombocitopenia).

Además, si hay dolor e hinchazón del abdomen, vómitos y estreñimiento, pueden ser signos de que el intestino no está funcionando correctamente.

Otros efectos adversos de trazodona

Es importante que te pongas en contacto con tu médico si notas los siguientes efectos adversos:

  • Pensamientos autolesivos.
  • Convulsiones o ataques.
  • Erupciones o sensaciones raras en la piel como entumecimiento, pinchazos, ardores u hormigueo.
  • Sensación de confusión, inquietud, alucinaciones, tirones de los músculos y latidos rápidos del corazón.
  • Dificultad para respirar y caminar.
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso.
  • Retención de líquidos, que puede causar hinchazón de los brazos o las piernas.
  • Movimientos musculares involuntarios, sobre todo en los brazos y en las piernas.

Descubre: Trastorno de movimientos estereotipados

Conclusión

La trazodona es un medicamento con efecto antidepresivo. En dosis bajas es útil en algunos trastornos del sueño como el insomnio. No olvides que siempre debe haber una supervisión médica del tratamiento.

  • Vademecum. (2016). Trazodona.
  • Chica-Urzola, H. L. (2015). Trazodona en el trastorno del comportamiento del sueño MOR. Revista Colombiana de Psiquiatria. https://doi.org/10.1016/j.rcp.2015.04.004
  • Alcántara-López, M. G., Gutiérrez-García, A. G., Hernández-Lozano, M., & Contreras, C. M. (2009). Trazodona, un antidepresivo atípico con propiedades ansiolíticas y sedantes. Archivos de Neurociencias.
  • Jaffer KY, Chang T, Vanle B, et al. Trazodone for Insomnia: A Systematic Review. Innov Clin Neurosci. 2017;14(7-8):24–34. Published 2017 Aug 1.
  • Generali JA, Cada DJ. Trazodone: Insomnia (Adults). Hosp Pharm. 2015;50(5):367–369. doi:10.1310/hpj5005-367