Depura tu hígado en una semana

Es muy importante empezar la jornada con un vaso de agua tibia y unas cucharadas de zumo de limón y aceite de oliva para limpiar nuestro organismo después del ayuno nocturno

El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro organismo. Tiene la gran capacidad de autoregenerarse, pero también es uno de los órganos que más sufre debido a la mala alimentación, los hábitos tóxicos y las emociones negativas.

En este artículo explicamos como realizar una completa depuración del hígado en un plazo de siete días.

¿Cómo sabemos si tenemos el hígado sobrecargado?

Hay varios síntomas que nos confirman que deberíamos depurar nuestro hígado:

  • Malas digestiones: el hígado es fundamental en el proceso digestivo, por lo que las malas digestiones, con dolor abdominal, estreñimiento o gases son síntomas de problemas hepáticos
  • Estado de ánimo: el mal funcionamiento del hígado afecta también a nuestro estado de ánimo, causándonos irritabilidad, desánimo e ira.
  • Ojeras oscuras bajos los ojos
  • Dolor en el ojo derecho
  • Color amarillento de la piel y la esclerótica del ojo
  • Hipertensión arterial
  • Alergias y problemas cutáneos

Preparación para la semana depurativa

Puesto que la depuración durará una semana es importante que sigamos estrictamente las pautas que daremos, y que antes y después de esta semana también intentemos no realizar abusos de ningún tipo, para evitar reacciones del cuerpo. Si tomamos medicación o tenemos algún problema de salud deberemos consultar con el médico antes de realizarla.

Finalmente, debemos señalar que cuando se hace una depuración a veces suelen aparecer síntomas de la misma limpieza como pueden ser dolores de cabeza, cansancio, un poco de fiebre, diarreas, etc. Por ello recomendamos consultar siempre con un médico o naturópata especialista.

Alimentos prohibidos

Durante esta semana evitaremos totalmente los siguientes alimentos:

  • Alcohol
  • Fritos
  • Carne roja
  • Precocinados
  • Lácteos
  • Azúcar blanco
  • Endulzantes artificiales

En ayunas

Cuando nos levantamos por la mañana es cuando finalizamos el ayuno nocturno, durante el cual nuestro cuerpo ha descansado y se ha regenerado y realmente ha habido un buen descanso. Por eso es muy importante elegir bien lo primero que consumiremos para romper ese ayuno.

Beberemos en ayunas dos vasos de agua tibia o caliente y a continuación tomaremos una cucharada sopera de jugo de limón y una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra. Con estos pasos tan sencillos limpiaremos el organismo, pondremos en funcionamiento nuestros órganos y activaremos el hígado.

aceite y limón elle_ann

El desayuno

Media hora después ya podremos desayunar. Recomendamos empezar el desayuno con un jugo natural de pomelo. Si queremos endulzarlo le añadiremos un poco de miel de abeja o de estevia.

A continuación podremos elegir entre uno de los siguientes desayunos, que podemos ir alternando cada día si así lo deseamos:

  • Opción 1: Batido de fruta (manzana, pera, piña o plátano) con bebida vegetal de avena o arroz, una cucharadita de levadura de cerveza, una cucharadita de polen molido, un puñado de ciruelas pasas y almendra molida.
  • Opción 2: Tostadas de pan integral con tahín (paté de sésamo) y aguacate
  • Opción 3: Bocadillo de pan integral con tortilla.

batido platano Foodmayhemcom

A media mañana

Puesto que esta depuración no es un régimen de adelgazamiento no tenemos que pasar hambre. Por ello, si tenemos hambre a media mañana podemos comer alguna pieza de fruta o un puñado de frutos secos.

Lo que sí deberemos tomar cada día a media mañana será una infusión de alguna de las siguientes plantas medicinales:

  • Boldo
  • Cardo mariano
  • Diente de león

La comida

La comida se basará en tres platos que podemos combinar o mezclar:

  • Primer plato: Gazpacho, ensalada o manzana asada
  • Segundo plato: Arroz integral, quinoa, pasta integral, mijo o patata cocida o al horno
  • Tercer plato: Pescado, carne blanca o legumbres

Podemos aliñar las comidas con aceite de oliva virgen extra, un poco de sal marina y vinagre de manana

Finalizaremos la comida igualmente con una de las infusiones que hemos mencionado

ensalada completa diekatrin

A media tarde

A media tarde podemos tomar algo como a media mañana, y tomaremos la tercera y última infusión del día.

La cena

Si queremos cuidar nuestro hígado las cenas deben ser siempre ligeras y no muy tardías, ya que el hígado se regenera en las primeras horas de la madrugada, y para hacerlo correctamente tiene que haber terminado el proceso digestivo.

Por lo tanto, recomendamos, durante esta semana, basar la cena en una crema de verduras casera, que podemos condimental con algas, aceite de lino y un poco de germen de trigo. Si tenemos más hambre también podemos comer un huevo (en tortilla o cocido) y unas tostaditas de arroz o maíz.

Además, en este artículo explicamos algunos tips que nos ayudarán a cuidar nuestro hígado diariamente.
Imágenes por cortesía de elle_ann, Foodmayhemcom y diekatrin

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar