Depuración hepática y renal con limón, pomelo y jengibre

Elena Martínez Blasco·
01 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
27 Noviembre, 2018
El hígado y los riñones son fundamentales para eliminar toxinas, pero a veces están sobrecargados. Hacer un tratamiento de depuración con productos naturales ayudará a que estos órganos se mantengan en perfectas condiciones.
 

Cuando nos sentimos pesados, sin energía, con la piel opaca y con mayor tendencia a tener granitos e imperfecciones, y además llevamos un par de días sin ir al baño, consideramos que quizás necesitamos una depuración hepática y renal.

La depuración es un proceso que tiene como objetivo principal eliminar las toxinas. Ya que se considera que así se puede ayudar a superar ese cansancio, recuperar la energía y mejorar la salud en líneas generales.

Este proceso suele consistir en el consumo de una bebida natural o un tipo de dieta en concreto, basada en alimentos sanos (ricos en nutrientes y fibra), por un lapso de tiempo corto. A continuación te contaremos cómo realizar una depuración hepática y renal con tres alimentos: limón, pomelo y jengibre. 

Los beneficios de la depuración hepática y renal

Beneficios de la depuración hepática y renal

Se considera que las ‘toxinas’ entran al cuerpo (a través del consumo excesivo de comida chatarra o ultraprocesada y algunos productos, como el alcohol y el tabaco) y, junto con el estrés y otros factores, menguan la salud.

Cuando el organismo funciona de manera correcta, la eliminación de toxinas es continua y no se produce malestar. Sin embargo, cuando el cuerpo está ‘sobrecargado’, las toxinas se acumulan y causan problemas.

 

Por esta razón, hay quienes consideran necesario hacer un proceso de limpieza o depuración hepática y renal una vez al año. Este proceso, ayudaría a mejorar tanto la salud del hígado como de los riñones.

La limpieza puede contribuir con el bienestar y así, ayudarnos a sentirnos mejor. Sin embargo, es necesario aclarar que, para que los beneficios sean duraderos, será imprescindible mantener buenos hábitos de vida.

Ver también: 5 licuados cuidar del hígado y el páncreas

El limón, el pomelo y el jengibre

Para realizar la depuración hepática y renal, hay quienes utilizan tres ingredientes en concreto: limón, pomelo y jengibre. Porque los tres contienen nutrientes que benefician la salud de todo el organismo y además, cada uno puede brindar otros beneficios adicionales, como podremos ver a continuación.

  • Limón. Es una fruta con alto contenido en vitamina C y antioxidantes. Además, se le atribuyen propiedades antimicrobianas, que ayudarían a eliminar agentes patógenos que estén perjudicando la salud, además de las toxinas. Por otra parte, contribuye a mejorar la función inmune, de acuerdo con un estudio publicado en Nutrients.
  • Pomelo. Otra fruta cítrica llena de antioxidantes y vitamina C. Además de contribuir con la salud del sistema inmune, tiene un efecto diurético que ayuda a eliminar los líquidos retenidos y a desinflamar.
  • Jengibre. Un alimento digestivo que también ayuda a desinflamar y a eliminar líquidos retenidos. También se le atribuyen propiedades analgésicas y antiinflamatorias, según las investigaciones más recientes.
 

Receta para la depuración hepática y renal

Sigue la siguiente receta para conseguir una bebida que ayude a la depuración del organismo, aportando nutrientes de calidad.

Cómo preparar el remedio

Ingredientes

  • 1 limón.
  • ½ pomelo.
  • 1 ½ litro de agua.
  • 3 rodajas gruesas de jengibre fresco.
  • Opcional: estevia (no más de dos cucharadas, 20 g).

Preparación

  • Exprimimos el limón y reservamos el zumo un momento.
  • Hacemos lo mismo con medio pomelo.
  • Tomaremos la cáscara de las frutas y la rallaremos.
  • Aparte, tomaremos 3 rodajas de jengibre y las pondremos a hervir en una olla con agua.
  • Una vez hayamos obtenido la infusión de jengibre, apagaremos el fuego, añadimos las cáscaras de los cítricos y dejaremos entibiar el líquido tapado.
  • Al agua de jengibre le añadiremos el zumo de las frutas.
  • Conservaremos en el refrigerador y consumiremos durante los próximos días.
  • Al momento de servir un vaso, podemos añadir un poco de estevia, para endulzar (siempre menos de dos cucharadas).

Pautas de consumo

  • Lo ideal es consumirla siempre dentro de una dieta equilibrada.
  • Podemos tomar un vaso de esta bebida, a media mañana o a media tarde. Por ejemplo, antes de hacer ejercicio.
 
  • No es recomendable beber más de 3 vasos al día.
  • Para poder lograr la depuración, es importante facilitar el tránsito intestinal mediante el consumo regular de agua y alimentos frescos, sanos y ricos en fibra, en conjunto con una buena rutina de ejercicios.
  • Las personas que estén bajo tratamiento (de cualquier índole) o sean pacientes crónicos deben consultar con el médico antes de realizar cualquier proceso de depuración. 

Descubre: 7 maneras de aumentar el consumo de fibra para tratar el estreñimiento

Recomendaciones adicionales

Durante esta depuración hepática y renal de tres semanas deberíamos eliminar o minimizar tanto como sea posible el consumo de algunos alimentos:

  • Carnes rojas y embutidos.
  • Azúcar y alimentos azucarados. Estos productos resultan nocivos para la salud, tal y como afirman los expertos en nutrición.
  • Aceites refinados, fritos y grasas hidrogenadas.
  • Natas, cremas de leche, quesos grasos y margarinas.
  • Comida chatarra, precocinada y alimentos ultraprocesados.
  • Bollería, galletas, pan blanco y otros alimentos elaborados con harinas refinadas.
  • Bebidas gasificadas, azucaradas o edulcoradas y alcohólicas.

También sería recomendable eliminar el consumo de tabaco, ya que este es uno de los  hábitos que más perjudica la salud y resta calidad de vida.

Utiliza la bebida de depuración para mejorar el estado de salud

Una vez hayamos finalizado la depuración hepática y renal, lo más recomendable es adoptar y mantener un estilo de vida saludable. No es en absoluto recomendable volver a cometer excesos (de comida o de cualquier otra índole) y luego ‘eliminarlo’ con otra depuración, ya que así estaremos poniendo en riesgo la salud.

 

Si tenemos dudas acerca de cómo llevar un estilo de vida saludable, acorde a las necesidades de nuestro organismo, podemos consultar con el médico. 

  • Carr AC., Maggini S., Vitamin C and immune function. Nutrients, 2017.
  • Aryaeian N., Shahram F., Mahmoudi M., Tavakoli H., et al., The effect of ginger supplementation on some immunity and inflammation intermediate genes expression in patients with active rheumatoid arthritis. Gene, 2019. 698:179-185.
  • Jensen T., Abdelmalek MF., Sullivan S., Nadeau KJ., et al., Fructose and sugar: a major mediator of non alcoholic fatty liver disease. J Hepatol, 2018. 68 (5): 1063-1075.