Depuración renal para prevenir los cálculos

Al combinar en nuestro día a día diferentes ingredientes purificadores conseguiremos hacer la depuración renal casi sin darnos cuenta. También debemos incrementar el consumo de agua para facilitar la tarea

Si tienes cierta predisposición genética a sufrir cálculos renales, ya los has sufrido con anterioridad o, simplemente, quieres cuidar y limpiar tus riñones para prevenir cualquier patología, te proponemos una depuración renal que puedes realizar en cualquier momento del año.

Sigue estos sencillos pasos durante tres semanas y verás cómo mejora la salud de tus riñones y cómo repercute también en tu calidad de vida.

¿Por qué hacer una depuración renal?

Por qué hacer una depuración renal

A continuación destacamos los motivos por los cuales deberíamos hacer esta depuración renal, al menos, una vez al año:

  • Para prevenir la formación de nuevos cálculos si ya hemos sufrido con anterioridad un cólico nefrítico.
  • Para prevenir si tenemos antecedentes familiares con enfermedades renales.
  • Para reducir los dolores causados por inflamaciones, en especial, en las rodillas.
  • Para combatir la retención de líquidos y los edemas.
  • Para aliviar dolores crónicos en la zona media de la espalda, entre las lumbares y las dorsales.
  • Para combatir el cansancio y la fatiga, ya que los riñones están relacionados con nuestros niveles de energía.
  • Para depurar el organismo en general y mejorar el funcionamiento de todos los órganos.

Ver también: Recetas para la retención de líquidos

¿Qué ingredientes usaremos?

Qué ingredientes usaremos

Para realizar esta depuración renal necesitaremos algunos alimentos medicinales con propiedades muy beneficiosas para el riñón:

Cebolla

En cualquier depuración renal no puede faltar la cebolla, gracias a sus propiedades diuréticas y desintoxicantes. Este bulbo ayuda a evitar la formación de cálculos renales y a combatir las inflamaciones e infecciones del tracto urinario.

Apio

El apio está de moda por ser un gran depurativo para el organismo en general, ya que estimula la función de los riñones, el hígado y los pulmones, lo cual repercute en todo el organismo.

Además, nos aporta una gran cantidad de minerales.

Limón

El limón es un potente limpiador que ayuda a prevenir la formación de cálculos renales, en especial de los oxalatos, que son los más comunes, gracias a su alto contenido en citrato.

Además, el consumo de limones beneficia también al hígado y al intestino, a la vez que alcaliniza el organismo, por lo cual es un alimento muy efectivo en una depuración.

Jengibre

Esta especia de sabor picante y exótico es excelente para prevenir y eliminar cálculos renales de manera natural.

Cuenta con propiedades antiinflamatorias y analgésicas, así como la virtud de aumentar la sudoración. Al hacernos sudar y eliminar líquidos a través de la piel se libera al riñón de un trabajo extra.

Diente de león

Esta excelente planta medicinal que crece de manera silvestre es un gran desintoxicante de los riñones y el hígado. Es antibacteriano y diurético, y nos aporta minerales a la vez que aumenta la orina.

Cola de caballo

La cola de caballo es un remedio ideal para todos los trastornos relacionados con los riñones y la vejiga, como la retención de líquidos, los cálculos, las infecciones o la incontinencia.

¿En qué consiste la depuración?

En qué consiste

A continuación vamos a detallar de qué manera debemos consumir los remedios anteriores:

  • Cada mañana al levantarnos, en ayunas, beberemos dos vasos de agua tibia con el jugo de un limón y una pizca de jengibre en polvo. Si nos resulta difícil de tomar podemos añadirle un poco de miel de abeja.
  • Usaremos el jengibre en polvo o fresco para condimentar las recetas de cada día, tanto dulces como saladas.
  • A media mañana y a media tarde nos tomaremos una infusión de diente de león y cola de caballo.
  • Por la noche nos prepararemos un caldo de cebolla y apio que tomaremos como entrante. Utilizaremos media cebolla y una rama de apio fresco, además de las hortalizas que queramos, así como un poco de perejil.

Te recomendamos leer: Depura tus riñones con agua de perejil

Otros consejos importantes

Haremos esta depuración renal durante tres semanas. Durante ese tiempo deberemos seguir también estos consejos:

  • Evitar el uso de medicamentos que no sean bajo tratamiento o estrictamente necesarios.
  • Evitar los malos hábitos como el tabaco y el alcohol.
  • Reducir al máximo el consumo de carne, en especial la roja y embutidos, bebidas azucaradas y azúcares en general, harinas refinada y fritos.
  • Eliminaremos la sal común o de mesa de nuestra dieta y la sustituiremos por sal marina o sal del Himalaya en cantidades moderadas. También podemos optar por el agua de mar, una alternativa muy saludable y que no resulta perjudicial para los riñones.