Desayunar bien a diario alarga tu vida 5 años

Katherine Flórez 9 diciembre, 2014
No te olvides de incluir fruta en tu desayuno, ya sea entera o en forma de jugo. Nos aporta fibras y vitaminas fundamentales para afrontar el día con energía

El desayuno es el alimento más importante del día, ya que al pasar tantas horas sin consumir ningún alimento mientras dormimos, despertamos con las energías muy bajas y es imposible comenzar las actividades diarias sin hacer la debida “recarga”. Si queremos tener un buen desempeño durante el día, es necesario realizar todas las comidas recomendadas, comenzando con un nutritivo desayuno.

Los estudios que se han hecho al respecto demuestran que el consumo de un buen desayuno es esencial para mantener la salud de todo el organismo en general, ya que con él se pueden consumir una gran variedad de alimentos que nos aportan los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para poder tener un correcto funcionamiento de todos y cada uno de los órganos del cuerpo.

¿Cómo debe ser el desayuno?

Huevo-para-el-cabello

  • Un buen desayuno debe incluir un lácteo —en lo posible debe ser semi o descremado—, con el cual se cubre el aporte de calcio que requerimos todos los días, esencial para mantener unos huesos sanos y fuertes; el aporte de calcio es indispensable, sobre todo, para los niños y los adultos mayores. En el caso de las personas que no pueden consumir la leche, pueden reemplazarla por la leche de soja, que aporta muchas proteínas que también son fundamentales para el organismo.
  • Otro de los ingredientes que no pueden faltar en un desayuno sano son las frutas, por su aporte en fibras, las cuales se pueden consumir en forma de jugos o enteras, como se prefiera.
  • Los cereales son otros excelentes productos que se deben incluir en los desayunos, además hay una gran variedad para escoger y con ellos obtendremos hidratos de carbono, siendo estos una gran fuente de energía para el organismo. Se pueden consumir con leche o con yogur, también se pueden consumir en forma de galletas o panes, los cuales se encuentran en diferentes y variadas presentaciones.
  • Se pueden consumir algunos embutidos, ya que aportan una gran cantidad de proteínas que benefician el desempeño del organismo, pero se deben comer muy de vez en cuando, ya que contienen mucha grasa, algo que no es muy saludable.
  • Se deben consumir huevos, ya que se pueden preparar de diversas formas y, además, aportan las proteínas indispensables para el correcto desempeño del organismo en general.

Tenlo en cuenta…

Si se tiene sobre peso y se omite el desayuno con la idea de reducir algunos kilos, se está cometiendo un grave error, ya que se produce un efecto muy diferente. En este caso el cuerpo produce más grasas para poder obtener la energía necesaria para desempeñar las funciones de manera adecuada, por lo tanto no es una buena idea dejar de comer el desayuno para bajar de peso; lo que sí se puede hacer es sustituir los bollos por frutas y cereales integrales, no añadir azúcar a los jugos y consumir lácteos descremados. Los embutidos se pueden reemplazar por jamón o pavo.

¡Recuerda! Desayunar bien, cada día, y en la medida correcta, ayudará notablemente a alargar tu vida varios años… ¡Increíble!

Te puede gustar