Desayuno energético y saludable sin lácteos, harinas ni azúcar

Gracias a las propiedades de sus ingredientes naturales con esta receta conseguiremos un desayuno energético que nos aportará todo lo que necesitamos para afrontar el día de la mejor forma

Para aquellas personas que están buscando un desayuno energético que les dé vitalidad y les llene de nutrientes, presentamos una opción muy saludable, libre de lácteos, harinas o azúcar.

Descubre cuál es este desayuno que te ayudará a empezar el día con energía y buen humor.

La importancia de un desayuno energético

Muchas personas que quieren empezar el día con energía suelen recurrir al café.

No obstante, aunque el café da un estímulo rápido al activar el metabolismo, sus efectos no son duraderos y tampoco nos aporta la cantidad de nutrientes que necesitamos para afrontar la jornada.

Si optamos por un desayuno energético conseguiremos varios beneficios para la salud:

  • Nos sentiremos saciados durante toda la mañana y no tendremos necesidad de picar ningún otro alimento.
  • Podremos permitirnos algunos caprichos durante el día sin el miedo de sufrir carencias, ya que el desayuno es muy completo.
  • Activaremos el metabolismo de manera saludable y podremos quemar calorías con más facilidad.
  • Mejoraremos el tránsito intestinal.

Ver también: 4 deliciosas recetas con calabaza que puedes disfrutar en tu desayuno

Las bases de nuestro desayuno

A continuación destacamos las propiedades de los ingredientes de nuestro desayuno nutritivo.

Frutos secos

Frutos secos

Los frutos secos son ricos en proteína, fibra, ácidos grasos, vitaminas y minerales. Nos aportan mucha energía y nos hacen sentir saciados.

La manera más beneficiosa de consumirlos es poniendo los frutos secos crudos en remojo durante varias horas para activar sus propiedades. Lo ideal es consumir un puñado al día de los que más nos gusten.

Frutas secas

Las frutas secas, entre las que destacamos las ciruelas, las uvas y los dátiles, son ricas en azúcares y fibra. Además, contribuyen a regular la función intestinal y nos quitan el ansia de comer dulces.

Semillas

Semillas

Las semillas son alimentos supernutritivos que pese a su pequeño tamaño concentran una gran cantidad de nutrientes. Son una opción excelente para añadir a todo tipo de recetas, así como a nuestro desayuno nutritivo.

Aceite de coco

El aceite de coco es un alimento habitual en las recetas sanas que están de moda.

Es una grasa saludable que podemos consumir con moderación para conseguir, aunque parezca imposible, quemar más calorías y eliminar la grasa que se acumula en el abdomen.

Al comer aceite de coco disfrutamos del placer de su sabor y su textura cremosa, y podemos prescindir así de otras grasas que resultarían perjudiciales para la salud y nos harían ganar peso.

Además, el aceite de coco tiene la ventaja de que nos permite solidificar alimentos al enfriarlos, y elaborar así todo tipo de dulces y postres.

Cacao

Cacao

El cacao puro y amargo es un alimento medicinal que podemos consumir de manera habitual en lugar del chocolate, el cual suele contener mucho azúcar.

El cacao nos da energía, mejora la salud de nuestros músculos y nos proporciona una agradable sensación de felicidad.

Además, es un poderoso antioxidante que combate el daño que nos causan los radicales libres, tanto a nivel interno como externo.

Miel de abeja

La miel es un endulzante natural muy energético con propiedades antibióticas y remineralizantes. También nos va a ayudar a solidificar este desayuno para que sea más fácil consumirlo.

Recomendamos consumir miel ecológica.

Lee también: Aceite nutritivo de coco y cítricos para una piel más suave, luminosa y sin manchas

Desayuno energético

Ingredientes

Para preparar nuestro desayuno energético para varios días necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 3 tazas de frutos secos troceados (almendras, avellanas, nueces) (300 g)
  • 1 taza de frutas secas (pasas, ciruelas, dátiles) (160 g)
  • 1 taza de semillas (girasol, calabaza, lino, chía) (160 g)
  • ½ taza de aceite de coco virgen extra (100 g)
  • ½ taza de cacao amargo en polvo (120 g)
  • ½ taza de miel de abeja (170 g)

Preparación

  • En primer lugar, mezclaremos en un bol los frutos secos, las frutas secas (troceadas) y las semillas.
  • En otro bol, mezclaremos la miel de abeja y el aceite de coco. Si están endurecidos deberemos calentarlos al baño María para que estén líquidos. Después, añadiremos el cacao en polvo.
  • Mezclaremos el contenido de los dos boles.
  • Cuando esté todo bien integrado extenderemos esta masa en una bandeja, la cual enfriaremos y conservaremos en la nevera.
  • En una hora tendremos lista una especie de torta de frutos y semillas que podemos cortar en barritas más pequeñas.
  • Conservaremos siempre las barritas en la nevera hasta la hora de consumirlas, ya que el aceite de coco se derrite si está por encima de los 23 ºC.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar