4 desayunos con avena para acelerar el metabolismo

Okairy Zuñiga · 28 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 28 noviembre, 2019
La avena es un cereal muy nutritivo que puede aportar múltiples beneficios a la salud. Por ello, debemos incorporarlo con mayor frecuencia a nuestra ingesta diaria.

Los desayunos con avena son fáciles de preparar y resultan muy nutritivos, puesto que este cereal es un alimento muy completo. Por ello, se recomienda incluirlo en la dieta con regularidad, incluso cuando el objetivo es acelerar el metabolismo para perder peso.

Al ser rica en rico en fibra soluble genera una sensación de saciedad inmediata y regula el tránsito intestinal. Por lo tanto, resulta muy beneficiosa si queremos evitar comer por gula o ingerir cantidades innecesarias de alimentos calóricos.

Por otra parte, este tipo de fibra reduce la absorción de colesterol en el torrente sanguíneo, por lo que su consumo regular evita problemas cardiovasculares y favorece especialmente al corazón.

La avena es un alimento que puede acelerar el metabolismo, debido a que contiene múltiples vitaminas y minerales que ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre y el colesterol.

Lee también: 13 opciones de desayunos saludables

4 propuestas de desayunos con avena

Para cerciorarte de obtener los beneficios de los desayunos con avena, lo más recomendable es no incluir demasiados ingredientes en la preparación,  y opta por su presentación natural, es decir, en hojuelas.

De esta forma, te asegurarás de excluir alimentos innecesarios que puedan suprimir los beneficios de la avena.

1. Avena con canela y manzana

Avena con canela y manzana

El primero de los desayunos con avena tiene un sabor delicioso, dulce y cremoso. Resulta ideal para empezar los días fríos.

  • 1 taza de hojuelas de avena (250 g).
  • ½ litro de leche de almendras (500 ml).
  • 1 manzana cortada en pequeños cubos.
  • 2 cucharadas de canela en polvo (30 g).
  • 3 cucharadas de miel de maple (30 g).

Para la preparación, mezclaremos en una sartén la leche de almendras, la avena, la canela y la miel de maple. Tenemos la mezcla al fuego hasta que espese, sin olvidar remover cuidadosamente para evitar que se pegue.

Cuando la leche se haya absorbido casi por completo, retiraremos del fuego y añadiremos los trozos de manzana. Pasados los 15 minutos de reposo espolvorearemos la canela sobre la mezcla.

2. Galletas de avena y pasas

En esta receta, uno de los ingredientes son las pasas, si no te gustan, puedes cambiarlas por el fruto que sea de tu agradonueces, avellanas, orejones de durazno, arándanos, etc.

Con las cantidades de esta receta, podrás preparar aproximadamente unas 30 galletas. Te recomendamos limitar tu consumo a 4 o 5 galletas por desayuno.

Ingredientes

  • 1 huevo.
  • 1 taza de pasas (250 g).
  • Aceite de oliva en espray.
  • 1 taza de azúcar morena (250 g).
  • ¾ taza de harina de trigo (190 g).
  • 1 cucharadita de sal marina (5 g).
  • 2 tazas de avena instantánea (500 g).
  • 1 cucharada de canela en polvo (15 g).
  • 1 cucharada de extracto de vainilla (15 g).
  • ½ taza de zumo de manzana natural (125 g).
  • ½ cucharada de bicarbonato de sodio (7,5 g).
  • 2 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente (30 g).

Lo primero será preparar las bandejas para el horno engrasándolas con el aceite. Seguidamente, en un bol pequeño mezcla la harina, el bicarbonato de sodio, la canela y la sal. Además, en un bol grande bate la mantequilla, el azúcar, el huevo y la vainilla. Cuando consigas una crema, añade el zumo de manzana y ⅓ de taza de agua.

A continuación, mezcla todo hasta conseguir una mezcla homogénea. Para que te resulte más fácil hacer las galletas, haz un rulo con la masa y envuélvela en film transparente. Después, pon la masa en la nevera por espacio de dos horas. Mientras se enfría, precalienta el horno.

Pasadas las dos horas, saca la mezcla de la nevera y corta la masa en rodajas, no muy gruesas. Finalmente, colócalas en las bandejas del horno que ya tenías engrasadas. Seguidamente, hornea 15 minutos a 180 ºC.

desayunos con avena, batido de pera y jengibre

Te puede interesar: 4 formas de perder peso con avena

3. Batido de pera, jengibre y avena

¿Lo tuyo no es la cocina pero igual quieres probar los desayunos con avena? En ese caso, prueba tomar una tostada con queso junto con este delicioso batido. 

  • ½ pera.
  • 1 cubo de hielo.
  • 3 cucharadas de avena (45 g).
  • ½ taza de leche de almendras (125 ml).
  • ½ cucharadita de jengibre recién rallado (7,5 g).
  • ½ taza de yogur griego natural bajo en grasa (125 ml).

Para prepararlo, pon todos los ingredientes, excepto el hielo, en el vaso de la licuadora y bate hasta obtener una mezcla homogénea.

4. Avena de fresa con crema

Desayunos con avena de fresa con crema

Uno de los sabores más populares y consumidos en las avenas comerciales es el de fresas con nata.

  • ½ rama de canela.
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharada de miel (15 g).
  • ½ taza de fresas picadas (125 g).
  • ½ taza hojuelas naturales (125 g).
  • 2 cucharadas de yogur griego (30 ml).
  • 1 cucharadita de vinagre balsámico (5 ml).
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla natural (5 ml).

En una olla pequeña añade el agua, la canela y la avena,  espera a que hierva, y luego baja el fuego. En un bol pequeño mezcla el vinagre balsámico con las fresas, a la vez que aplastas las fresas para obtener una pasta, añade el yogur, la vainilla y la miel.

Mezcla todos los ingredientes y reserva. Cuando el agua de la avena se haya absorbido por completo, añade la pasta de fresas, y deja reposar durante 2 minutos, retira del fuego y sírvelo.

Conclusión

Recuerda que siempre puedes crear tus propias versiones de los desayunos con avena. Lo importante es que procures utilizar ingredientes saludables y que prescindas del azúcar y los edulcorantes. Y en caso de que decidas utilizar miel o jarabe de arce y afines, mantén siempre la moderación.

  • Singh, R., De, S., & Belkheir, A. (2013). Avena sativa (Oat), A Potential Neutraceutical and Therapeutic Agent: An Overview. Critical Reviews in Food Science and Nutrition. https://doi.org/10.1080/10408398.2010.526725
  • Lezcano, E. P. (2010). Cereales para el desayuno. Alimentos Argentinos.
  • Aparicio Vizuete, A., & Ortega Anta, R. M. (2015). Efectos del consumo del beta-glucano de la avena sobre el colesterol sanguíneo: una revisión. Revista Española de Nutrición Humana y Dietética. https://doi.org/10.14306/renhyd.20.2.183
  • Katz, D. L. (2001). A Scientific Review of the Health Benefits of Oats. Public Health. https://doi.org/10.1007/978-3-642-19231-9