4 desayunos nutritivos a base de frutas

El desayuno no es solo la primera comida de nuestros días, sino que también es la más importante. Lo que desayunamos proporciona a nuestro organismo el “combustible” que necesita para despertar y empezar un nuevo día.

Optar por tomar desayunos nutritivos a base de frutas, proteínas y cereales, es un éxito garantizado, en términos de nutrición y salud. Además, nos aseguramos de conseguir la energía necesaria para la jornada.

La importancia de incorporar frutas al desayuno radica en el hecho de que, este es el momento ideal para aprovechar la fructosa, saciar nuestras ansias de dulce y así, evitar antojos de golosinas y azúcares refinados el resto del día.

Las propiedades nutricionales de las frutas son especialmente beneficiosas tras muchas horas seguidas de ayuno nocturno. Los azúcares de las frutas son digeridos fácilmente a la mañana, lo cual genera energía rápidamente para el organismo.

Adicionalmente, los desayunos nutritivos a base de frutas nos permiten hidratar nuestro cuerpo, algo que se refleja incluso en nuestra piel.

4 ideas de desayunos nutritivos a base de frutas

Las frutas son alimentos muy versátiles y, por su gran variedad de sabores y texturas, pueden agradar a todos los paladares. Lo ideal es que puedas probar diferentes combinaciones para no aburrirte comiendo siempre lo mismo.

A continuación, te proponemos cuatro ideas prácticas y deliciosas para preparar desayunos nutritivos a base de frutas.

1. Yogur natural con frutos rojos y semillas de chía

yogurt-con-fresas-desayuno-saludable

El yogur es un clásico probiótico que ayuda a conservar nuestra flora intestinal, mejora la digestión y la absorción de nutrientes. Y también colabora para fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Al combinarlo con las vitaminas antioxidantes de los frutos rojos y las “grasas buenas” (omegas 3 y 6), obtenemos un potente desayuno nutritivo a base de frutas.

Para preparar tu desayuno saludable, basta mezclar 1 yogur natural (aproximadamente 180 gramos), 2 cucharadas (soperas) de frutos rojos y 1 cucharada (10 gramos) de semillas de chía.

Lo ideal es dejar reposar por 10 ó 15 minutos antes de comer, para que la chía se hidrate y sea más fácil de digerir.

Visita este artículo: 6 formas de utilizar yogur natural como remedio casero

2. Panqueques de avena con miel y fresas

tortitas panqueques

Los tradicionales panqueques son deliciosos, pero aportan pocas fibras y muchos hidratos de carbono pobres. Para mejorar su aporte nutricional sin perder el sabor, te proponemos probar estos exquisitos panqueques de avena.

A continuación te presentamos los ingredientes que necesitarás para que puedas comprobar cuáles son los alimentos que debes sustituir en comparación con la receta tradicional.

Ingredientes para panqueques de avena

  • 1 pizca de sal.
  • 2 claras de huevo, sin yema, (40 g).
  • Fresas y miel para acompañar (al gusto).
  • 1/3 taza de avena en hojuelas (50 gramos).
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo (2 g).
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco orgánico.
  • 3 cucharadas de bebida de almendras (puedes usar leche de vaca).
  • 1 cucharada azúcar mascabado, también puedes utilizar miel o estevia, (10 g).

Modo de preparación

  • Se baten las claras de huevo hasta conseguir que hagan espuma.
  • Luego, agregamos el aceite de coco y la leche de almendras, y seguimos batiendo para incorporar.
  • Añadimos la avena, la canela, el azúcar mascabado y la pizca de sal.
  • Si vemos que la masa queda muy espesa, podemos agregar una cucharada más de leche vegetal o un pequeño chorro de agua.
  • La técnica de cocción es exactamente igual a la tradicional. Cogemos una sartén de teflón, esparcimos la masa formando el panqueque, cocinamos de los dos lados y dejamos reposar algunos minutos.
  • Cuando estén cocinados los panqueques, puedes servirlos con las frutas y acompañamientos de tu preferencia. En esta ocasión, proponemos disfrutarlos con fresas frescas y miel orgánica.

3. Tostadas integrales con ricotta, pera y nueces

Nueces

Un desayuno delicioso para quien disfruta de las combinaciones agridulces entre frutas, lácteos y panes. Para prepararlo, debemos contar con ricotta magra fresca, pera cortada finamente, nueces picadas y rebanadas de pan integral.

Ponemos a tostar las rebanadas de pan integral, cortamos las peras y picamos las nueces. Entonces, untamos las tostadas con la ricotta, acomodamos las finas rodajas de pera por arriba y esparcimos las nueces al final. La porción recomendada es de 1 a 2 rebanadas por persona.

¿Quieres conocer más? Lee: Los beneficios del consumo de nueces para nuestro estómago

4. Batido proteico de kéfir, melocotón y plátano

Batido nutritivo

El kéfir es un probiótico natural que ofrece diversos beneficios a nuestros sistemas inmune, digestivo y cardiovascular. Para incorporarlo en tus desayunos a base de frutas, basta sustituir la leche común por el kéfir y preparar un proteico batido.

Batimos en la licuadora un melocotón mediano, 1/2 plátano y 200 mililitros (1/2 vaso) de kéfir. El resultado debe ser un batido más espeso que un licuado tradicional, que se pueda comer a cucharadas.