5 desayunos rápidos, fáciles y saludables

Con el desayuno rompemos el ayuno de la noche y acumulamos energía para afrontar el resto de la jornada, por lo que debe ser nutritivo y equilibrado.

El desayuno es el alimento más necesario del día porque es el que rompe el ayuno de la noche y nos da la energía para comenzar bien el día. Si estás buscando opciones de desayunos rápidos y fáciles de preparar, que además sean saludables, revisa las siguientes propuestas y elige la que más te guste.

1. Sándwich de aguacate y huevos revueltos

A veces, lo simple es mejor. Este desayuno es delicioso y muy fácil de preparar.

Ingredientes

  • 2 rebanadas de pan de grano entero ligeramente tostado.
  • ½ aguacate aplastado.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Dos huevos.
  • Aceite en aerosol para cocinar.

Elaboración

  • Cubre una de las rebanadas de pan con aguacate, agrega un poco de sal y pimienta para dar más sabor.
  • En una sartén prepara los dos huevos revueltos.
  • Coloca los huevos sobre el aguacate y coloca la otra rebanada de pan.

2. Hot cakes integrales con moras

Mora

La alternativa ideal para un sábado por la mañana en la que deseas comer algo nutritivo, rico y que no engorde. Esta receta, además, contiene copos de avena, lo que le dará ese toque de fibra que un buen desayuno requiere. Esta receta alcanza para 12 hot cakes y necesitarás:

Ingredientes

  • 1 ¼ tazas de copos de avena de rápida cocción.
  • ½ taza de harina de trigo integral.
  • 3 cucharadas de azúcar morena.
  • ½ cucharadita de polvo para hornear.
  • ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • Una pizca de sal.
  • Una taza de suero de leche bajo en grasa.
  • Un huevo.
  • Una clara de huevo.
  • Mantequilla sin sal derretida.
  • Ralladura de cáscara de limón fresco.
  • Moras o arándanos frescos.
  • Miel de maple.

Elaboración

  • En un recipiente mezcla las hojuelas de avena, la harina, el azúcar, el polvo para hornear, el bicarbonato de sodio y la sal.
  • En otro recipiente mezcla el suero de leche, el huevo, la clara de huevo, la mantequilla y la ralladura de limón. Vierte la mezcla del suero de leche con la avena, revuelve hasta que se mezcle.
  • Bate suavemente los arándanos con una espátula de goma y refrigera por 30 minutos.
  • Precalienta el horno a 200° y en una bandeja rocía aceite de cocina y separa la mezcla en 12 porciones iguales, esparce para crear los hot cakes.
  • Introduce la bandeja al horno y deja cocer de un lado durante 3 minutos o hasta que salgan las primeras burbujas.
  • Dale la vuelta a los hot cakes para que se cocine la otra parte.
  • Cuando estén listos, sirve y vierte una poca de miel de maple.

Te puede interesar: ¿Por qué es tan saludable la avena? Tips para consumirla

3. Licuado de plátano y mantequilla de cacahuete

Los licuados o smoothies son una opción perfecta para llevarlos con nosotros en cualquier momento del día. En este caso basta con licuar 1 plátano congelado, 2 cucharadas de mantequilla de cacahuete, 1 taza de leche de almendras y un par de cubos de hielo.

Una vez listo, podrás llevarlo en un termo al gimnasio o ir tomándolo en el coche de camino al trabajo.

4. Fruta con yogur

Yogurt

Uno de los desayunos más fáciles, saludables y deliciosos. Mezcla una taza de yogur natural bajo en grasa o yogur griego natural con una porción de fruta de temporada. Con esta receta hay que tener cuidado para evitar los excesos que pueden afectar los niveles de glucosa en sangre, particularmente si eres diabético.

Conoce 8 beneficios que obtienes por incluir yogur natural en tu dieta

5. Burritos

Si te apetece incluir un plato mexicano en tu dieta pero no sabes si será buena idea porque crees que tendrá mucha grasa, esta alternativa te sorprenderá.

Ingredientes

  • Aceite vegetal en spray.
  • 2 huevos.
  • 2 tortillas integrales.
  • ¼ taza de queso bajo en grasa.
  • ¼ taza de frijoles drenados.
  • Salsa al gusto.

Elaboración

  • Rocía aceite vegetal en spray en una sartén.
  • Revuelve los huevos en la sartén cuando el aceite esté caliente.
  • Cuando los huevos estén bien cocidos, divídelos y colócalos en las tortillas.
  • Espolvorea el queso sobre los huevos.
  • Divide los frijoles en dos porciones y sírvelos sobre los huevos y el queso.
  • Enrolla cada tortilla y mete al microondas durante 30 minutos.

Los desayunos perfectos no son complicados

Ya has podido comprobar como estos desayunos se elaboran en muy poco tiempo y, además, son muy nutritivos, ya que contienen elementos de todos los grupos alimenticios.

Sin embargo, es importante vigilar las porciones para evitar desequilibrar nuestra dieta. No lo olvides.