Descansar del método anticonceptivo, ¿sí o no?

Aída Campos · 17 noviembre, 2017
Los anticonceptivos son diferentes métodos para evitar enfermedades sexuales y prevenir embarazos. ¿Es perjudicial el uso prolongado de los anticonceptivos?

Los métodos anticonceptivos son clave para la salud mundial, previenen el contagio de enfermedades de transmisión sexual y controlan la población. Son usados por  mujeres y hombres sexualmente activos. La elección más adecuada de un método anticonceptivo está condicionada por la situación y por la personalidad de la pareja o de la persona que decide protegerse.

Los humanos nos reproducimos de forma natural a través del acto sexual una vez alcanzada la edad biológica para engendrar hijos. Esta reproducción la controlamos mediante el uso de métodos anticonceptivos. Los anticonceptivos son diferentes métodos para evitar o prevenir el embarazo, estos pueden ser: hormonales, artificiales o naturales, orales o inyectados. También existen anticonceptivos de emergencia.

  • Los hormonales son ingeridos por las mujeres, conocidos comúnmente como las píldoras.
  • Los anticonceptivos artificiales son las barreras mecánicas, como el condón, las espumas espermáticas y las quirúrgicas.
  • Los anticonceptivos naturales son los que consideran el ritmo menstrual y sus variantes.

Ahora existe el anticonceptivo para hombres, el cual consiste en una inyección que reduce el número de espermatozoides a niveles mínimos. Sus efectos son reversibles.                                                                        Para la elección de un método anticonceptivo, lo ideal, es que cada persona lo elija de acuerdo a su propia situación.

Características más importantes de los anticonceptivos

Los métodos anticonceptivos tienen diferentes características y deben analizarse cuando se elija uno de ellos, y así, lograr las metas para las cuales el método es usado o practicado.

  • Eficacia: representa el riesgo de que una mujer se embarace aunque ella o su pareja esten usando un método anticonceptivo.
  • Seguridad: se debe garantizar la salud de las mujeres, más, aquellas que presentan algunas condiciones de salud que pueda restringir su uso.
  • Aceptabilidad: lo que para algunas personas puede ser una ventaja para otras puede ser una desventaja. Cada persona debe elegir el más adecuado para sus necesidades.
  • Facilidad de uso: cuando el uso del método es fácil es más probable que se lo utilice en forma correcta.
  • Disponibilidad: algunos métodos anticonceptivos están disponibles gratuitamente en los sistemas de salud.
  • Reversibilidad: también es importante conocer si el método es reversible para entender o saber si se puede recuperar la fertilidad después de suspender su uso.
  • Costo: el costo de los anticonceptivos es significativo para la gente joven que suele tener recursos económicos limitados.

Clasificación de los métodos anticonceptivos

  • Métodos Temporales

anticonceptivos

Son reversibles, o sea, que si no se continúa con la utilización del método la mujer puede quedar embarazada. Pueden ser naturales o no. Es decir, que requieren de utilización de procedimientos mecánicos o químicos, como los métodos de barrera y los hormonales.

  • Métodos Definitivos

Los métodos anticonceptivos definitivos son irreversibles. Una vez realizado el método (ya sea en el hombre o en la mujer) la pareja no podrá concebir un hijo.

Los métodos definitivos son quirúrgicos y pueden llevarse a cabo tanto en el hombre (vasectomía) como en la mujer (ligadura de trompas).

Tipos de anticonceptivos

1. Anticonceptivos de barrera

preservativo

  • El preservativo: no presenta  ningún tipo de contraindicación. Es uno de los mejores métodos para prevenir enfermedades sexuales.
  • El espermicida: actúa como barrera química, ésta impide a los espermatozoides llegar al útero.
  • Preservativo femenino: protege contra los embarazos no deseados y las ETS.
  • El diafragma: es una cúpula elástica de silicona, se coloca frente al cuello uterino. No cubre la mucosa de la vagina, por lo que, no se recomienda para evitar las ETS.
  • La esponja vaginal: es un dispositivo de espuma de poliuretano con espermicida. Se retira después de pasadas 6 horas de la última relación sexual. No previene las ETS.

2. Anticonceptivos hormonales

  • La píldora: debe ser utilizada bajo prescripción médica. Puede ayudar en diversos problemas, pero también puede tener efectos secundarios.
  • La mini píldora progestágeno: se creó por los efectos secundarios que causaba la píldora debido a los estrógenos. Se debe de tomar todos los días a la misma hora.
  • La píldora del día después (PDS): por su alta dosis de hormonas solo se debe tomar en casos puntales y antes de 72 horas de haber tenido una relación sexual.
  • El adhesivo anticonceptivo: es un adhesivo que se coloca en la piel y se sustituye cada 7 días.
  • El anillo vaginal: es un anillo que libera estrógeno y progesterona. Su duración es de 3 semanas.
  • El anticonceptivo inyectable: posee beneficios y efectos secundarios similares a la píldora.
  • El implante anticonceptivo: es un anticonceptivo altamente efectivo. Se trata de una implantación subcutánea, consiste en un pequeño bastoncillo de plástico que libera hormonas. Tiene una duración de 3 años.

3. Anticonceptivos permanentes

Ligadura de trompas - copia

  • Vasectomía: es una sencilla cirugía donde se corta el conducto deferente que lleva los espermatozoides.
  • Ligadura de trompas: se realiza a través de una intervención quirúrgica o por vía endoscópica.

4. Métodos alternativos naturales

  • Método del calendario menstrual: consiste en estimar los días de ovulación de la mujer y evitar tener relaciones sexuales, estos se dan aproximadamente desde el día 15 del ciclo menstrual.
  • Coito interrumpido: este consiste en retirar el pene antes de eyacular. Pero, si el hombre no lo retira a tiempo, el líquido pre seminal contiene pequeñas cantidades de esperma y la mujer puede quedar embarazada.
  • Moco cervical: se produce cuando unos días antes de comenzar la ovulación el moco cervical se vuelve más elástico, señala el periodo fértil de la mujer.
  • Lactancia materna: Las mujeres en periodo de lactancia no ovulan. Sin embargo, actúan muchos factores que influyen en su efectividad y se deben valorar con cuidado.

¿Es perjudicial el uso prolongado de los anticonceptivos?

Hasta ahora no existe algo que indique si es perjudicial el uso prolongado de las píldoras anticonceptivas. Al contrario, estas disminuyen la posibilidad de tener un embarazo ectópico o extrauterino.     Los anticonceptivos orales no se acumulan en el cuerpo de la mujer, tampoco la mujer requiere o necesita de un periodo de descanso del uso de la píldora.

Una mujer sana puede tomar  pastillas anticonceptivas (siempre que lo recomiende su médico) desde su primera menstruación (menarca) hasta la última (menopausia) sin la necesidad de interrumpir la toma. Con un chequeo ginecológico anual, la mujer puede cuidarse con pastillas anticonceptivas durante toda su vida fértil mientras desee evitar el embarazo.

La necesidad de hacer descansos durante la toma de pastillas anticonceptivas es un mito de origen incierto.

Visita este artículo: 6 razones por las que puedes tener una menstruación irregular

Riesgos de realizar descansos en la toma de pastillas anticonceptivas

¿Cómo-regular-el-cuerpo-después-de-haber-tomado-anticonceptivos-orales

  • La mujer pierde la protección anticonceptiva, las píldoras no causan esterilidad.
  • Se ve obligada a utilizar otro método anticonceptivo de menor eficacia.
  • Este nuevo método puede no serle familiar y utilizarlo de forma incorrecta o inconsistente.
  • En ciertas ocasiones, la mujer no sabe o no puede negociar con su compañero la utilización de un preservativo.
  • Reiniciar la toma de pastillas anticonceptivas puede volver a presentar las reacciones adversas que ya habían desaparecido.
  • Hay mujeres que suspenden las pastillas y pasan periodos de amenorrea (falta de regla), esto tiende a que lo confundas con un embarazo y también dificulta realizar un cálculo de la ovulación.

En resumen, es seguro tomar pastillas anticonceptivas por períodos prolongados mientras se desee evitar el embarazo. El anticonceptivo no tiene límite de tiempo de prescripción siempre que se realicen los chequeos anuales ginecológicos recomendados y no se presente ninguna patología durante el tratamiento que recomiende el cese de su administración.

A veces, se dan casos aislados y el  médico puede recomendar hacer descansos que interrumpan el tratamiento anticonceptivo o cambiar la marca de estos. El descanso solo serviría para aumentar las probabilidades de tener un embarazo no planificado. El consumo de la píldora y la aparición de efectos secundarios son subjetivos en cada mujer.

Pero si nunca has sentido nada fuera de lo normal y pasados los 2 o 3 años empiezas a estar apática, cansada, mareada, de mal humor y sin ganas de tener o mantener relaciones sexuales debes descansar. Lo mínimo es dejar que tu cuerpo tenga, otra vez, una a dos menstruaciones por sí mismo.

Efectos que podrías tener al tomar la píldora por muchos años

  • Disminución de la libido.
  • Estado anímico ansioso o depresivo.
  • Fuertes migrañas.
  • Incremento de infecciones vaginales como la candidiasis.
  • Pesadez en las piernas y aparición de varices.
  • Hipertensión.

También, se ha demostrado que la píldora aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama y de cuello uterino aunque, por otro lado, reduce el riesgo de sufrir un cáncer de ovario.