Descubramos mitos y errores en la dieta para el colesterol

Descubramos mitos y errores en la dieta para el colesterol

El colesterol alto no avisa, por lo que es fundamental que sigamos una dieta equilibrada en la que evitemos los fritos y las grasas saturadas y fomentemos el consumo de frutas y verduras

Antes de dar consejos y recomendaciones para combatir la hipercolesterolemia o colesterol alto tenemos y debemos entender muy bien de qué se trata.

Podemos hacer investigaciones, o preguntarle a nuestro médico de cabecera, cuáles son los signos de alarma y qué precauciones debemos tener en cuenta; y lo más importante, seguir esas recomendaciones al pie de la letra.

Que problemas puede causar el colesterol alto

Se le denomina hipercolesterolemia a los niveles altos de colesterol en sangre que presenta una persona, siendo esto un riesgo muy alto para estas personas llegar a padecer enfermedades cardiovasculares, pues el tener complicaciones cardiovasculares se facilita la formación de la placa de ateroma.

El colesterol no va suelto en la sangre como muchas otras moléculas, es transportado por unas proteínas llamadas lipiproteinas, que a su ves transportan grasa como los trigliceridos y algunos otros lípidos, por esta razón son llamadas ‘lipoproteinas‘.

El tener demasiado colesterol ‘malo’ [LDL] se facilita para que las moléculas que lo transportan en la sangre, entren a la pared vascular de las arterias, y allí al no estar protegidas por los antioxidantes de la sangre, lógicamente se oxidan, provocando una reacción inflamatoria en nuestro cuerpo, y las [LDL] se acumulan en las paredes de los vasos sanguíneos y se forman las ‘celulas espumosas‘, esta acumulación a su vez lleva a la formación de la placa de ateroma, estrechando el paso de la sangre provocando las enfermedades cardiovasculares.

Otros factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares son también la obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo, la hipertension, la diabetes tipo 11, y llevar una dieta poco saludable.

Colesterol alto y algunos mitos

El no sentir nada no es un signo para tranquilizarnos, se comete un grave error al pensar de esa manera. Hay personas que teniendo muy elevado el colesterol no se preocupan, y no lo toman en serio porque no presentan ningún síntoma, y siguen teniendo la presión sanguínea normal; en muchas personas no se presentan síntomas notorios porque no todas las veces la placa de ateroma se forma a la luz vascular.

En ocasiones se forma fuera de la vena, y al no oponer resistencia al paso de la sangre, no produce ninguna sintomatología, pero se puede romper la pared y provocar un coagulo que obstruya el vaso sanguíneo. El tener el colesterol ‘malo’ alto si es un riesgo muy peligroso y debemos tratar de bajarlo y aumentar los niveles de colesterol ‘bueno’.
Los niveles normales deben ser:

  • Colesterol total por debajo de 200 mg/dl
  • Trigliceridos por debajo de 200 mg/dl
  • Colesterol ‘bueno’ [HDL] por encima de 45 mg/dl
  • Colesterol ‘malo’ [LDL] por debajo de 130 mg/dl

Para lograr tener este control contamos con fármacos, y el hacer ejercicio diariamente es la mejor manera de aumentar el colesterol ‘bueno’, y lo más importante tener una dieta sana.

¿Debemos suprimir todas las grasas?

Es un error pensar que dejando de consumir alimentos grasosos vamos a reducir el colesterol, debemos mantener un balance en los niveles del colesterol tanto ‘malo’ como ‘bueno’, la dieta debe ser normal en grasas, teniendo cuidado de cuales consumimos. Entre las saludables tenemos las del pescado que son ricas en omega-3, y el aceite de oliva.
Las que NO podemos ni debemos consumir son las grasas de cerdo o de res, los lácteos enteros, los aceites de coco y palma.

Imagen gracias a sanar.org