Descubre 3 fuentes de azúcares que son imprescindibles para tu cerebro

Aunque el azúcar es fundamental para que nuestro cerebro funcione correctamente debemos saber que es mejor optar por aquellos de origen natural y huir de los refinados

Todos sabemos que hemos llegado a un punto en que solo con pronunciar la palabra “azúcar” la mayoría nos asustamos y nos llevamos las manos a la cabeza como si se tratara de un auténtico veneno.

Hace solo un par de meses, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) defendió la necesidad de aumentar en un 20% el coste de las bebidas azucaradas.

Asimismo, este organismo también busca delimitar el consumo de este tipo de alimentos.

Si bien es cierto que el azúcar blanco consumido en exceso tiene efectos nocivos para nuestra salud, no hemos de caer en el error de pensar en todos los tipos de azúcar como algo peligroso.

El cerebro necesita glucosa para funcionar, y la necesita en altas cantidades. Sin embargo, y aquí llega el dato más importante, hemos de cuidar el tipo de fuente del cual obtenemos esta energía.

Consumir alimentos ricos en glucosa no significa en absoluto que vayamos a desarrollar diabetes u obesidad.

El problema, como ya sabemos, está en el abuso, y en especial, en las propias industrias de alimentación que incluyen en todo producto unas tasas desmesuradas tanto de azúcar como de sal.

Así pues, hoy en nuestro espacio queremos explicarte cuáles son las fuentes más recomendables de “azúcar” para que nuestro cerebro funcione al 100%.

Los azúcares: sí o sí para tu cerebro

Los azúcares son indispensables para el funcionamiento del cerebro. No lo decimos nosotros, sino los propios neurólogos, a través de diversas investigaciones como la publicada por la Harvard Medical School.

  • La glucosa es una fuente de energía vital para nuestras células.
  • Las células nerviosas del cerebro son las que más demandan esta fuente de energía presente en el azúcar.
  • Si no hay suficiente glucosa en el cerebro, nuestros neurotransmisores no pueden comunicarse entre sí y la conexión celular se rompe.
  • Tampoco podemos olvidar que la hipoglucemia ocasiona una pérdida de energía para nuestra función cerebral, hasta el punto de que los procesos cognitivos no llevan a cabo sus tareas de igual modo: nuestra atención se reduce y no asentamos nuevos aprendizajes.
  • El cerebro depende de la glucosa, lo queramos o no. Sin embargo, y esto debemos recordarlo, un exceso tanto de azúcar blanco como de la clásica fructosa, puede causar el efecto contrario al deseado: problemas en la conectividad neuronal.

Así pues, una vez más, la clave está en el equilibrio a la hora de consumir este tipo de alimentos y en elegir bien las mejores fuentes de azúcar. Podemos optar, por ejemplo, por los presentes en los hidratos de carbono.

Descubre 9 razones por las que deberías consumir avena en tu desayuno

1. Los polisacáridos

manzanas

La glucosa es como la gasolina que requieren las células para realizar sus funciones. Hemos de darles, pues, el mejor combustible y, para ello, podemos empezar buscando aquellos alimentos ricos en polisacáridos.

Los polisacáridos están formados por la unión de centenares de monosacáridos. La mayoría de ellos se componen de glucosa y, por tanto, son una opción estupenda que nuestro cerebro va a agradecer.

Te explicamos cuáles son las mejores opciones:

2. Los oligosacáridos

El azúcar moreno

Los oligosacáridos son otro tipo de glúcidos. Se caracterizan por ser cadenas cortas de monosacáridos, y el más conocido de todos ellos es, sin duda, el azúcar de caña o el azúcar moreno.

Descubre 9 alimentos para combatir el cansancio y el dolor de cabeza

También los podrás encontrar en lo que ahora se conoce como fructooligosacáridos o alimentos prebióticos, además de en los que te enumeramos a continuación.

  • Ajo
  • Cebolla
  • Achicoria
  • Puerro
  • Alcachofa
  • Plátano
  • Alfalfa
  • Tomate

3. Los monosacáridos

uvas

Cuando hablamos de monosacáridos nos referimos a los azúcares simples. Un ejemplo de monosacárido es la glucosa, que se encuentra en gran parte de  las frutas y hortalizas.

Sin embargo, hay unos alimentos muy concretos en los que hallarás la fuente más saludable de energía para tu cerebro:

  • Uvas
  • Miel
  • Jarabe de maíz
  • Jarabe de arce
  • Arándanos

El dulce, mejor por la mañana

crepes dulces para el cerebro

Ya sabemos cuáles son las mejores fuentes de azúcar para nuestro cerebro, esas que no contienen energías vacías y que, al ser de absorción lenta, nos permitirán disfrutar de unas capacidades cognitivas más afinadas a lo largo de la mañana.

Descubre estos 4 postres que pueden ayudarte a adelgazar

Sin embargo, también somos conscientes de que a todos que nos encanta el dulce. Que comernos un pastel, un bollo, unas crepes con miel, fruta o chocolate es algo que nos apetece muy a menudo.

¿Hemos de evitar pues este tipo de opciones?

  • Tal y como hemos señalado al inicio, la clave está en el equilibrio y la moderación. Los dulces, si se toman una o dos veces a la semana no suponen ningún exceso.
  • Sin embargo, recuerda: la tolerancia a la glucosa es es mucho mejor por la mañana. Nuestro cuerpo tiene un “reloj interno” que regula la sensibilidad a la insulina.

Así pues, ten muy en cuenta este sencillo consejo: el dulce mejor por la mañana, nunca por la noche.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar