Descubre 8 ejercicios para la papada

Ruby García-Rosa · 6 febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 29 diciembre, 2018
El denominado “doble mentón” es un problema muy común. Existen hábitos y ejercicios que pueden ayudarnos a reducirlo.

La papada es una antiestética formación de piel causada por la acumulación de una capa de grasa subcutánea debajo de la barbilla. Aunque la piel va perdiendo su elasticidad con los años, esto no quiere decir que sea un fenómeno inevitable. Pero, ¿sabes por qué sale la papada y cómo hacer ejercicios para reducirla?

Causas de la papada

La piel flácida que cuelga en el área justo debajo del mentón se conoce como papada. El Instituto de Medicina EGR (Madrid) explica que surge por la acumulación de tejidos grasos en la parte inferior de la barbilla, o descolgamiento y pérdida de elasticidad de la región cervical. Este fenómeno está causado por diferentes factores externos y genéticos, aunque es más común en personas de la tercera edad y con sobrepeso.

Envejecimiento

La edad de una persona es el factor más asociado a la aparición de la papada. Esto es porque las personas mayores tienden a desarrollarla porque su piel tiene menos colágeno y es menos tersa. Los tejidos más débiles tienden a agruparse debajo de la barbilla y causar el fenómeno. A pesar de ello, si te cuidas con gimnasia facial, cosméticos y una buena alimentación, la edad no tiene por qué ser influyente.

La exposición solar

La exposición abundante al sol puede causar que los tejidos de la piel se resequen y pierdan el colágeno y sus propiedades elásticas, tal y como afirma este estudio del Policlínico Docente Universitario 30 de Noviembre (Cuba). Este envejecimiento hace más probable que la piel cuelgue de las áreas de la mandíbula donde hay más tejido.

Ver también: Cuánto dura la protección de la crema solar

Obesidad

La obesidad es otra causa de formación de la papada. El exceso de peso facilita que se acumule la grasa debajo de la mandíbula. La piel se estira y genera el doble mentón. Es cierto que la aparición de papada se asocia con personas que padecen obesidad, pero no es el único factor. La edad, los malos hábitos y el sedentarismo son muy vinculantes. Por supuesto, como ya hemos adelantado, la falta de ejercicios hace que la zona pierda tonificación. ¡Hablamos del yoga facial!

La pérdida abrupta de peso

Siguiendo con el peso como factor vinculante, las pérdidas abruptas terminan por desarrollar lo que se conoce como «papada por descolgamiento». La grasa y los tejidos adiposos retroceden con la dieta y el ejercicio a gran velocidad, pero no al mismo ritmo que la piel. Esto genera exceso de tejido bajo la mandíbula.

Aumento o pérdida de peso.

Quizá te interese: El proceso bioquímico del efecto rebote de las dietas hipocalóricas 

Condiciones genéticas

Hay cierta predisposición a desarrollar la papada según la herencia genética. Esto responde a factores fisiológicos y biológicos. Por ejemplo, las personas con cuellos cortos y mandíbulas pequeñas desarrollan papada con mayor facilidad.

Cómo prevenir la papada

Para prevenir la papada hay que cuidar la piel de los daños que el tiempo, el sol y los factores que hemos mencionado pueden provocar. A continuación vamos a ver algunos hábitos sanos que pueden ayudarnos a evitar el desarrollo de la papada.

  • No exponerse de manera prolongada al sol durante los periodos más intensos de luz.
  • Utilizar protector solar en toda la piel, sobre todo en el área del cuello.
  • Beber agua para mantener la piel hidratada y comer de forma adecuada.

La retención de líquidos influye en la aparición de la papada. Evita el alcohol (propicia la acumulación de grasa, según afirma este estudio de la Universidad de Antioquía), el exceso de sal y aumenta el consumo de frutas y verduras, entre otros consejos.

  • Aumentar el ejercicio para quemar la grasa y reafirmar los músculos y la piel.
  • Realizar masajes en la zona (lo mejor es que acudas a un fisioterapeuta).
  • Utilizar cremas para mantener la piel del cuello bien hidratada.
hidratacion uñas

Lee: Beneficios de los masajes reductores 

Ejercicios para eliminar la papada

Es cierto que la cirugía puede ser una opción si tienes mucho complejo, quieres una solución rápida o si te lo aconseja el médico. Con todo, existen otros métodos que pueden serte de ayuda.

Puedes realizar una rutina de ejercicios para ayudarte a eliminar la papada. Lo mejor es que acudas a un especialista (por ejemplo, tu fisioterapeuta) para que te aconseje los ejercicios que mejor se adapten a tu caso concreto.

Hoy te mostramos algunos ejercicios que, si se realizan de forma periódica y correctamente, pueden ayudarte a reafirmar la piel.

1. El beso

Sí, sí, puedes dar besos de verdad o hacer este ejercicio. En una silla, con los pies bien apoyados en el suelo, se estira el cuello lo máximo posible manteniendo la cabeza hacia delante. Luego se junta la boca hacia el frente como lanzando un beso. Se deben hacer por lo menos tres series de 10 repeticiones.

2. Beso al cielo

Este ejercicio es similar al anterior, pero se debe levantar la cabeza lo más que se pueda. Hay que estirar el cuello y juntar los labios como lanzando besos con la cabeza inclinada. Como con la anterior, se recomienda realizar tres series de 10 repeticiones todos los días.

3. Masaje de cuello

El siguiente ejercicio hay que realizarlo al menos tres veces todos los días. Consiste en levantar la cabeza estirando el cuello y abrir un poco la boca. Luego hay que colocar la mano alrededor del cuello presionando suavemente. Por último, se pasa la mano por el cuello estirando la piel hacia abajo.

Mujer estirando el cuello

Lee: 6 sencillos ejercicios que aliviarán el dolor de cuello

4. Giro de cabeza

Para empezar con este ejercicio, primero se estira el cuello hacia atrás (lo más que se pueda sin forzar) y se mantiene esta posición cinco segundos. Después hay que hacer lo mismo estirando la cabeza hacia abajo, hacia el lado izquierdo y hacia el derecho, cinco segundos por dirección. Hay que procurar no mover los hombros y mantenerlos relajados. Se recomienda realizar el ejercicio diariamente.

5. Levantamiento de barbilla

De nuevo se levanta la cabeza lo más que se pueda. Con la boca cerrada hay que estirar el cuello inclinando un poco la cabeza hacia atrás. De esta forma se debe intentar que la barbilla se levante y salga hacia delante. Hay que procurar hacer 10 repeticiones de este ejercicio tres veces al día.

6. Sonrisa invertida

Se deben ejercitar los músculos del cuello haciendo una sonrisa invertida. La forma correcta de hacerlo es creando tensión en los costados del cuello. Hay que mantener la postura durante unos segundos y luego relajarse. Se debe realizar con un máximo de 10 repeticiones tres veces al día durante toda la semana.

7. La pelota de tenis

Para realizar este ejercicio, primero hay que colocar una pelota de tenis en el cuello, sosteniéndola con la barbilla. Luego hay que presionar con fuerza la barbilla contra la pelota durante unos dos segundos y soltarla de forma leve sin dejarla caer. Hay que repetir el ejercicio 10 veces.

Los ejercicios se pueden combinar y programar para crear una rutina personal a la medida de las necesidades (para ello te aconsejamos que lo consultes con un especialista). Es recomendable no forzar los músculos y detenerse cuando se sienta fatiga. De igual forma, es importante ser constante en la realización de los ejercicios.

Además, estos siempre deberían combinar con una dieta equilibrada y unos hábitos de vida saludables (dejar o disminuir el consumo de alcohol y tabaco, por ejemplo). Si no cambiamos nuestra rutina, será difícil que estos ejercicios por sí solos consigan reducir nuestra papada.

Otros hábitos para reducir la papada

Hay otros factores que se deben considerar para reducir la papada cuando aparezca, dependiendo del motivo de su aparición. Entre ellos está la forma en la que caminamos, algunos hábitos al dormir e incluso la cantidad de agua que bebemos.

Mantener una postura erguida

Mantener la cabeza durante mucho tiempo en una postura inclinada puede hacer que la piel del cuello tienda a distenderse. Hay que procurar mantenerla en posición neutral, ni hacia delante, ni hacia atrás.

De esta forma, mientras se trabaja frente al ordenador siempre se debe adoptar una postura con la nuca recta y los ojos a la altura de la pantalla

Dormir con una almohada delgada

Popularmente, se cree que descansar sobre una almohada demasiado grande hace que el cuello se incline mucho hacia delante, por lo que es mejor utilizar una almohada que permita una postura más llana.

Remedios con frutas

Tradicionalmente se creía que el melón tiene propiedades que tonifican la piel, quizás por la cantidad de agua que contiene que nos ayuda a hidratarnos. También se recomienda a las personas con arrugas en el cuello, los brazos y en las piernas, al igual que los que tienen papada, para hacer que la piel sea más tersa, que pasen por ella una gasa empapada en jugo de melón.

Sin embargo, por el momento no hay estudios que confirmen o desmientan tal afirmación.

melon2

Existen otras formas de eliminar la papada con métodos no invasivos como el tratamiento con radiofrecuencia, el láser metabólico o tipolítico o la electroporación. Lo mejor es consultar a nuestro médico para que nos aconseje el tratamiento más adecuado en función de nuestro caso.

Cuando la papada se forma por un exceso de tejido leve o moderado en general suele ser posible eliminarla con éxito sin acudir a clínicas especializadas. Sin embargo, siempre es recomendable acudir a un médico para obtener recomendaciones y no autodiagnosticarnos.