Descubre todo acerca de el estilo de vida minimalista

En el estilo de vida minimalista se excluye todo aquello que no nos hace falta para primar la presencia y el uso de lo importante y lo que realmente necesitamos

Pese a la existencia de culturas milenarias donde ya se practicaba el arte de simplificarlo todo, como la japonesa, el término minimalismo se acuña en EE.UU. en 1960. En este artículo te acercamos a un estilo de vida minimalista en el que se suprime todo lo superfluo para llegar a la misma esencia de la vida.

El minimalismo nos invita a tener una mirada crítica sobre el valor de las cosas. Nos pone entre la espada y la pared y nos enfrenta al horror vacui (miedo al vacío) para llevarnos a la raíz, desde donde construimos nuestra realidad.

Las bases de un estilo de vida minimalista

El concepto básico es reducir todo hacia lo más sencillo posible. Aunque pueda parecer fácil, no lo es. Requiere un análisis profundo de cada aspecto de nuestra vida:

  • La forma de vestir
  • Nuestras obligaciones y compromisos
  • La forma de alimentarnos
  • El orden y los objetos que acumulamos en nuestra casa
  • El uso que hacemos de nuestro tiempo

Si somos conscientes de todo lo que no necesitamos, podremos quitar peso a nuestra mochila y aprender a reducir las preocupaciones. El minimalismo comprende muchos aspectos como el arte, el diseño, la arquitectura, la moda, el pensamiento e, incluso, la gastronomía.

Por lo tanto, estamos listos para adentrarnos en un estilo de vida minimalista.

¿Para qué sirve acumular objetos?

En primer lugar, muchos de los objetos que tenemos y acumulamos acaban, con el paso de los años, siendo algo emocional para nosotros. Les tenemos apegos y nos resistimos a perderlos, regalarlos o tirarlos. Convivir con ellos nos hace sentir emociones determinadas cada vez que entramos en contacto con ellos.

Para empezar, el minimalismo propone vivir solo con lo necesario. Toda una revolución en contra del consumismo compulsivo de nuestra actual sociedad. ¿Para qué sirve almacenar ropa que no nos ponemos nunca? ¿Para qué sirve guardar objetos a los que, como mucho, les quitamos el polvo de vez en cuando?

estilo de vida minimalista

Camino hacia la mínima expresión en nuestra casa

Una casa desprende tranquilidad cuando hay espacios diáfanos y abiertos. Además, es importante mantener una decoración nada sobrecargada y en la que impere el orden. De hecho, cuando hay pocos elementos decorativos, estos captan más atención y no pasan desapercibidos.

Cada objeto debe tener un motivo, un uso concreto. De este modo, simplificarás tu vida y ahorrarás tiempo en buscar lo que necesites. Por lo tanto, no te compliques. El lema que debemos llevar a la práctica es: “menos es más”.

Ten el valor de tirar cosas

Muchas personas no son capaces de tirar ni siquiera cosas que saben que jamás usarán. En realidad, todo lo guardan por si acaso en algún momento le encuentran una utilidad. Trata de seleccionar mejor lo que compras, sobre todo cuando viajas.

Para empezar, un buen reto para probarte a ti mismo es tirar 5 objetos de tu casa hoy mismo.

¿Cuántos zapatos viejos almacenas? ¿Cuánta tecnología guardas en cajones, con el pretexto de un futuro uso? ¿Cuánta vajilla, libros, libretas usadas, ropa, medicamentos, etc., que jamás utilizarás? No te engañes a ti mismo y ten el valor de seguir un estilo de vida minimalista.

estilo de vida minimalista

Selecciona tu tiempo

Trata de discernir entre lo que es importante y lo que no lo es. Y, con esta premisa, dedica tu tiempo a las cosas que de verdad te llenen. En este sentido, intenta no seguir los comportamientos de las mayorías, ya que obedecen a modas caprichosas que van y vienen sin criterio.

Controla el volumen de información que quieres consumir. Durante unas horas al día, prueba a apagar la televisión y desconéctate de las redes sociales. No permitas tantas distracciones y persigue tus objetivos principales o aquello que más feliz te hace.

10 consejos que nos acercan a un estilo de vida minimalista

Por último, no te pierdas estos 10 consejos básicos:

  1. Lo importante es lo que somos, no lo que tenemos.
  2. No pierdas tu tiempo metiéndote en proyectos en los que no crees.
  3. No sigas la inercia de las cosas. Trata de crear tu propia realidad.
  4. Deja de atormentarte con pensamientos del pasado.
  5. Quédate con emociones y vivencias de tus viajes, no souvenirs.
  6. Aprende a seleccionar y a decir no. El camino más corto siempre es la verdad.
  7. No intentes aparentar algo que no eres.
  8. Cocina con el corazón. Lo importante es la calidad, no la cantidad.
  9. Sé honesto, directo, educado y claro con quienes te rodean.
  10. Ama de forma sencilla, descomplicada y auténtica.