Descubre cómo cultivar uvas en casa

Aprender a cultivar cualquier tipo de alimento en tu propio jardín puede convertirse en una actividad terapéutica. En función del tipo de clima deberemos procurar a nuestras uvas una serie de cuidados adicionales

Cultivar un huerto dentro de tu casa es más sencillo de lo que te imaginas y, aunque muchos piensan que puede llegar a ser una actividad estresante, se equivocan.

Tener un huerto no solo te brindará momentos llenos de relajación, también te generará un sinfín de beneficios, tales como:

  • No requerir de terceros para conseguir tu comida.
  • Tener la certeza de comer alimentos sin químicos.
  • Contar siempre con comida fresca.
  • Los alimentos tendrán un mejor sabor que los que consigues en el mercado.
  • Cuidarás el ambiente.
  • Mantedrás provisiones en tu hogar.
  • Ahorrarás mucho dinero.

Y, a pesar de no poder cultivar cualquier alimento en nuestro hogar, por razones de clima o de técnicas de cultivo, podemos encontrar algunos que pueden ser cultivados sin problemas, justo como la uva.

La uva es una de las frutas más fáciles de plantar en casa, pues no es necesario tener un terreno de tierra demasiado extenso. Con un contenedor o maceta será suficiente para hacerla crecer.

Si quieres saber cómo plantar, cuidar y cosechar esta fruta, ¡continúa leyendo!

1. Fíjate en la fecha antes de cultivar

La mejor época para cultivar la uva es en invierno, hasta los primeros días de la primavera. Si no te encuentras en este período es mejor que esperes hasta entonces.

Te recomendamos leer: Cómo plantar en casa romero, perejil y menta

2. Escoge las semillas

semillas uva HarlanH

Aunque la uva es una de las pocas frutas capaces de adaptarse a una gran variedad de suelos y climas, si quieres que tu cultivo tenga éxito, es importante que sepas con seguridad cuál es el mejor tipo de uva para tu zona.

Una vez tengas las semillas, debes:

  • Limpiarlas con agua a temperatura ambiente.
  • Colocarlas todas en un vaso de agua (200 ml).
  • Separar las semillas que floten y desechar las demás.
  • Dejarlas en remojo dentro del vaso de agua durante, al menos, 24 horas.

3. Momento de cultivar

Una vez seleccionadas las semillas, deberás buscar un contenedor o maceta con tierra fértil donde se pueda cultivar.

  • Haz entre 3 y 4 orificios cercanos dentro de la tierra. Estos deberán tener, al menos, 10 centímetros (4 pulgadas) de profundidad.
  • Coloca un par de semillas por cada orificio.
  • Rellena los orificios con tierra, sin oprimirla demasiado.
  • Riega inmediatamente la tierra.

4. Los primeros brotes

brotes con luz

La planta comenzará a brotar entre 6 y 8 semanas luego de su cultivo, así que debes tener paciencia.

Cuando hayan crecido 8 centímetros (3 pulgadas) deberás trasplantarlas a un contenedor más grande.

5. De la maceta al terreno

Cuando la planta haya alcanzado los 30 centímetros (12 pulgadas) será hora de trasplantarlas a tu jardín.

No obstante, antes de hacer esto,no te olvides de:

  • Hacer una limpieza del terreno que se vaya a utilizar, para quitar cualquier rastro de impurezas que pueda haber en la tierra.
  • Aflojar la tierra, de esta manera la planta podrán crecer sin dificultades.

Una vez preparada la tierra, tendrás que:

  • Hacer un hoyo de unos 40 centímetros (16 pulgadas) de ancho y 40 centímetros (16 pulgadas) de profundidad.
  • Trasplantar con cuidado y rellenar por encima con tierra fértil.

Te recomendamos leer: Cuidado de las plantas en el hogar

6. El soporte para la planta

cultivar-uvas-soporte

Esta planta es conocida por ser trepadora, así que debes asegurarte de que esta tenga un soporte firme para que pueda crecer sin problemas.

En su primer año de vida bastará que uses un par de estacas de madera o algunas varillas metálicas. Deberás amarrarla a estas para que crezca lo más derecha posible.

Cuando las estacas y varillas no sean suficientes, considera en construir un enrejado o alambrado donde pueda extenderse.

7. Consejos para cuidar de tu planta

Aunque las uvas no requieren de mucho cuidado, con un par de consejos lograrás que la planta crezca sana y fuerte:

  • Las uvas necesitan mucha luz. Procura ubicar la planta en un lugar donde puedan recibir suficiente sol durante el día.
  • Esta planta requiere de un buen drenaje para que no se quede estancada el agua.
  • Es necesario buscar la manera de que tenga en qué apoyarse, pues esta planta crece como enredadera y, si no lo haces, no podrá extenderse.
  • Las uvas necesitan un mayor cuidado cuando el clima es seco, procura brindarles suficiente agua, al menos, una vez por semana.

Si sigues todos estos consejos puedes tener la seguridad de que serás capaz de cultivar, cuidar y mantener tu planta, haciéndola crecer sana y fuerte.