Descubre cómo detener las arrugas antes de que aparezcan

A partir de los 20 años debemos empezar a cuidar nuestra piel tanto a nivel interno como externo. Evitar hábitos nocivos como el tabaco y mejorar nuestra dieta nos ayudará a prevenir las arrugas.

Las arrugas suelen ser algo que siempre nos preocupa, pero que forma parte de nuestro proceso natural de envejecimiento. Hoy descubriremos cómo detener las arrugas antes de que aparezcan, aunque tenemos que tener en cuenta que la genética y los buenos hábitos será algunos factores muy importantes que no debemos perder de vista.

Adoptando mejores hábitos y tomando las precauciones adecuadas, podemos detener las arrugas o, al menos, prevenir su aparición prematura. Para conseguir esto, es importante que todas las claves que vamos a mencionar a continuación se pongan en práctica lo antes posible, a poder ser, a partir de los 20 años.

Utiliza siempre factor de protección solar

Crema solar para detener las arrugas

No importa si estamos en invierno o en verano, ya que los rayos ultravioletas inciden en nuestra piel independientemente de la estación del año en la que nos encontremos. Hoy en día contamos con cremas que se absorben bien, que no resultan pesadas para la piel y que no dejan sensación grasa, por lo que ya no hay excusas para no proteger la piel del sol.

Para ello, será indispensable escoger la crema correcta. Si tenemos la piel seca, debemos optar por una crema con factor de protección que sea hidratante. En caso de que nuestra piel sea grasa, tenemos que escoger aquella que no deje sensación grasa, que se absorba bien y que matifique.

El sol es una de las principales causas por las que las personas sufren un envejecimiento prematuro de la piel y eso implica que las arrugas aparezcan, también, antes. Usar crema solar en invierno, no solo en verano, nos ayudará a detener las arrugas y prevenirlas.

Con todo esto, es importante tener en cuenta que no debemos abusar de los solárium, ya que su uso excesivo también puede repercutir negativamente en nuestra piel. Aunque los rayos UVA no sean naturales, nos afectan. Una manera de lograr un bronceado bonito cuidando al máximo nuestra piel es utilizando bronceadores cosméticos de buena calidad.

¿Lo sabías? Conoce cuál es tu tipo de piel

Desmaquíllate siempre

Muchas veces, debido a la pereza, no nos desmaquillamos y esto no es nada bueno para la piel. Durante la noche, la piel se regenera. Si no está limpia, este proceso puede verse entorpecido y causar un efecto contrario. En lugar de regenerar la piel la estaremos maltratando.

Los poros deben estar limpios para que así la piel pueda respirar. Si no nos desmaquillamos la mayor parte de los días, corremos un gran riesgo de sufrir arrugas prematuras. Además, habrá otro tipo de consecuencias: pérdida de luminosidad, aparición de imperfecciones, falta de elasticidad en la piel… Todo esto debido a la pereza de desmaquillarnos.

Hidrata la piel seca

Aunque las pieles grasas y mixtas también deben hidratarse, debemos mencionar con especial atención las pieles secas. Estas tienen más tendencia a sufrir arrugas prematuras, ya que la falta de hidratación provocará que las marcas de expresión se fijen antes de tiempo.

Escoger una buena hidratante o, incluso, hacer una en nuestra casa con ingredientes naturales nos ayudará a darle a la piel seca la hidratación que necesita. Asimismo, podemos ayudarla cuidando también nuestra alimentación. Tomar bastante agua será muy importante.

Elimina los malos hábitos

No fumar

¿Te has dado cuenta, alguna vez, de que las personas que fuman sufren de arrugas prematuras? Esto es debido a que los malos hábitos no solo repercuten en nuestra salud interior, sino que sus consecuencias afectan al estado de nuestra piel.

Para detener las arrugas antes de que aparezcan, es indispensable que empecemos a desechar todos los hábitos que son realmente nocivos para nuestra salud. Fumar o beber alcohol en exceso son algunos de ellos.

Con todo esto, también es imprescindible adoptar buenos hábitos como, por ejemplo, cuidar la alimentación, aumentando el consumo de vitamina C. Este tipo de vitamina favorece la producción de colágeno y elastina, y le aporta a la piel antioxidantes esenciales para detener las arrugas antes de que aparezcan.

Descubre: Qué hacer con el exceso de piel que queda al perder peso

Cuidado con los cambios bruscos de peso

Cuando una persona sufre de exceso de peso y adelgaza, su piel ya no tiene la misma elasticidad de antes. Esto no solo afecta a la piel del cuerpo, sino también a la del rostro, provocando arrugas prematuras.

Por ello, no hacer dietas milagro y llevar una alimentación saludable intentando mantener un peso más o menos estable será muy necesario para detener las arrugas antes de que estas aparezcan. Tenemos que tener muy en cuenta que una vez las arrugas aparecen ya no podemos hacer nada para volver atrás. Por eso, las claves anteriores ayudarán a algo que es fundamental: a prevenir.