Descubre cómo lavarte el pelo con yema de huevo

Para evitar que la yema del huevo se cocine y para favorecer el cierre de las cutículas del pelo y darle más brillo es importante que lo aclaremos con agua fría

Muchos alimentos que son beneficiosos para nuestro organismo también pueden ser excelentes remedios para aplicarlos sobre nuestra piel y nuestro cabello, ya que nos aportan muchas vitaminas y minerales y, además, no contienen aditivos químicos.

En este artículo te explicamos cómo puedes sacar provecho de la yema de huevo, un alimento que te ayudará a lavar el pelo de manera natural y a mantenerlo limpio e hidratado durante más tiempo.

Un alimento muy natural

El huevo es un elemento imprescindible en nuestra dieta, a pesar de que ha sido muy criticado por elevar los niveles de colesterol. Sin embargo, es uno de los alimentos que se mantienen más naturales hoy en día, a diferencia de otros productos de origen animal, como la carne o la leche, que suelen estar muy procesados y adulterados.

Este beneficio no solo repercute en nuestra salud, sino que nos permite tener un champú completamente natural y simple: la yema de huevo.

huevos ami ross

¿Qué nos aporta la yema?

Nuestras abuelas ya usaban la yema de huevo para lavar el cabello y mantenerlo hidratado, sedoso y brillante.

Pero, ¿por qué la yema?

  • Contiene vitaminas del grupo B (B1, B3, B12, ácido fólico y biotina), A, E y D.
  • Contiene minerales como el selenio, el cinc, el fósforo o el hierro.

Hay quienes no usan solamente la yema, sino que la mezclan con el champú. De esta manera, siguen lavándose el pelo con el mismo producto pero mantienen el pelo más nutrido.

En este artículo te proponemos usar como champú exclusivamente la yema de huevo.

¿Qué necesitamos?

  • Una yema de huevo, sin restos de clara. Si tenemos el cabello largo, posiblemente necesitaremos dos yemas.

Te recomendamos usar huevos de granja, ya que son bastante naturales. También podríamos elegir huevos ecológicos, pero los consideramos demasiado caros para usarlos como champú.

El olor a huevo suele desaparecer cuando el cabello se seca pero, si te molesta mucho, puedes añadir cinco gotas de aceite esencial a la yema y mezclar bien. Te recomendamos alguno de los siguientes aceites:

  • Árbol de té: Para eliminar la caspa.
  • Menta: Para dar frescor.
  • Naranja o mandarina: Aroma dulce y delicioso.
  • Limón: Para cabellos grasos.
  • Lavanda: Combate la caspa y tiene efectos relajantes.

huevo Mark Seton

¿Cómo lo aplicamos?

  1. Sobre el cabello húmedo, aplicamos la yema de huevo como si fuera nuestro champú habitual. Deberemos repartirlo bien por toda la cabeza, masajear suavemente y dejar que actúe durante un minuto.
  2. A continuación, aclararemos bien con agua tibia. Es importante no usar agua caliente ya que, si queda algún resto de clara, esta se cocerá con el calor y después nos tendremos que entretener a quitar los trocitos de nuestro cabello.

Acondicionar con vinagre

Si queremos continuar usando productos totalmente naturales en nuestro cabello, el paso siguiente sería usar un acondicionador también natural: el vinagre de manzana.

  1. Mezclaremos una parte de vinagre de manzana por cinco partes de agua.
  2. Si tenemos el pelo muy seco, añadiremos más vinagre, mientras que si lo tenemos graso, añadiremos más proporción de agua.
  3. Aclararemos el pelo con esta mezcla y volveremos a lavarlo con agua.

cabello pelo Amber Strocel

Para cabellos muy secos

Este champú es ideal para cabellos secos, dañados o con raíces grasas y puntas abiertas.

Una vez a la semana, o cada diez días, deberíamos usar también una mascarilla, que puede ser convencional o bien natural, con ingredientes como el yogur, el aguacate o el plátano maduro.

También podemos evitar las puntas secas y abiertas aplicándoles un poco de aceite de coco cuando el cabello todavía esté húmedo.

Otros champús 100 % naturales

En anteriores artículos hemos presentado otros alimentos o productos naturales que también sirven como champús. Te recomendamos probarlos para que encuentres el más adecuado para tu cabello:

  • Bicarbonato de sodio y vinagre de manzana: Posiblemente el champú más económico. No lo recomendamos en cabellos muy secos.
  • Ghassoul: Esta arcilla se ha utilizado de manera tradicional en los países árabes, tanto para la piel como para el cabello. No solo limpia el pelo en profundidad, sino que también nos permite ir espaciando los lavados cada vez más, a diferencia de los champús convencionales.

Imágenes por cortesía de ami ross, Mark Seton y Amber Strocel.

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar