Descubre cómo limpiar y desinfectar tu colchón: ¡Cuida de tu salud!

Además de eliminar la humedad, la suciedad y todo tipo de bacterias, incluidos los ácaros, el bicarbonato es desodorizante, por lo que nuestro colchón recuperará ese

¿Te has planteado desinfectar tu colchón? ¿Imaginas cuántos ácaros pueden vivir en él? Entre cien mil y diez millones, dependiendo de su antigüedad. Es un riesgo directo para la salud. Puede incluso que sufras alergias y problemas de insomnio sin saber que el verdadero problema “duerme” cada día en tu colchón.

Los expertos recomiendan cambiar el colchón cada 10 años, pero todo dependerá también de su calidad y de cómo te encuentres en él. Sin embargo, a lo largo su vida útil es imprescindible efectuar limpiezas periódicas para librarnos de los temibles ácaros. Te explicamos cómo hacerlo.

La importancia de limpiar y desinfectar tu colchón

Hombre que a alimpiar el colchón
Es posible que en más de una ocasión hayas oído hablar de ese estudio que recomienda “no hacer la cama” o, al menos, permitir que pasen unas dos horas antes de arreglarla. Bien, esta teoría es cierta solo en parte.

Es imprescindible que abramos las ventanas para dejar que el aire ventile la cama. Ahora bien, según los inmunólogos, con ello van a ocurrir dos cosas:

  • Los ácaros morirán. Pero hemos de recordar que son artrópodos, es decir, disponen de un exoesqueleto. Por tanto, al morir, quedarán la piel y el esqueleto externo adheridos a sábanas, almohadas y colchones, siendo un foco de peligro para personas alérgicas.
  • Lo normal es cambiar las sábanas cada semana y, con ello, renovamos la cama y el peligro de los ácaros pero el colchón es la parte de la cama donde más suelen almacenarse los ácaros, tanto vivos como muertos. Es, pues, imprescindible desinfectar el colchón al menos una vez al mes.

Efectos de los ácaros sobre nuestra salud

Los ácaros son unos arácnidos de tamaño microscópico que pueden muy bien atravesar la tela de nuestras sábanas desde el colchón. Es decir, aunque cambies regularmente tus sábanas, la presencia de ácaros en el colchón puede seguir siendo peligrosa.

  • Debes saber que las reacciones alérgicas provienen de dos focos: de las heces de los ácaros y de los propios ácaros muertos. Es por ello que, aunque ventiles tu cama, sus esqueletos seguirán adheridos a la tela ocasionando problemas de salud.
  • Uno de los síntomas más comunes para tu salud es sufrir alergias, síntomas que empezarían con lagrimeo, ojos rojos, estornudos, asma, tos, moqueo, dolor de garganta…
  • Despertar con muchas legañas en los ojos también suele ser un efecto de los ácaros.
  • También pueden aparecer problemas de piel, insomnio y dolor de cabeza. Si tu colchón tiene más de 10 años estos serán de los efectos más evidentes para nuestra salud.

Te puede interesar: Remedios caseros para la rinitis alérgica

Cómo limpiar y desinfectar tu colchón

Colchón

¿Qué necesitas para limpiar y desinfectar tu colchón?

  • Un vaso de bicarbonato de sodio (250 gramos).
  • 5 gotas de aceite esencial del árbol del té.
  • Un recipiente de plástico con tapa.
  • Un colador o un tamiz.

Utilizamos bicarbonato de sodio porque nos permite eliminar la humedad, desodorizar y eliminar todo tipo de bacterias, suciedades y, sobre todo, los molestos ácaros. Es un producto imprescindible, económico y eficaz para ayudarnos en nuestra limpieza diaria

Por otra parte, el aceite esencial del árbol del té es uno de los mejores desinfectantes naturales. Puedes encontrarlo fácilmente, no es caro y sirve para multitud de aplicaciones: elaborar desinfectantes de manos, limpiar el baño, o la cocina… Tiene un agradable olor y logrará que tu colchón vuelva a tener ese agradable aroma a “nuevo”.

Lee también: Cómo hacer un detergente ecológico de bórax y bicarbonato de sodio

¿Cómo se hace?

Es muy fácil. Lo primero que haremos es quitar las sábanas y luego llevamos el colchón a un lugar donde le dé el sol y donde dispongamos de suficiente espacio para movernos y limpiarlo. Lo ideal es un balcón o una terraza. Para desinfectar tu colchón debes seguir estos pasos:

  • Coge un recipiente de plástico e introduce en él 250 gramos de bicarbonato. Añade ahora las 5 gotas de aceite esencial y remueve bien para que los ingredientes se mezclen. Perfecto, ¡ya lo tienes casi listo!
  • Ahora, mediante el tamiz o el colador ve esparciendo esta mezcla sobre tu colchón. Primero lo haremos por un lado y permitiremos que actúe durante una hora. Seguidamente, hazlo por la otra parte y deja que actúe también durante una hora.
  • Por último, pasa tu aspiradora por la superficie del colchón para retirar toda la suciedad adherida al bicarbonato.

Como ves, se trata de un truco realmente fácil e ideal para hacer una vez al mes. De este modo, obtendrás un descanso más profundo y saludable, lo notarás sobre todo al levantarte por la mañana. ¿Lo ponemos en práctica?