Descubre cómo preparar 5 antiácidos caseros con estas recetas

Descubre cómo preparar 4 antiácidos caseros

Aunque existen muchos antiácidos químicos siempre es mejor recurrir a remedios caseros, ya que de esta forma nos aseguramos de que los efectos secundarios sean mínimos

Entre el estómago y el esófago existe una abertura que se cierra cuando los alimentos caen en el estómago.

Cuando esta brecha no se sella por completo los ácidos gástricos empiezan a subir por el esófago y causan el ardor característico de la acidez.

Por eso, para quienes sufren de este mal son tan importantes los antiácidos.

La acidez estomacal es uno de los principales síntomas de la indigestión. Lo bueno es que podemos curarla con ingredientes que usualmente tenemos en casa.

1. Caldo alcalino

Ingredientes

  • 1 patata
  • 1 zanahoria
  • 5 hojas de espinaca
  • 1 rama de apio
  • 1 ramita de perejil
  • 4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

  • Pela la patata y la zanahoria y lava bien el resto de los ingredientes.
  • En una olla adecuada, echa las 4 tazas de agua y calienta hasta que llegue a ebullición.
  • Añade los ingredientes y cocina hasta que se ablanden (unos 35 minutos).

Modo de consumo

  • Procura beber medio vasito (50 ml) del caldo cada 2 o 3 horas hasta que se te pase el malestar.

Visita este artículo: Bondades de la zanahoria que no conocías

2. Jugo de papa

Descubre cómo preparar 4 antiácidos caseros

Ingredientes

  • 1 papa mediana
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • El primer paso es lavar muy bien la papa y pelarla con cuidado.

Debe ser una papa sana, sin puntos negros, hoyitos o hendiduras causadas por insectos.

  • Luego rállala de tal manera que consigas tajos muy finos.
  • Pon la papa rallada en un recipiente y, con mucho cuidado y con ayuda de una cuchara, presiónala para que suelte el jugo.
  • A continuación, añade la papa rallada, el jugo y el agua en un vaso y déjalo reposar, al menos, 10 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, cuela y tómalo.

Modo de consumo

  • Bebe el líquido después de cada comida. Aunque su sabor no sea el mejor, es muy eficaz para evitar la acidez.

3. Agua con bicarbonato y limón

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de zumo de limón (10 ml)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)

Preparación

  • Calienta un poco el vaso de agua. Debe estar tibia, nunca caliente.
  • Añade jugo de limón y la cucharadita de bicarbonato, y mezcla hasta que todos los ingredientes se disuelvan.

Modo de consumo

  • Para aliviar o evitar la acidez, bebe este remedio diez minutos después de tu comida principal del día.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 recetas con bicarbonato de sodio para tu rostro

4. Jugo de aloe vera

Jugo de aloe vera

Ingredientes

  • 4 cucharadas de gel de aloe vera (60 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Extra el gel de la penca de aloe vera. Asegúrate de eliminar toda la parte verde y el líquido amarillento que puede desprender la planta.
  • Llévalo a la batidora junto con una taza de agua y una cucharada de miel y procesa durante 2 o 3 minutos.

Modo de consumo

  • Bebe el jugo 20 minutos antes de comer.

Nota: Si lo consumes con demasiada frecuencia puede tener un efecto laxante. Si empiezas a sentirlo, reduce la dosis diaria.

5. Vinagre de sidra de manzana

Un tratamiento casero y económico para este mal bastante popular es el vinagre de sidra de manzana. Sus efectos pueden variar en función de la persona, así que deberás comprobar qué tal te sienta.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación y modo de consumo

  • Añade una cucharada de vinagre en un vaso de agua y mezcla bien.
  • Tómalo despacio después de comer.

Otros antiácidos 

Si no tienes tiempo para preparar alguno de estos remedios, no te apures. Puedes eliminar o prevenir la acidez con estos alimentos:

Goma de mascar y dulces

Los chicles sin azúcar, los caramelos y las paletas o polos reducen el ácido gástrico, pues producen un aumento de salivación que refresca el tracto digestivo.

  • Masticar goma durante, al menos, 30 minutos después de una comida muy pesada o grasosa reduce la posibilidad de sufrir acidez.

 Bananas

Descubre cómo preparar 4 antiácidos caseros

Las bananas, cambures o plátanos estimulan la producción de la secreción mucosa que protege al revestimiento del estómago de los ácidos gástricos.

Así, son muy adecuados para calmar la acidez.

No podemos olvidar que esta fruta tiene un alto contenido de potasio. Este mineral alcalinizante ayuda a aumentar el pH del estómago.

  • Al consumirlo debes asegurarte de que la banana esté madura o el efecto será contraproducente.
  • Para eliminar la acidez bastará con tomar una unidad mediana.