Descubre cómo tener mayor flexibilidad en los músculos

Yamila Papa Pintor · 28 diciembre, 2018
Para lograr mayor elasticidad debemos ser constantes con los estiramientos. Poco a poco iremos notando cómo nuestros músculos son más flexibles y cómo nos cuesta menos hacer los ejercicios

Si queremos tener mayor flexibilidad muscular deberíamos tener en cuenta ciertos aspectos como el ejercicio diario y una dieta saludable. La flexibilidad es la capacidad que tienen los músculos para realizar un mayor recorrido articular sin llegar a dañarse. Además está presente en casi todos los movimientos que realizamos diariamente.

Por tanto, la flexibilidad es muy importante para nuestro cuerpo por muchos motivos. En este artículo no sólo te contamos algunas de esas razones sino también varios consejos sobre cómo tener mayor flexibilidad en los músculos. ¡Sigue leyendo!

¿Por qué es importante la flexibilidad?

Como te comentamos anteriormente, la flexibilidad suele estar presente en casi todos los movimientos diarios que realizamos, aunque quizás no nos demos cuenta. Por ello, los expertos indican que es muy importante mantener los músculos flexibles. Algunas de las razones son estas que te mostramos a continuación.

Por qué es bueno tener flexibilidad

  • Sirve para mantener una buena condición física.
  • Protege los músculos, tendones y articulaciones de posibles lesiones o heridas.
  • Incrementa las posibilidades de ejecutar movimientos con potencia, es decir, una mezcla entre fuerza y velocidad.
  • Influye en el rendimiento muscular y ayuda a los músculos a trabajar con mayor libertad.
  • Evita los dolores e impedimentos hacia ciertos movimientos o actividades.

Causas más comunes de falta de flexibilidad

Por tanto, ¿qué ocurre cuando no tenemos flexibilidad en los músculos?  Priscilla Flores, médico especialista en Medicina del Deporte y Rehabilitación, nos cuenta las causas más comunes:

  • Tenemos más posibilidades de lesionarnos, lastimarnos y sufrir dolores.
  • Nos volvemos torpes al caminar, desplazarnos y movernos.
  • Contamos con menos capacidad de reacción.
  • Gastamos menos energía porque el movimiento de los músculos es menor.
  • Sufrimos de más contracturas y problemas musculares.

Lee también: ¿Los quehaceres domésticos cuentan como actividad física?

Consejos para tener mayor flexibilidad

Flexiones laterales

Cuando realices actividad física, sería conveniente que dentro de la rutina incluyan unas series previas y posteriores de estiramientos. Los preparadores o entrenadores indican que lo recomendable para una actividad normal y moderada es seis minutos antes de comenzar y nueve minutos al finalizar.

No hay que alargar demasiado los músculos ni estirarlos con violencia. Lo recomendable es que cuando empieces a notar tensión te detengas. Poco a poco irás adquiriendo mayor flexibilidad. Mantén la postura 10 segundos seguidos y vuelve a la posición inicial con cuidado.

Por otro lado, aquí tienes una recomendaciones para conseguir tener mayor flexibilidad:

1. Estira por las mañanas

Nada más levantarte, procura hacer algunos movimientos de brazos y piernas. Esto es posible que no solo te dará flexibilidad sino también energía. Lo ideal es que empieces a hacerlo gradualmente para no hacerte daño.

2. Enfoca la atención en los sitios que desees mejorar

Es decir, si tienes poca flexibilidad en los brazos o en las piernas, realiza ejercicios para esas zonas en particular. Lo ideal es hacer un estiramiento completo de todo el cuerpo. Sin embargo, siempre podremos buscar ejercicios para centrarnos más en una zona en concreto.

3. Estira varias veces al día

Según el trabajo o las actividades que realices al día, lo recomendable sería estirar en más de una ocasión a lo largo del día. Por ejemplo, si trabajar sentado todo el día en el ordenador o escritorio, podrías levantarte del asiento y estira los brazos, las piernas y la espalda.

4. Lleva una dieta adecuada

Dieta anticáncer

Según la doctora flores, los alimentos que no deben faltar en tu dieta diaria son las frutas, los vegetales, el calcio y las proteínas. Tampoco podemos olvidarnos de consumir bastante agua para mantener el cuerpo hidratado.

5. Pide asesoramiento

Es importante acudir a un especialista que te explique correctamente cómo hacer los ejercicios para estirar los músculos antes y después de comenzar la rutina. Además, de esa manera evitarás posibles lesiones.

Ejercicios de estiramiento para cada parte del cuerpo

A continuación te dejamos algunos estiramos para las diferentes partes del cuerpo.

1. Para los hombros

Fortalecer-hombros

Un buen ejercicio para estirar los músculos del pecho es colocar el brazo derecho apoyado en el torso, atravesándolo, con la mano apuntando al otro hombro. Con la mano izquierda toma el codo derecho y ejerce una breve presión.

Repite con el otro lado.

Levanta el brazo al costado de tu cabeza y flexiónalo por detrás de la nuca. El codo debe tocar la oreja y la mano el omóplato. Con la otra mano haz una leve presión desde el codo hacia abajo. Repite con el otro brazo.

2. Para las piernas

Sentado en el suelo, estira las piernas juntas y luego flexiona una, de modo que la planta del pie toque el interior de la rodilla de la otra pierna. Estira el torso para adelante, tratando de tocar con los dedos el pie estirado.

Repite con la otra pierna.

En la misma postura inicial, estira hacia adelante la espalda. A continuación, abre las piernas y lleva el torso hacia uno de los pies, y después hacia el otro.

Visita este artículo: 3 bailes que ayudan a tonificar las piernas y glúteos

3. Para la espalda

Cuidar-nuestra-espalda

Colócate acostado boca arriba en una colchoneta. Apoya ambas manos en el piso y lleva la cabeza hacia atrás, estirando completamente los brazos. La espalda te quedará como un arco. Mantén unos segundos y vuelve a la posición inicial.

De pie, levanta un brazo por encima de la cabeza y muévete para el lateral contrario, para que se estire la cintura y la zona de las costillas. Repite para el otro lado. En la misma posición inicial, baja a cabeza y la espalda intentando tocar con las manos las puntas de los pies.

Ahora que ya tienes algunas ideas sobre cómo realizar unos ejercicios básicos para tener mayor flexibilidad ¡ponte manos a la obra! Recuerda que siempre es aconsejable la recomendación de un especialista así como una vida y alimentación saludable. 

  • Valter Longo. La dieta de la longevidad: Comer bien para vivir sano hasta los 110 años. Penguin Random House Grupo Editorial España, 2017.
  • William E. Prentice. Técnicas de rehabilitación en medicina deportiva. Editorial Paidotribo, 2001.
  • Ascensió Ibañez RiestraJavier Torrebadella Flix. Mil 4 ejercicios de flexibilidad. Editorial Paidotribo, 2002.