Descubre por qué deberías congelar el aloe vera o sábila

No en todas las ocasiones disponemos de una planta tan beneficiosa como el aloe vera, por lo que es muy útil saber cómo congelarla para conservar sus propiedades

En nuestro espacio te hemos hablado muy a menudo de los beneficios del aloe vera o sábila. Ahora bien, algo que todos sabemos es que no siempre es fácil utilizarla cuando la necesitamos. Por ello congelar aloe vera puede ser una útil solución a este problema.

Te enseñamos enseñarte una forma estupenda y muy sencilla para conservar el aloe vera y, además, cómo usarlo de un modo tan práctico y agradable que ya no podrás renunciar a esta técnica.

¿Quieres descubrirla con nosotros?

Aprende a congelar aloe vera: la planta de los primeros auxilios

Una forma perfecta de conservar y hacer uso del aloe vera es congelarlo. De este modo, puedes llegar a conseguir  mantener sus propiedades esenciales durante mucho más tiempo.

Congelar aloe vera puede ser muy fácil si seguimos unos sencillos pasos.

Además, podrás hacer uso de esta planta en cualquier momento, sobre todo cuando la necesitemos en los primeros auxilios cotidianos

Para conseguirlo, solo tienes que seguir los siguientes pasos:

¿Qué necesito para congelar aloe vera?

  • Una hoja grande de aloe vera
  • Una cubitera de plástico
  • Un cuchillo afilado
  • Una cuchara

Te puede interesar: 5 mejores beneficios del aloe vera para la salud 

Preparación

  • Lo primero que haremos será coger una hoja grande de nuestro aloe vera. Como ya sabes, existen distintas variedades de esta planta. Siempre valdrá la pena tener en casa una que se adecue a nuestras condiciones climáticas. El momento adecuado para “recolectar” sus hojas es en la primera floración.
  • Con ayuda de un cuchillo afilado retiraremos la piel exterior, con cuidado de no hacernos daño con las púas que en ocasiones suele tener esta planta.
  • Posteriormente, con una cuchara iremos retirando la pulpa translúcida y colocándola en cada espacio de la cubitera. Al ser un gel o pasta muy manejable puedes ayudarte con los dedos para que encaje perfectamente en la cubitera. ¡Es muy fácil!
  • Ahora, solo falta llevar esta cubitera con aloe vera al congelador, donde se conservará de la forma más práctica posible.

Lee también 4 formas de perder peso con aloe vera

Un truco para aumentar aún más las propiedades del aloe vera

¿Te ha gustado esta sencilla estrategia para conservar el aloe vera? Toma nota ahora de un sencillo truco para aumentar más su durabilidad y potenciar sus propiedades:

  • Añade el zumo de medio limón a la cubitera donde teníamos el aloe vera. Deja caer unas gotitas en cada uno de los espacios.
  • Añade también vitamina E. Puedes encontrar esta vitamina en las farmacias en forma de cápsulas. La inversión vale la pena, ya que  es muy útil para fortalecer nuestro cabello y uñas, así como para cicatrizar y cuidar de nuestra piel.

Cómo hacer uso del aloe vera congelado en el día a día

Una vez hemos congelado el aloe vera, ¿cómo podemos utilizarlo? Al igual que tienes agua oxigenada o alcohol en casa para curar tus heridas y las de tus hijos en cualquier momento, estos cubitos de aloe vera se van a convertir en algo indispensable en tu botiquín de primeros auxilios.

congelar-aloe-vera

Te mostramos algunos usos de esta planta congelada que sin duda te serán útiles en tu día a día.

Congelar aloe vera: útil para la piel

  • En primer lugar, cuando sufras cualquier pequeña quemadura, puedes pasar un cubito de aloe por la zona afectada. Esto aliviará la sensación tan desagradable que solemos sentir en estos casos.
  • El aloe vera es muy eficaz para tratar el acné. Así pues, para hacer desaparecer esos molestos granitos o incluso las cicatrices que éste deja, basta con hacer uso regular de estos cubitos de sábila.
  • Como ya sabes, el aloe vera es un ingrediente indispensable a la hora de realizar muchas de nuestras mascarillas caseras rejuvenecedoras. Basta con dejar ese cubito en el bol para que se descongele y, después, combinarlo con otros ingredientes como, por ejemplo, el aguacate o la miel-

El aloe, un gran aliado contra problemas en los pies

  • Cuando se te forma alguna rozadura o ampolla en los pies a causa de los zapatos, encontrarás un gran alivio aplicándote estos cubitos de aloe vera.
  • Por otra parte, si tienes alguna variz muy inflamada o llegas a casa con los pies hinchados, no dudes en hacer uso de este remedio.

Además, puede ser de gran ayuda si eres de esas personas que suelen levantarse con unas molestas ojeras o bolsas bajo los ojos.

Solo deberás sacar de la cubitera uno de estos cuadraditos de aloe congelado para rebajar la inflamación y reducir la ojera. ¡Nunca falla!

Te interesará saber que el aloe vera también se utiliza de forma interna. Si sueles padecer de estreñimiento ocasional no dudes en prepararte adecuadas infusiones con esta planta medicinal.

Descubre: ¿Cómo ponerle fin al estreñimiento?

Para ello, basta con que calientes un vaso de agua y dejes caer uno de estos cubitos. Cuando se haya reducido y combinado con el agua, recuerda endulzar con un poquito de miel y añadir unas gotitas de limón. Si tomas esta bebida a lo largo de una semana notarás sus beneficios.

Como puedes ver la técnica de congelar aloe vera es tan práctica como sencilla para hacer uso de ella casi cada día. ¿Te animas a probarla?

  • Choi, S., & Chung, M. H. (2003). A review on the relationship between aloe vera components and their biologic effects. Seminars in Integrative Medicine. https://doi.org/10.1016/S1543-1150(03)00005-X
  • Hamman, J. H. (2008). Composition and applications of Aloe vera leaf gel. Molecules. https://doi.org/10.3390/molecules13081599
  • Surjushe, A., Vasani, R., & Saple, D. G. (2008). Aloe vera: a short review. Indian Journal of Dermatology. https://doi.org/10.4103/0019-5154.44785