Descubre por qué debes tomar una infusión de menta después de comer

Si bien los componentes de la menta actúan como calmantes y sedantes que nos puede ayudar a relajarnos, en exceso puede provocar el efecto contrario y causarnos insomnio

La menta es fuente de frescor, salud y bienestar. Es fácil encontrarla en cualquier tienda natural, en cualquier supermercado y hasta es muy posible que tú misma tengas en casa un pequeño cultivo de alguna variedad de menta.

Menta piperita, menta arvensis, menta asiática, menta citrataHay muchos tipos de menta, y en cada país será más típica una u otra. No obstante, cualquiera es adecuada para cuidar de nuestra salud, elaborar ricos postres con ella o incluso aceites esenciales.

Hoy en nuestro espacio queremos hablarte de por qué sería recomendable que tomaras una infusión de menta después de tus comidas. Si aún no lo haces, te invitamos a ponerlo en práctica hoy mismo.

¿Por qué debo tomar una infusión de menta después de comer?

Todos conocemos los grandes beneficios de las infusiones en general, y lo adecuado que resulta introducirlas en nuestra dieta de forma regular.

Conociendo sus contraindicaciones y nuestras necesidades particulares, siempre nos sirven de ayuda para combatir diversos problemas de salud, o favorecer incluso otros aspectos como, por ejemplo, la pérdida de peso, a la vez que pueden actuar como sedantes suaves antes de dormir.

El caso de la menta es especial. Si es conocida por algo es por estos dos usos que ahora te presentamos y por los cuales se hace interesante que la tomemos siempre entre 10 y 15 minutos después de nuestra comida principal del día.

Aprende a preparar una limonada ligera de menta, pepino y jengbre

1. La menta mejora tus digestiones

Son muchas las infusiones que favorecen los procesos digestivos, como es el caso del diente de león, el té verde o la manzanilla.

¿Por qué debemos entonces optar por la menta?

  • La menta ayuda a que podamos absorber mejor los nutrientes de los alimentos a través del intestino delgado.
  • Esta infusión es muy adecuada para personas que padezcan la Enfermedad de Crohn, colon irritable, colitis o cualquier trastorno asociado con nuestros intestinos.
  • Lo que hace, además de favorecer el proceso digestivo, es reducir cualquier irritación de las paredes intestinales, fortalecer la flora bacteriana y aliviar cualquier dolor o molestia.

Podríamos decir que apenas notaremos que estamos haciendo la digestión.

  • La menta es un excelente antioxidante capaz de favorecer las funciones del hígado. Lo ayudan a regenerarse y a que consiga, además, depurar mejor las toxinas.
  • La menta es muy utilizada para procesos asociados a los vómitos o  los cólicos abdominales.
  • Otro dato que debemos tener en cuenta es que esta infusión nos va a permitir que los gases no aparezcan cuando los alimentos empiecen a fermentar.

En este caso, si a la infusión le añades, por ejemplo, un poco de anís verde, sus virtudes se potenciarán aún más.

  • Evitarás la retención de líquidos y la típica hinchazón de vientre que sufrimos en ocasiones, y que nos da esa incómoda sensación de “tener una tripa muy abultada”.
infusion-menta-lechuga

2. La menta nos ayuda a sentirnos saciadas

Este dato es muy interesante en caso de que estemos siguiendo alguna dieta de adelgazamiento. Una forma muy adecuada de dar por finalizada una comida es terminarla con esta infusión.

  • Debes tomarla entre 10 o 20 minutos después de haber comido. En ese momento se estará llevando a cabo la digestión y es entonces cuando la menta puede ofrecernos todas sus virtudes.
  • La menta no solo nos ayuda a obtener de una forma más óptima los nutrientes de todos los alimentos que ingerimos sino que, además, su aceites esenciales y sus componentes actúan como calmantes y como sedantes.
  • Reducirá, además, la presencia de azúcares y calorías vacías en nuestro organismo, disolviéndolas para evitar así de que produzcan un efecto negativo en nuestro organismo.
  • La menta es una planta natural que favorece el metabolismo gástrico y hepático y que actúa además como diurético.
  • Quedamos saciadas y con un adecuada sensación de bienestar y frescura en la boca. De este modo podemos hacer frente al resto de la tarde sin tener que picar entre horas.
  • Es importante que evites utilizar azúcar para endulzar tu infusión. Intenta tomar este remedio natural a base de menta de forma natural o con un poquito de miel. Es más saludable.

Conoce como elaborar tu propio aceite esencial de menta

Contraindicaciones que tener en cuenta sobre la menta

menta b6

Tal y como has podido observar, la menta se alza como una aliada excelente en las dietas de adelgazamiento. No obstante, recuerda que esa pérdida de peso siempre será más factible si nos alimentamos de forma variada, equilibrada e intentamos llevar una vida activa.

¿Quieres leer más? 12 usos curativos de la menta

Es posible que te preguntes también qué cantidad de menta es la adecuada para consumir a lo largo del día. Te resolvemos esta y otras dudas en los siguientes puntos:

  • Puedes tomar dos tazas de infusión de menta al día. Es adecuado incluirla en nuestra dieta durante una semana seguida y descansar la siguiente.
  • Si nos excedemos en el consumo de menta podemos sufrir una gastritis. Esto se explica por su capacidad para estimular la producción de ácidos gástricos.
  • Si tomamos infusión de menta en altas cantidades podemos llegar a padecer insomnio.
  • La menta contiene mentol, con lo cual, no será recomendable para niños pequeños de menos de 2 años.
  • Si sueles padecer cálculos biliares o renales, tampoco será adecuada.
Te puede gustar