Descubre estas 5 cosas fáciles que puedes hacer para sentirte mejor

¿Sabías que algo tan sencillo como mantener tu hogar ordenado o solucionar malentendidos con tus seres queridos puede ayudarte a ser más feliz y a sentirte mejor?

¿Sabías que hay cosas que tal vez no te habías planteado que podían ayudarte a sentirte mejor? Si estás buscando darle más sentido a tu vida o mejorar tu estado de ánimo puedes probar estas 5 cosas sencillas que te proponemos.

Descubre en este artículo el placer y la recompensa que te aportarán actos tan sencillos como ayudar a otras personas, ordenar la casa o beber agua. Encuentra el efecto positivo inmediato de las acciones más simples de la vida.

5 cosas fáciles para sentirte mejor

1. Ayudar a otras personas

El hecho de dedicar un tiempo de nuestra vida a alguna actividad sin ánimo de lucro aporta una sensación de satisfacción muy alta. Cuando ayudamos a otras personas, desarrollamos nuestro sentido de la empatía y nos volvemos más sensibles con el dolor ajeno. El altruismo, la caridad y la generosidad, en definitiva, nos hacen mejores personas.

Todos estamos expuestos a tener alguna mala etapa en nuestra vida en la que nos puedan faltar las cuestiones más básicas. Tomar partido en alguna buena causa y tender nuestro apoyo a personas con dificultades es muy gratificante y da dignidad y sentido a nuestra vida.

Aunque cada persona se implica según su conciencia, muchas veces no son necesarios grandes sacrificios. En un momento dado, con pequeñas acciones podemos cambiar el rumbo de una persona en una situación crítica. ¡Prueba a sentirte mejor a la vez que otros también lo hacen!

ayudar para sentirte mejor

2. Ordenar tu casa

Una de las cosas más fáciles que puedes hacer para sentirte mejor es ordenar el lugar donde vives. La falta de tiempo o la pereza hacen que a veces tengamos nuestra casa en en un estado que nos aporta insatisfacción: La ropa desordenada, la cocina desorganizada y muchos rincones donde limpiar.

La limpieza aporta sensación de bienestar, de calma y de confort. Una casa con orden y limpieza cambia nuestra percepción y ánimo. Del mismo modo que disfrutamos al acostarnos en una cama con las sábanas recién cambiadas, un hogar limpio y perfumado nos da placer y felicidad. Y esto es algo que todos podemos hacer, con independencia de nuestro nivel económico.

3. Beber agua

Sin duda, uno de los mayores beneficios para nuestra salud es beber agua. La salud es tan importante que debemos tomar conciencia y seguir los buenos consejos con los que poder ayudar a nuestro cuerpo. Para sentirte mejor, es muy importante beber, por lo menos, 2 litros de agua cada día. Se debe consumir fuera de las comidas y durante todo el día.

Cuando bebemos mucha agua, nuestra salud general mejora. Aquí tienes alguno de sus múltiples beneficios que te harán sentirte mejor con este sencillo hábito:

  • Ayuda a eliminar toxinas de organismo.
  • Hidrata y nutre a las células llevando oxígeno.
  • Mejora las articulaciones.
  • Ayuda al funcionamiento de los riñones.
  • Aumenta la secreción de los jugos gástricos.
  • Facilita la pérdida de peso.
Beber agua para sentirte mejor

4. Hacer las paces

Vivir con la conciencia tranquila no tiene precio. En cambio, tener conflictos o conversaciones pendientes con otras personas nos crea malestar e intranquilidad.

Puede que no sea lo más fácil del mundo, aunque depende de cada uno, pero es necesario hacer las paces para sentirnos mejor con nosotros mismos. Ya sea con nuestra pareja o un antiguo amigo, pero debemos tener valor de asumir nuestra parte de culpa y pedir perdón.

De esta forma, cerramos etapas pasadas y soltamos el peso de algún malentendido o discusión pasada. Es importante no crear distancias, ni dilatar en el tiempo conversaciones pendientes por miedo a enfrentarnos a ellas. El camino más corto siempre es la verdad y, a veces, los amigos se hieren con la verdad para no destruirse con la mentira.

5. Tener una cita con la persona que amas

Preparar una noche especial, comprarle ese detalle que sabes que le gustará, elegir tu música preferida, cocinar aquel plato que te sale tan bien, etc.

Tener una primera cita con la persona que te gusta o amas es de las cosas más desbordantes y maravillosas que puedes hacer para sentirte bien. Aunque tengas los nervios y la incertidumbre de no saber si lo que sientes será mutuo, debes intentarlo.

No obstante, tener una cita todavía tiene más valor cuando se hace con la pareja con la que convivimos desde hace años. La luna de miel debe mantenerse toda la vida. Más allá de los hijos y de la rutina, debemos crear siempre los momentos especiales.