Descubre estos 13 consejos para comer saludable y barato

Para comer saludable y no gastar demasiado dinero se pueden seguir una serie de hábitos relativos a las cantidades, a cuidar el desayuno o evitar bebidas endulzadas, entre otros.

En general, tendemos a creer que comer saludable involucra muchas complicaciones, así como un gran gasto de dinero. Sin embargo, esto no es necesariamente cierto.

Existen mecanismos que podemos aplicar de manera sencilla y barata para comenzar a implementar una dieta diaria mucho más saludable y, por lo tanto, beneficiosa para nuestro organismo.

Te damos algunos consejos para comer saludable sin necesidad de que gastes mucho dinero.

13 consejos para comer saludable

1. Lista de mercado

Lista de la compra de imán para nevera

Días antes de que vayas al supermercado, planea un menú semanal para comer saludable. A continuación, haz una lista con los ingredientes que vas a necesitar.

Hecho esto, respeta la lista que realizaste. Así no tendrás en tu despensa alimentos no tan sanos que puedas comer por el simple hecho de tenerlos cerca.

Lee también: Consejos para preparar sopas rápidas, deliciosas y saludables

2. Visita los mercados locales

Si visitas los mercados locales puedes obtener productos más frescos y, además, los comprarás mucho más baratos que en los supermercados.

3. Congela los vegetales

Siempre será preferible consumir los alimentos lo más frescos posible. No obstante, en un mundo tan ajetreado como en el nuestro, muchas veces nos puede faltar el tiempo para ir frecuentemente a comprar productos.

Por ello, opta por congelar los vegetales que no te vayas a comer en el corto plazo. Así evitas que se dañen y sólo sacarás la porción que te vas a comer.

Otra opción es comprar los vegetales pelados y congelados en los supermercados. Ahora bien, en ese caso ten cuidado de que no contengan ningún tipo de aditivos.

4. Prepara tus comidas

Con el ajetreo diario, muchas veces preferimos comprar comida preparada, algo entendible. Intenta sacar un poco de tiempo para cocinar por ti mismo, ya que así controlarás todos los ingredientes y comerás más sano.

Cuando comemos en la calle no podemos controlar la preparación, sin contar con que gastamos más dinero.

5. Haz otras preparaciones con la comida que te sobró

En pocas ocasiones cocinamos exactamente la cantidad que nos comemos: normalmente nos sobra un poco. Cuando esto te ocurra no tires esa comida, simplemente utilízala para hacer otros platos.

Por supuesto, tienes que aprovechar tu creatividad. Te aseguramos que aplicando esta táctica tan sencilla ahorrarás dinero y tendrás comida muy sabrosa y diferente.

6. Evita las bebidas endulzadas

Los refrescos, zumos y demás bebidas embotelladas o pasteurizadas cuentan con altísimos contenidos de azúcar y otros componentes artificiales que afectan tu salud significativamente.

Es preferible que acompañes tus comidas de agua o de infusiones. Además de ser mucho más sanas, son más baratas.

7. Agrega vegetales en las comidas

Fibra en frutas y vegetales.

Una de las mayores dificultades para comer saludable es que a muchas personas no les gustan los vegetales. Estos son fundamentales en nuestra alimentación, ya que aportan un gran contenido de micronutrientes.

Dada su importancia, debes incluirlos en tu menú. Para ello, primero compra los que te gusten más y no pagues por aquellos que en ninguna circunstancia te vas a comer porque aborreces su sabor.

No tiene sentido adquirir vegetales muy buenos si al final terminarán en la basura. Incluye los que no te desagraden en tus recetas preferidas, pues así disimularás su sabor y obtendrás todos sus nutrientes.

8. Desayuna bien

Está demostrado que el desayuno es la comida más importante del día, ya que te aporta la energía necesaria para la jornada que está por comenzar.

Por ninguna razón te saltes el desayuno y, además, procura que sea abundante y que se encuentren los distintos grupos nutricionales. Con ello te sentirás saciado, con energía y no necesitarás golosinas y bocadillos.

9. Ten colaciones saludables a la mano

Si eres una de esas personas que sufre de ansiedad, lo mejor que puedes hacer es tener a la mano algunas colaciones, que te ayuden a calmarte sin recurrir a alimentos dañinos.

10. Come granos

Granos enteros

Un alimento que puede ayudarte a ahorrar dinero, y a la vez alimentarte muy bien, son los granos. Estos son ricos en proteínas y en fibra. Además de ser muy económicos, los granos te generan sensación de saciedad.

11. Controla las porciones

Para alimentarte, no necesitas llegar al punto de sentir que vas a explotar. Come sólo hasta sentirte saciado. Recuerda que todo en exceso es perjudicial para tu salud, incluida la comida.

12. Come antes de sentir que ‘mueres de hambre’

Si comes con demasiada hambre, caerás en excesos. Es preferible que comas a las horas adecuadas, aunque no sientas hambre, y así serás más consciente de lo que estás ingiriendo.

Ver también: 13 opciones de desayunos saludables

13. Bebe agua antes de comer

Tomarte un vaso de agua unos cuantos minutos antes de comer te ayudará a mejorar el proceso de digestión, pero también hará que no sientas un hambre mortal, por lo que comerás menos.

Como has visto, tienes varias opciones para comer saludable, ahorrar dinero y cuidar tu organismo; estos hábitos son muy importantes para tu salud.

Sin embargo, ante cualquier duda lo mejor es que consultes con un especialista, quién diseñará un plan de acuerdo a las características de tu  cuerpo.

  • H. Amparo. (2013). Alimentacion Saludable. Alimentacion Saludable. https://doi.org/10.1016/j.nbd.2011.09.008
  • OMS. (2012). OMS | Alimentación sana. Alimentacion Sana. https://doi.org/10.3746/jkfn.2014.43.11.1642
  • Caorci, L. (2016). Piramide de la Alimentacion Saludable.