Descubre los grandes beneficios que trae una caminata diaria a tu vida

20 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Carlos Fabián Avila
Con tan solo caminar 30 minutos al día conseguirás cambios notables en tu cuerpo, tanto a nivel físico como psicológico. Lo ideal es adoptarlo como una costumbre.
 

Un estilo de vida sedentario implica la propensión a padecer muchas enfermedades como diabetes, problemas cardiovasculares, etc. Por lo tanto, es imprescindible llevar a cabo, al menos, una caminata diaria.

Basta con moverse un poco más para lograr que el cuerpo funcione un poco mejor. Además, tú mismo te sentirás mejor y notarás la diferencia con respecto a permanecer todo el día sentado o inactivo.

Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que, para disfrutar de los beneficios de un poco de ejercicio, deberás ser constante. Con un poco de esfuerzo, no tendrás problemas para crear hábitos más saludables.

Beneficios que trae una caminata diaria a tu vida

chica camina por la playa

Una de las mejores maneras de comenzar a crear hábitos saludables de ejercicio es empezar a realizar una caminata diaria de 20 o 30 minutos.

Asimismo, siempre tienes que tener presente que debes calentar antes de iniciar el ejercicio, sobre todo si llevas tiempo inactivo. De esta manera, podrás evitar una inoportuna lesión. Por supuesto, no olvides beber la cantidad de agua adecuada.

Cuando tomes la decisión de empezar la rutina de la caminata diaria, no debes dejar de prestarle atención a tu cuerpo. Si te sientes muy cansado, no te esfuerces más de la cuenta.

 

Puedes intentar avanzar con lapsos de descanso, para que sea más tolerable. Recuerda que el ejercicio debe ser progresivo.

Si sientes que eres capaz de esforzarte más, lo más indicado es que consultes con un especialista en el área. Es importante que cada persona conozca sus posibilidades, de acuerdo con su edad, peso y condiciones particulares.

De esta manera, podrás ejercitarte sin correr el peligro de alguna lesión innecesaria. En el caso que tengas algún tipo de condición médica es fundamental que, antes de comenzar a ejercitarte, le hagas una visita al especialista. Este te indicará qué tipo de actividad es más apropiada para ti.

Lee: Cuánto tiempo es el recomendado para hacer ejercicio a diario

Cambios que notarás si implementas el hábito de una caminata diaria

Los cambios a nivel físico y emocional de superar el sedentarismo gracias a realizar una caminata diaria pueden ser:

  • De acuerdo con un estudio publicado en la revista Current Opinion in Cardiology, caminar tiene un impacto beneficioso en la salud cardiovascular. En este sentido y de acuerdo con las investigaciones, esta actividad ayuda a mejorar la circulación y la presión arterial. Además, también tendría un efecto positivo en el nivel de triglicéridos y colesterol HDL.
  • Un estudio de la revista Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology mostró que caminar reduciría el riesgo de padecer diabetes.
  • También quemarás calorías, lo que te ayudará a bajar de peso de la manera más saludable posible. Recuerda que no solo estarás reduciendo grasa sino que estarás fortaleciendo los músculos.
 
  • Poco tiempo después de que adquieras el hábito de caminar, notarás que tendrás más ánimo y energía para llevar a cabo tus actividades diarias. Por si fuera poco, según una investigación publicada en la revista
    Journal of Integrative Environmental Sciences, caminar, especialmente al aire libre, puede ayudar a mejorar tu estado de ánimo.
  • También tu sistema digestivo se verá beneficiado, pues algunas investigaciones muestran que caminar después de comer favorece la digestión, al facilitar el paso de los alimentos del estómago al intestino delgado.
  • Caminar a diario te ayudará además a deshacerte un poco del estrés. Tampoco tendrás problemas para dormir según algunos estudios, ya que al hacer un gasto de energía más alto, lograrás conciliar mejor el sueño.

Descubre: ¿Es mejor correr o caminar?

¡Empieza hoy mismo!

Chica atándose los zapatos a punto de correr.

Para obtener todos estos beneficios, tan solo tendrás que usar una vestimenta adecuada y recordar que al finalizar debes volver a estirar tu cuerpo. Así podrás evitar futuras lesiones.

Hacer una caminata diaria es, junto a alimentarte bien y tomar suficiente agua, una de las mejores cosas que puedes hacer por tu cuerpo y para mantenerte sano por más tiempo.

 

Moverte es parte de la naturaleza de tu cuerpo. Someterlo a largos periodos de inactividad es condenarlo a un envejecimiento prematuro y a deteriorarse.

Es posible que al principio, la caminata te resulte un poco tediosa, pero no debes desestimar los beneficios que tendrá esta actividad a largo plazo.

  • Barton, J., Hine, R., & Pretty, J. (2009). The health benefits of walking in greenspaces of high natural and heritage value. Journal of Integrative Environmental Sciences, 6(4), 261–278. Available at: https://doi.org/10.1080/19438150903378425. Accessed 12/05/2020.
  • Franke, A., Harder, H., Orth, A. K., Zitzmann, S., & Singer, M. V. (2008). Postprandial walking but not consumption of alcoholic digestifs or espresso accelerates gastric emptying in healthy volunteers. Journal of Gastrointestinal and Liver Diseases17(1), 27. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18392240. Accessed 12/05/2020.
  • Murtagh, E. M., Murphy, M. H., & Boone-Heinonen, J. (2010). Walking: the first steps in cardiovascular disease prevention. Current Opinion in Cardiology, 22(5), 490–496. Available at: https://doi.org/10.1097/hco.0b013e32833ce972. Accessed 12/05/2020.
  • Richardson, C. R., Newton, T. L., Abraham, J. J., Sen, A., Jimbo, M., & Swartz, A. M. (2008). A Meta-Analysis of Pedometer-Based Walking Interventions and Weight Loss. The Annals of Family Medicine, 6(1), 69–77. Available at: https://doi.org/10.1370/afm.761. Accessed 12/05/2020.
  • Sullivan Bisson, A. N., Robinson, S. A., & Lachman, M. E. (2019). Walk to a better night of sleep: testing the relationship between physical activity and sleep. Sleep Health, 5(5), 487–494. Available at: https://doi.org/10.1016/j.sleh.2019.06.003. Accessed 12/05/2020.
  • Williams, P. T., & Thompson, P. D. (2013). Walking Versus Running for Hypertension, Cholesterol, and Diabetes Mellitus Risk Reduction. Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology, 33(5), 1085–1091. Available at: https://doi.org/10.1161/atvbaha.112.300878. Accessed 12/05/2020.