Descubre a qué hora debes tomar una ducha y por qué

Katherine Flórez · 27 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 27 febrero, 2019
Aunque deberemos tener en cuenta el resto de nuestras costumbres y rutinas diarias, la decisión de darse una ducha por la mañana o por la noche dependerá de los efectos que queramos conseguir

La ducha diaria es una buen hábito, sobre todo, si vivimos en una zona especialmente cálida y húmeda, practicamos deporte a diario o realizamos un trabajo físico.

Aparte del aseo personal, existen otras razones por las cuales nos damos una ducha como para relajarnos o refrescarnos simplemente.

El agua y los geles de baño producen daños en nuestra piel y cuero cabelludo.resecándolos e impidiendo la regeneración de la barrera protectora de la piel.

Puntos de vista respecto a la ducha la mejor hora para la ducha

Al tratarse de una práctica realizada por la gran mayoría de la población mundial, existen diversos puntos de vista respecto a la frecuencia y hora del día.

Uno de los que tiene más peso es el de ducharse por la mañana, antes de comenzar la rutina, y por la noche, justo después de culminar el día antes de conciliar el sueño.

Para alimentar la controversia frente al tema en cuestión surgen otro tipo de argumentos, teniendo en cuenta que se trata de algo totalmente personal y que depende de cada individuo.

1. Por aseo personal

Este argumento es quizá el más empleado por las personas para hacer uso de una buena ducha. A su vez  es el más lógico, ya que, el baño es sinónimo de limpieza o, por lo menos, eso sugieren.

2. Por placer

Aunque se lea algo loco para muchos, una gran cantidad de personas procura ducharse con el fin de complacer su organismo; en esta práctica se alberga el tema de la relajación, el cual suele ser bastante necesario para los músculos.

Lee también: 5 pasos para una ducha perfecta

La piel no se tiene en cuenta

problemas en la piel

No obstante, existe un elemento fundamental que pocos o ninguno tiene en cuenta: la piel. Este es uno de los factores más relevantes a la hora de ducharse.

La piel se encuentra protegida por la barrera hidrolípidica. Esta puede verse ampliamente afectada con el exceso de duchas al día o por los productos empleados para el baño como los jabones y geles.

La comunidad médica recomienda tomar una ducha al día, para evitar así que el exceso de esta práctica ponga en peligro la capa protectora de la piel. Puesto que, con el paso del tiempo, puede derivar en problemas como la dermatitis o las alergias.

Entonces, ¿a qué hora es adecuado tomar una ducha?

Sin dejar de señalar las distintas opiniones al respecto, cabe sugerir que existen argumentos válidos para ducharse tanto en la mañana como en la noche.

Estos son algunos de los que apoyan cada una de las teorías:

Tomar una ducha en la mañana

Es recomendable darse una ducha por las mañanas, siempre y cuando alguna de estas razones se encuentre presente en la rutina diaria.

  • Ser alguien madrugador.
  • Problemas para afeitarse en horas tempranas.
  • Cansancio al levantarse.
  • Sudor excesivo en las noches.
  • Jornada laboral poco exigente.
  • La ducha nocturna afecta las horas de sueño.
  • Tipo de piel grasa.
ducha

Tomar una ducha en la noche

Las razones para tomar una ducha por la noche, especialmente antes de dormir, suelen ser contrarias a las mencionadas en el apartado anterior.

  • Poco tiempo por las mañanas.
  • Utilizar maquillaje.
  • Cansancio excesivo.
  • Jornada laboral exigente.
  • Trabajos físicos fuertes (deporte o caminatas).
  • Exceso de sudor en el día.
  • Desplazarse en bicicleta.
  • Tipo de piel seca.
  • Necesidad de relajarse para dormir adecuadamente.

También te puede interesar: Cinco beneficios de ducharse con la pareja

¿Qué temperatura del agua es mejor para la ducha?

Tras exponer los argumentos para establecer qué hora es la más adecuada para tomar la ducha, queda otro tema por resolver: se trata de la temperatura del agua que debe emplearse en la ducha.

No es recomendable irse a los extremos, ni fría ni muy caliente, la temperatura más adecuada es la de 38 grados. No obstante, hay que evitar el agua excesivamente caliente puesto que elimina la grasa natural de la piel, y la deja seca y vulnerable.

  • Zhai, H., Wang, J., & Fang, Y. (2006). DUCHA: A new dual-channel MAC protocol for multihop ad hoc networks. IEEE Transactions on Wireless Communications. https://doi.org/10.1109/TWC.2006.04869

  • En naranja. (2016). ¿Qué tipo de calentador de agua es más eficiente?

  • Blanco S., H. A., De Williams, M. L., Velezmoro, A. C., & Aguilar L., V. H. (2014). Consumo de agua en actividades domésticas. Caso de estudio: Estudiantes de la asignatura saneamiento ambiental de la UCV. Revista de La Facultad de Ingenieria.