Descubre la importancia de conectar pensamientos, palabras y sentimientos

Aprender a conectar las palabras con nuestros sentimientos y pensamientos nos permitirá no solo gozar de una mejor salud emocional, sino que también repercutirá en nuestro bienestar físico

Tus pensamientos, palabras y sentimientos están conectados e influyen entre sí. De hecho, cuando te sientes triste o deprimido, sueles tener pensamientos negativos y, en consecuencia, te expresas con desconsuelo mediante las palabras.

Te recomendamos empezar haciendo un seguimiento de tus pensamientos, palabras y sentimientos. Puedes estar seguro de que, si logras identificarlos, obtendrás información valiosa que te ayudará a afrontar todo tipo de situaciones con las mejores garantías.

Debes saber que las personas que tienen buena salud emocional son conscientes de sus pensamientos, palabras y sentimientos, ya que han aprendido formas saludables de lidiar con el estrés y los problemas cotidianos de la vida. En consecuencia, se sienten bien en su interior y tienen relaciones saludables.

Por el contrario, aquellos que desean sentirse más unidos con los demás y no lo consiguen, lo primero que deben considerar es conectar con ellos mismos mediante los pensamientos, palabras y sentimientos. Conectar con uno mismo permite crear vidas que son significativas y satisfactorias.

Por supuesto, esto no elimina los sentimientos o comportamientos negativos, pero ayuda a sobrellevar las situaciones complicadas de manera más saludable.

Descubre la importancia de conectar pensamientos, palabras y sentimientos

Es mucho más fácil compartir tus pensamientos mediante las palabras que tus sentimientos. Ten en cuenta que compartir los sentimientos que están en tu corazón requiere de valor emocional y coraje. Esto te hace sentir expuesto y vulnerable, pero es lo que creará cercanía y conexión con las otras personas.

En cuanto a los pensamientos, es habitual crear nuestro propio sufrimiento con pensamientos negativos. Debes saber que las reflexiones del tipo “qué pasaría si…” son quizás las más perjudiciales. Si logras interrumpir estas dudas, las emociones negativas asociadas a esas ideas desaparecerán.

Ciertamente, existen 4 formas de cambiar los pensamientos:

  • Reflexionar
  • Discutir los pensamientos irracionales
  • Ser consciente
  • Pensar en nuevas formas de narrar la experiencia vivida

Asimismo, las palabras nos permiten expulsar los sentimientos de estrés, de tristeza o de la ansiedad causada por los problemas. Mantener estos sentimientos en tu interior puede hacer que te sientas algo peor.

Lee también: Los pensamientos rumiantes generadores de ansiedad

mujer feliz

De hecho, puede ser una buena opción compartir con tus seres queridos o allegados aquellos momentos en los cuales algo te molesta o te inquieta en tu interior.

Los sentimientos determinan tu estado de ánimo, además de influir en tus decisiones y por consiguiente en tu vida. Comprenderlos es de vital importancia, ya que son uno de los elementos centrales con los cuales debes convivir. Una correcta gestión de los sentimientos garantiza tu bienestar y felicidad.

“La mayor parte de nuestras opiniones son creadas por las palabras y las fórmulas, mucho más que por la razón”

–Gustave Le Bon–

Consejos para conectar pensamientos, palabras y sentimientos

Los pensamientos, las palabras y los sentimientos están relacionados de manera estrecha. Por ello, queremos proponerte algunos consejos para conectar estos tres conceptos:

  • Reconoce la diferencia entre pensamientos y sentimientos emocionales.
  • Nombra el sentimiento.
  • Describe la sensación de tal manera que la otra persona pueda experimentar sus sentimientos en la misma medida.
  • Verbaliza los sentimientos con las personas directamente.
  • Acepta que los sentimientos no son correctos ni incorrectos.
  • Comprende que los sentimientos van y vienen y cambian rápidamente.
  • Trata de no juzgarte a ti mismo ni a las otras personas por sus sentimientos.
  • Comparte tu sentimiento subyacente más profundo, no solo la sensación superficial.

Ver también: Aprende a eliminar los pensamientos negativos

Consecuencias de no conectar pensamientos, palabras y sentimientos

El hecho de no conectar pensamientos, palabras y sentimientos provoca una mala salud emocional, lo que puede debilitar el sistema inmunitario de tu cuerpo. Entre otras cosas, debes saber que esto te hace más propenso a tener infecciones y malestares durante momentos emocionalmente complicados.

A continuación, te presentamos las consecuencias que pueden producirse al no conectar pensamientos, palabras y sentimientos:

  • Dolor de espalda
  • Pérdida de apetito
  • Dolor de pecho
  • Estreñimiento o diarrea
  • Boca seca
  • Cansancio extremo
  • Dolores de cabeza
  • Alta presión sanguínea
  • Insomnio
  • Aturdimiento
  • Palpitaciones
  • Problemas sexuales
  • Dificultad para respirar
  • Rigidez en el cuello
  • Transpiración
  • Dolor de barriga
  • Ganancia o pérdida de peso

Por último, esperamos que este artículo te ayude a comprender la importancia de conectar los pensamientos, las palabras y los sentimientos. Recuerda que una mala conexión puede provocar una mala salud emocional, hecho que comporta consecuencias negativas en tu interior.