Descubre la importancia de tener la vacunación al día

Lorena González · 17 mayo, 2018
Tener la vacunación al día no solo es importante para el individuo vacunado, sino nos beneficia a todos como comunidad al prevenir contagios y aumentar así la inmunidad de grupo

¿Por qué es tan importante tener las vacunas? Aunque algunos temen a las vacunas, su función es protegernos. Al colocarlas en el cuerpo, se generan anticuerpos que actúan protegiéndonos de contactos futuros con agentes externos.

Así evitamos contraer la infección o enfermedad contra la que se ha vacunado. Esta es una de las medidas sanitarias de mayor importancia, y con mayor beneficio para las personas, ya que permiten prevenir y controlar enfermedades que pueden tener consecuencias fatales.

¿Por qué es tan importante tener la vacunación al día?

Mantener un esquema de vacunación adecuado y actualizado es fundamental. Lo es sobre todo en los niños de edades tempranas, y debería continuar durante toda la vida. No solo se busca proteger a la persona que recibe de forma directa la vacuna, sino también a los que se encuentran en su entorno.

Esto es lo que se conoce con el nombre de inmunidad de grupo, que solo se logra manteniendo el esquema de vacunación adecuado.

Por medio de la vacunación, se ha conseguido controlar de forma efectiva enfermedades como:

  • Viruela
  • Sarampión
  • Poliomielitis
  • Difteria
  • Hepatitis B

El éxito de estos programas ha sido tal que, gracias a un control exhaustivo, y a la aplicación de macrocampañas de vacunación, se han llegado a erradicar estas enfermedades que antes diezmaban poblaciones enteras.

Por eso, es de vital importancia que no se considere que las vacunas son algo que se hace en la etapa infantil. Posteriormente se ha de ir ajustando un esquema de vacunación, para tenerlo al día también en la edad adulta.

De este modo, se logra potenciar el sistema inmunitario de la persona y evitar los brotes de enfermedades que ya han sido controladas. Según las cifras obtenidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el uso de las vacunas logra evitar de 2 a 3 millones de muertes al año.

Mejor prevenir que curar

Vacuna contra la fiebre amarilla.

Es vital que la gente entienda y tenga siempre presente que es más fácil y más económico evitar la enfermedad teniendo las vacunas al día que curarla por no aplicar la vacunación adecuada.

A pesar de la lucha contra las enfermedades y la continua investigación para proveer de vacunas a toda la población mundial, existen distintos informes desalentadores de los centro de control y prevención de enfermedades.

Dichos estudios señalan que, aunque se ha logrado avanzar al pasar los años, todavía existen millones de personas en el mundo que no están vacunadas o que no reciben la vacunación al día, haciendo muy difícil la completa erradicación de las enfermedades. Y esto es así porque no tienen acceso a ellas.

Existen claras diferencias entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo. En el segundo caso, la vacunación para enfermedades muy comunes en personas adultas, después de los 19 años de edad, es muy bajo, o casi nulo.

¿Cómo se aplican las vacunas?

Una vacuna que renueva las esperanzas en la lucha contra el VIH

Las vacunas son administradas de una forma muy sencilla, por lo general, por medio de inyecciones. Muy pocas vacunas se colocan por vía oral, como es el caso de la poliomielitis, la fiebre tifoidea, el cólera y el rotavirus.

Muchas vacunas se colocan en dosis fraccionadas y para que su efecto se mantenga durante años deben colocarse en varias aplicaciones, todas en un tiempo predeterminado para lograr así una respuesta óptima del organismo.

En la actualidad, se han logrado combinar varias vacunas en una sola, de forma que se tenga que realizar una sola inyección, facilitando así su aplicación.

Esto es algo que ocurre ya con la hexavalente, que proporciona una protección contra diversas enfermedades:

  • Difteria
  • Tos ferina
  • Tétanos
  • Polio
  • Haemophilus influenzae tipo B (Hib)
  • Hepatitis B

Para que las vacunaciones se realicen al día, en la mayoría de los países se han ideado esquemas de vacunación. En estos se establece con claridad la vacuna, la dosis que debe colocarse y la edad en que se debe aplicar, así como el lapso en el que se deben colocar los refuerzos de cada vacuna.

Así, con los calendarios u esquemas de vacunación no deberían existir excusas para que la población esté protegida, tanto de forma individual como colectiva. Ahora sabemos por qué es tan importante tener la vacunación al día.